Inicio Nacional SE EMPANTANÓ LA ELECCIÓN DE LA UCR DEL SENADO Y LLAMAN A...

SE EMPANTANÓ LA ELECCIÓN DE LA UCR DEL SENADO Y LLAMAN A NOSIGLIA

91

Nadienoff tenía los votos, pero lo sorprendió una rebelión de Julio Cobos, Cornejo y los alfiles del Coti. Desayuno de urgencia para destrabarlo.

El Senado tendrá este miércoles su sesión preparatoria para que juren los electos el 10 de diciembre y mientras el peronismo tiene definidas sus autoridades, la UCR no puede elegir su jefe de bloque a pocas horas de la jura.

Tiene tiempo hasta el 10 de diciembre, pero la falta de un acuerdo les impide confirmar los cargos de la Cámara que le serán asignados. “Nos dijeron que lo elegían después porque no se ponían de acuerdo”, bromeaban.

El PRO tendrá 8 senadores y Humberto Schiavoni será su jefe. El problema son los radicales: son 15, Luis Naidenoff quería repetir como jefe pero no reunía las 8 firmas necesarias. Julio Cobos había iniciado una inesperada rebelión, junto a la tucumana Silvia Elías de Pérez, los dos riojanos (Julio Martínez y Clara Vega) y los santacruceños (María Belén Tapia y Eduardo Costa).

El mendocino no estaría interesado en presidir el bloque sino que se plegaría a la rebelión de su gobernador Alfredo Cornejo y Enrique “Coti” Nosiglia, interesados en promover a Martín Lousteau. Los acompañan sus referentes Pamela Verasay y el pampeano Juan Carlos Marino. Como al menos alguno de ellos necesita, Naidenoff armó un desayuno este miércoles para resolver el pleito y llamaría a Coti para destrabar.

En el bloque creen que lo resolverá pero no será gratis. Cornejo quiere aprovechar para subir un escalón en su pelea con Gerardo Morales. “Tal vez le pida que no le dispute el partido, porque el bloque de diputados lo perdió con Mario Negri”, especulan.

Nosiglia sería clave, porque puede ablandar a Marino, Lousteau, Verasay y tal vez algún otro que le atienda el teléfono. Tampoco será gratis: Marino está por perder la bicameral de inteligencia y la de la biblioteca el Congreso, las dos de mayor presupuesto.

O quizá alcance con que Cobos y sus amigos revean su postura. Lo cierto es que hasta la noche, la firmas para reelegir a Naidenoff no estaban.

Los radicales seguirán teniendo como aliado al catamarqueño Oscar Castillo; pero como oposición a Juntos por el Cambio no le será fácil consolidar aliados. El sanjuanino Roberto Basualdo y el puntano Claudio Poggi tienen a sus rivales locales jugando fuerte con los Fernández y por lo tanto están cómodos en la oposición.

La neuquina Lucila Crexell llegó por el oficialismo pero necesitó de un duro pleito judicial para que la UCR no le arrebate su banca, heredada por el fallecimiento de Horacio “Pechi” Quiroga.

El salteño Juan Carlos Romero también compitió con Juntos por el Cambio pero un histórico jugador libre del Senado, aunque opositor al kirchnerismo.

Situación parecida que Carlos Reutemann, quien en los cuatro años de Macri jamás se le rebeló. Ahora tiene un gobernador peronista en la provincia. Después de 12 años.