Inicio Portada CRISTINA KIRCHNER, A INDAGATORIA CON CRÍTICAS A JUECES

CRISTINA KIRCHNER, A INDAGATORIA CON CRÍTICAS A JUECES

56

Cristina Kirchner matiza con una declaración indagatoria largamente esperada la espera para su asunción como vicepresidenta, que se concretará dentro de ocho días.

Poco más de seis meses después de haber comenzado el juicio por el caso Vialidad, la expresidenta declara hoy en indagatoria ante los jueces del Tribunal Oral Federal Nro. 2, con lo que termina la etapa de indagatorias en un proceso que se inició con un contexto político totalmente diferente al actual. Declara tras haber cuestionado, ayer, a los magistrados por no haber autorizado la televisación de la audiencia.

La semana pasada, el tribunal rechazó el pedido de la defensa de Cristina de transmitir en directo, por radio y TV, la indagatoria, que comenzó a las 9.30. Ayer por la tarde, la expresidenta cuestionó en duros términos a los jueces que, en una decisión dividida, definieron que no habrá difusión directa.

“Mañana (por hoy), en Comodoro Py, tendrá lugar una audiencia oral del caso paradigmático de lawfare en la Argentina: la causa conocida mediáticamente como de la ‘Obra pública’, en donde las mentiras, difamaciones y descalificaciones sobre mi persona fueron planificadamente publicadas y televisadas en vivo y en directo”, criticó desde su cuenta de Twitter.

La vicepresidenta electa puntualizó que se transmitieron “desde las denuncias de diputados y dirigentes opositores, pasando por la filtración anticipada de las resoluciones de Julián Ercolini – el juez mutante de instrucción–, hasta la lectura en vivo y en directo del escrito del fiscal, plagado de descalificaciones impropias para esta clase de presentaciones, autorizada por el TOF 2”. Y remató: “El TOF 2, el mismo que ahora deniega la transmisión en vivo de mi declaración como acusada, que no es otra cosa que mi principal acto de defensa, cuando impulsó y votó la transmisión en vivo de otros juicios orales”.

Para Cristina, “en la Argentina, como en el resto de América Latina, la articulación de los medios de comunicación hegemónicos y el aparato judicial con el objetivo de demonizar y destruir a los líderes de los gobiernos populares y democráticos se ha transformado en un plan sistemático”.

Cristina es la última de la lista de 13 acusados en este juicio en declarar. Muchos de ellos se negaron a hacerlo y otros ocuparon varias audiencias con sus comentarios. El juicio comenzó el 21 de mayo y, según se especula, podría finalizar bien entrado el año 2021. El escenario político del juicio cambió drásticamente entre el comienzo, con Cambiemos lejos de la derrota electoral que sufriría, y el final, con Cristina como integrante de la fórmula presidencial que ganó las elecciones.

La acusación que pesa sobre la vicepresidenta electa es la de asociación ilícita, por presuntamente haber direccionado obras públicas patagónicas hacia empresas de Lázaro Báez, en condiciones irregulares. Además de la expresidenta y Báez están acusados, entre otros, Julio De Vido, José López, Nelson Periotti y Carlos Santiago Kirchner. Un peritaje sobre cinco obras otorgadas a Báez es una de las claves de este juicio.