Inicio Economia EL ATAQUE DE TRUMP A IRÁN DISPARA PRECIO DEL CRUDO Y COMPLICA...

EL ATAQUE DE TRUMP A IRÁN DISPARA PRECIO DEL CRUDO Y COMPLICA CONGELAMIENTO DE AF

59

El petróleo salta un 4% y amplía aún más el atraso de los combustibles locales. Tensión en los mercados.

El nuevo conflicto geopolítico entre Estados Unidos e Irán disparó los futuros de petróleo a nivel internacional y puso en jaque al congelamiento de combustibles anunciado por Alberto Fernández.

Tras el ataque ordenado por Donald Trump que mató al poderoso jefe militar iraní Qasem Soleimani en el aeropuerto de Bagdad, el Brent llegó a subir un 5% y luego se estabilizó en 68,60 dólares el barril.

La suba se justifica en la expectativa de una respuesta del régimen iraní que desestabilice por completo a la región y termine afectando la producción mundial de hidrocarburos. De hecho, la hipótesis que mantienen los analistas es que Irak funcione como el teatro de operaciones entre ambos países, lo que traería serios problemas a la industria del segundo mayor productor de la OPEP.

Cabe recordar que el último incidente que puso en peligro la producción mundial a mediados de septiembre -con los ataques terroristas a la mayor planta de procesamiento de crudo del mundo en Arabia Saudita- provocó un salto del precio del Brent del 20%, que posteriormente fue mermando con el progresivo restablecimiento de la oferta.

Es por eso que el movimiento de este viernes es tan solo un primer ajuste que podría incrementarse rotundamente dependiendo del accionar de Teherán.

Por el momento, el Ministerio de Petróleo de Irak informó que todos los campos están operando normalmente, aunque reconocieron que los ciudadanos estadounidenses que trabajan en la industria para petroleras extranjeras están abandonando la ciudad de Basora, como había solicitado Trump.

En Argentina, la escalada impacta directamente en el plan económico del gobierno, que pretendía mantener fijos los principales precios regulados de la economía por lo menos durante los primeros meses de gestión.

El nuevo precio del crudo genera más tensión y aumenta el atraso de los combustibles locales que antes de este fenómeno las empresas ya situaban entre el 10% y el 15%.

A su vez, el golpe en los mercados internacionales afecta a los papeles argentinos, dado que ante esta incertidumbre, los capitales comienzan a buscar refugios de valor. “Esto va a pegarle sobre todo a los mercados emergentes porque ya estamos viendo un flight to quality que se ve en la suba del oro y los bonos del Tesoro de los Estados Unidos”, explicó a LPO el analista de mercados Francisco Uriburu.

“Eso nos pega en el riesgo país por la depreciación de los bonos y si llegara a mantenerse este sendero puede complicar la renegociación de la deuda. Para tener un acuerdo exitoso, los bonos no deberían perforar cierto piso”, agregó.