Inicio Global TRUMP Y ROHANÍ INTERCAMBIAN AMENAZAS E INQUIETAN A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

TRUMP Y ROHANÍ INTERCAMBIAN AMENAZAS E INQUIETAN A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

82

Los presidentes de Estados Unidos e Irán mantuvieron el tono bélico. La ONU, la OTAN y la UE pidieron rebajar las tensiones.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que no permitirá que Irán obtenga un arma nuclear, un día después de que la República Islámica anunciara el fin de los límites impuestos a su programa de enriquecimiento de uranio.

“Irán nunca tendrá el arma nuclear”, escribió el republicano en un tuit redactado en mayúsculas, quien multiplicó los mensajes amenazantes respecto a Teherán después del asesinato, en un bombardeo estadounidense en Bagdad, del general iraní Qasem Soleimani.

“No amenace nunca a la nación iraní”, respondió poco después, en la misma red social, el presidente iraní, Hasán Rohaní. “Quienes hacen referencia al número 52 deberían recordar también el número 290. #IR655”, publicó.

El mandatario iraní se refería así a un tuit del sábado de Trump, quien dijo que podría atacar 52 objetivos iraníes. La alusión al número 290 está vinculada a la tragedia del vuelo 655 de Iran Air abatido en julio de 1988 por un navío estadounidense en el Golfo Pérsico, y que costó la vida a 290 personas.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, alertó que “vivimos en tiempos peligrosos”. “Las tensiones geopolíticas están en su nivel más alto del siglo y las turbulencias aumentan”, afirmó en una declaración solemne en la sede de las Naciones Unidas.

“Este caldero de tensiones lleva a cada vez más países a tomar decisiones imprevisibles con consecuencias imprevisibles, y un profundo riesgo de errores de cálculo”, dijo sin mencionar explícitamente las tensiones crecientes en Medio Oriente pero en clara referencia.

“Mi mensaje es simple y claro: detener la escalada, ejercer una moderación máxima, retomar el diálogo y renovar la cooperación internacional”, pidió.

Por su parte la OTAN, la mayor alianza militar del mundo y entre cuyos miembros cuenta Estados Unidos, instó a Irán a detener las provocaciones.

Su secretario general, Jens Stoltenberg, aseguró que “los aliados pidieron moderación y distensión. Un nuevo conflicto no beneficiaría a nadie, por lo que Irán debe abstenerse de más violencia y provocaciones”.

Los ministros de Relaciones Exteriores de la Unión Europea, en tanto, se reunirán el viernes en Bruselas para abordar la crisis.

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, declaró por su parte este lunes que “lamenta profundamente” el anuncio de Irán sobre su decisión de levantar los límites al enriquecimiento de uranio. “La plena aplicación del acuerdo nuclear por parte de todos es ahora más importante que nunca, para la estabilidad regional y la seguridad mundial”, consideró.