Inicio Opinión UNA FOTOGRAFÍA BORROSA DE LAS BICAMERALES

UNA FOTOGRAFÍA BORROSA DE LAS BICAMERALES

49

Casi una treintena de comisiones integradas por diputados y senadores no tienen actividad. Algunas supieron sesionar, otras ni siquiera se reunieron para verse las caras. La frustrada designación del defensor del pueblo. -Federico Malvasio-

El General, al que le adjudicaron tener frases para todo, dijo que “lo mejor para que una investigación no avance es crear una comisión”. Pues bien, sacando la pretensión concreta de un proceso investigativo, bien se puede utilizar el refrán de Perón para las “comisiones” a secas. Más aún, las bicamerales.

En el ámbito de la Legislatura entrerriana funcionan casi una treintena de comisiones bicamerales, integradas por diputados y senadores de las distintas fuerzas según su proporcionalidad, que no funcionan.

En rigor son 29 y el menú es muy variado. Por ejemplo hay desde una Comisión Protectora de Bibliotecas Populares, pasando por la Comisión Bicameral de Control y Seguimiento de la Participación de la Provincia de Entre Ríos en los Fideicomisos Financieros para la Construcción de Vivienda, hasta la Comisión Bicameral de Asuntos para la Integración Regional y Acuerdos Internacionales. En la página web del Senado están enumeradas una por una.

Según el artículo 57 del reglamento del Senado corresponde a la Comisión Legislativa Bicameral de la Región Centro de la Argentina, constituirse en el ámbito propicio para recabar información de actividades y proyectos y recibir a los distintos componentes del Estado Entrerriano –incluidos los Municipios–, proponer las vinculaciones entre sí, de manera de lograr una unidad de concepto para el posicionamiento de la provincia en la Región Centro, como así también para estudiar y proyectar las acciones a seguir para cumplir con los altos fines que los Estados provinciales han consensuado al crear la Región…”. Y sigue. La Comisión de la Región Centro podría ser una de las activas. Permanentemente se está mirando a Córdoba y Santa Fe cuando se ponen en debate reformas tributarias.

Otra comisión que pudo haber sido enriquecedora es la Bicameral para el Seguimiento y Fiscalización de la Asignación de los Recursos Obtenidos mediante operaciones de crédito para financiar los proyectos de Obras Públicas contratados por el Estado y China State. La misma se constituyó al calor de las inversiones para la creación de dos acueductos en el norte de la provincia con fondos chinos. La inversión, durante el segundo gobierno de Sergio Urribarri, no se concretó y el tema quedó judicializado. Gustavo Bordet anunció una readecuación de esas inversiones que habían movilizado a organizaciones gremiales y ambientalistas.

Homenaje

Un memorioso recordó ante Página Política que la última actividad que se conoció de una bicameral fue la que se creó para el seguimiento de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader). La integraban Teresa Grand en el Senado y Beatriz Montaldo en Diputados. Cuando se desató el conflicto de varias semanas por la nacionalización de la casa de altos estudios durante el segundo gobierno de Urribarri que tuvo como desenlace la normalización con la elección de Aníbal Sattler, a nadie se le ocurrió hacer sesionar a la comisión.

Hay comisiones bicamerales para casos concretos, como la de Jurado de Enjuiciamiento. Otro ejemplo: la Comisión Bicameral Permanente de La Defensoría del Pueblo. Esta última sí tuvo actividad. Cuando se decidió elegir al ombudsman de la provincia. Hubo convocatoria de candidatos, presentación de currículum, audiencias públicas y evaluaciones de los pliegos. Incluso se eligió una terna para designar, de una vez por todas, al defensor del pueblo como manda la carta magna reformada en 2008. Los elegidos fueron el ex senador Marcelo López, el abogado Sebastián Aguilar y Víctor José María Centurión. Cuando se estaba por dar acuerdo, la Cámara de Diputados, presidida por Jorge Busti, rechazó la terna bajo el argumento que el procedimiento en que se presentó la misma no era técnicamente y formalmente el adecuado. En su momento, se supo, que el trasfondo era la interna entre Busti y Urribarri. A 11 años de la reforma constitucional la provincia no tiene defensor del pueblo. Una foto perfecta de la institucionalidad.

Las últimas

En el período anterior se constituyeron nuevas comisiones bicamerales.

-La Comisión Bicameral de Narcomenudeo se creó en 2017 para abordar finalmente el proyecto que se convirtió en ley. La iniciativa se discutió en ese ámbito, pero puesta en vigencia la ley no se reunió más.

-El 18 de enero del 2018, tras un encuentro entre Bordet y el entonces presidente del bloque del PJ Ángel Giano, se anunció la conformación de una comisión bicameral para abordar el proyecto de reforma política que finalmente fracasó. Hubo encuentros en los que representantes de partidos políticos expusieron en ese ámbito que no se alcanzó a conformar como tal.

-En mayo de ese año Esteban Vitor propuso la conformación de una bicameral de control de las actuaciones y procedimientos para la contratación del servicio de caja obligada y agencia financiera a partir por vencimiento del actual contrato aprobado por Ley provincial Nº 9645.

-El 6 de noviembre también de ese año, en la Cámara de Diputados ingresó un proyecto para crear una comisión bicameral para “el examen, seguimiento y control de las contrataciones administrativas realizadas en el ámbito de la Legislatura provincial”. El autor, Urribarri, reconoció que es en el marco del caso que se investiga en la Justicia conocida como “contratos truchos”.

-La Comisión Bicameral de Derechos Humanos se reunió en agosto del año pasado para recibir las postulaciones de organizaciones sociales que pretenden integrar el Comité Provincial para la Prevención de la Tortura y otros tratos inhumanos y degradantes. Eses mismo mes, en rigor el 21, la Comisión repudió el discurso de Roberto Ildarraz, el ruralista de Federal que reivindicó el Terrorismo de Estado y pidió el voto por Mauricio Macri.

Excepto esta última comisión, a las demás no se les conoce actividad.