Inicio Opinión IMPUTAN A JOSÉ ALPEROVICH POR LA DENUNCIA DE ABUSO SEXUAL DE SU...

IMPUTAN A JOSÉ ALPEROVICH POR LA DENUNCIA DE ABUSO SEXUAL DE SU SOBRINA

54

Lo hizo el Ministerio Público Fiscal, que además solicitó unificar las dos causas en la Justicia nacional, en Buenos Aires. -Irene Hartmann-

Desde que la sobrina del actual senador (ahora de licencia) José Alperovich denunció a su tío por abuso sexual en la Justicia nacional y de Tucumán, se sabía que tarde o temprano las causas terminarían unificadas en una sola jurisdicción. Si bien todavía no ocurrió, no falta mucho: este miércoles, el Ministerio Público Fiscal, además de imputar al ex gobernador tucumano, solicitó que se declare la incompetencia de la Justicia de esa provincia, de modo que la denuncia que la víctima hizo allí sea remitida a la causa que se tramita en la Capital Federal.

“La intervención del Ministerio Público Fiscal (MPF) tuvo lugar luego de que la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM) recibiera una denuncia contra Alperovich por presunto abuso sexual. Tras la remisión a la Cámara del Crimen para el sorteo de rigor y solicitar medidas de protección de resorte jurisdiccional, la fiscalía ordenó una consigna policial a los fines de resguardar la seguridad de la denunciante”, repasó el comunicado que difundieron los fiscales, donde se aclara, además, el inicio de una acción penal contra quien fue gobernador de Tucumán entre 2003 y 2015.

En cuanto al pedido puntual de incompetencia destinado a la justicia tucumana, el juez Facundo Maggio expresó su posición a Clarín: “Hay que esperar la decisión del juez a cargo de la investigación, el doctor Rappa; es él quien observará el dictamen fiscal, el cual desconozco, para ver si requiere o no la causa a mí. De ahí en más, yo resolveré de la forma más expedita, en caso de que lo solicite el juez”.

El pedido sorprende, justo un día después de que Maggio viajara a Buenos Aires para reunirse con su par nacional Osvaldo Rappa, con la intención de establecer acuerdos acerca de cómo llevar ambas causas. Según una alta fuente judicial, “la idea era entregar en mano copias del expediente para que el juez Rappa tomara conocimiento personal de las declaraciones de la víctima, dado que es una causa bastante excepcional en cuanto al trámite y en cuanto a la repercusión”.

Pero de esa reunión llamó la atención que no se tocara el álgido asunto de la competencia, que tarde o temprano cobraría relevancia. Es que, la recomendación en causas de abuso sexual es evitar procedimientos reiterativos que pudieran revictimizar a la parte querellante, algo que se resuelve “juntando” las denuncias en una misma jurisdicción, lo que además promueve una mayor “economía” en todo el proceso. Se toma en cuenta que, aunque los hechos hayan sido en lugares distintos, los “actores” son los mismos. En la jerga se habla de “causas conexas”.

Los tiempos ahora prometen acelerarse. Tras el pedido que concretaron la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional N°10 de Capital Federal (interinamente a cargo de Santiago Vismara) y la UFEM, a cargo de Mariela Labozzetta, resta esperar la posición del juez Osvaldo Rappa. Es decir, si le requiere o no la causa a Maggio. Una vez que la requiera, el tucumano tendrá tres días para responder, a su vez, si entrega la causa o no.

Si acepta, la instrucción seguirá su curso en la Justicia nacional, etapa que, por cierto, podría quedar a cargo del fiscal Vismara, y él, a su vez, darle intervención a la UFEM. Pero si Maggio se opone a renunciar a la competencia, la decisión quedará a cargo en un ámbito superior a estas jurisdicciones. O sea, la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Tras la aprobación del pedido de licencia de Alperovich en la Cámara Alta, fueron varias las voces que en estos días especularon con el curso que ahora toman los acontecimientos.

Así, circuló que se impulsaría “mover” la denuncia de Tucumán hacia Buenos Aires, dado el evidente corte conservador de la Justicia de esa provincia. Pero, además, por el perfil particular de Maggio, varias veces defensor de algunos de los personajes más cuestionados por los organismos en defensa de los derechos humanos, en varios juicios por delitos de lesa humanidad.