Inicio Portada PETRÓLEO: SIN SEÑALES DE AF Y ATRASO DEL BARRIL CRIOLLO ACELERA DESPIDOS...

PETRÓLEO: SIN SEÑALES DE AF Y ATRASO DEL BARRIL CRIOLLO ACELERA DESPIDOS EN VACA MUERTA

73

Ya fueron enviados unos 600 telegramas y se prevén muchos más. El ministerio decretó la conciliación obligatoria e intimó a dejar sin efecto las desvinculaciones.

A pesar del fin del congelamiento de combustibles, el parate en la producción de Vaca Muerta continúa agudizándose y ya comenzó el envío de los primeros 600 telegramas de despido.

El problema es que las refinadoras se niegan pagar el barril de crudo a precio pleno porque aseguran que es imposible trasladar dicho salto al surtidor. Con una secretaría de Energía completamente ausente, hoy en día las productoras reciben unos 51 dólares por barril cuando la fórmula indica que deberían estar cobrando 55 dólares por el descuento que significan las retenciones.

Esto marca una brecha de 11 dólares con el Brent -valor de referencia a nivel internacional- que se traduce en un mayor incentivo para abortar los planes de inversión en el país y trasladarse hacia otras formaciones en el resto del mundo.

En los hechos, el recorte en los proyectos de inversión y la baja de equipos de producción es una situación que se observa desde la publicación del famoso decreto de Macri a mediados de agosto, quien tuvo el timming exacto de anunciar esta medida en el preciso momento en que las petroleras multinacionales estaban definiendo el presupuesto para el 2020.

El ajuste de los planes de las grandes compañías difícilmente pueda modificarse, pero las firmas locales tienen una mayor capacidad de adaptación ante un escenario de mejores precios, cosa que está lejos de garantizarse en el próximo gobierno.

Si bien en un primer momento Alberto Fernández dio varias señales al sector, a menos de dos semanas del inicio de su mandato todavía no está claro quiénes serán los referentes en la materia ni cuál será su política energética.

El principal nexo con la industria petrolera era Guillermo Nielsen, quien por estas horas parece estar afuera del próximo gabinete peronista. A su vez, su tan mencionado proyecto de ley que garantizaría incentivos fiscales a la actividad nunca llegó a manos de las petroleras y los borradores que trascendieron terminaron siendo desmentidos por el economista. “Están perdidos”, aseguran a LPO desde una importante jugadora en Vaca Muerta que tenía constante diálogo con Nielsen.

En este contexto es que llegaron los primeros telegramas de despido y tanto las petroleras consultadas por este medio como desde el sindicato estiman que llegarán muchos más. Sobre todo, ante el temor de que la próxima administración avance con una prohibición de despidos o decrete la doble indemnización.

Es por eso que el gremio que comanda Guillermo Pereyra envió una presentación al ministerio de Trabajo donde advierten que “de materializarse los despidos mencionados”, procederán “a la realización de medidas de acción directa”.

Sin embargo, es poco probable que una posición más combativa del sindicato pueda contrarrestar el preocupante cuadro que presenta la formación neuquina. Según los datos de octubre de la firma NCS Multistage, la cantidad de etapas de fractura se desplomaron un 53,84% sólo dos meses. A su vez, las empresas levantaron unos 13 equipos de perforación.

Por lo pronto, la secretaría de Trabajo decretó un período de conciliación obligatoria de quince días e intimó a las empresas a “retrotraer la situación a la existente con anterioridad al inicio del conflicto, dejando sin efecto los despidos producidos por el plazo que dure el presente procedimiento conciliatorio”.