Inicio Provinciales AGMER PIDE «URGENTE» CONVOCATORIA A PARITARIA

AGMER PIDE «URGENTE» CONVOCATORIA A PARITARIA

223

La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) pidió al Gobierno provincial una “urgente” convocatoria a la mesa paritaria salarial para acordar la pauta de aumento para los maestros para el año 2020.

Marcelo Pagani, secretario general de Agmer, le dijo a Entre Ríos Ahora que esa convocatoria deberá concretarse la próxima semana, porque a la siguiente los días hábiles merman por el feriado de carnaval, y en la próxima ya sería la fecha de inicio del ciclo lectivo 2020, el lunes 2 de marzo.

Pagani admitió que el escenario de discusión en 2020 es distinto a lo que ocurrió durante el gobierno de Mauricio Macri, que dejó a las provincias en soledad para discutir salarios con sus docentes. Al respecto, rescata el contexto actual, por dos motivos: se fija un piso salarial nacional, y se involucra al gobierno federal en el financiamiento del sistema, con el Fondo Compensador. De ese modo, asegura, se evitan las asimetrías.

“Al no tener durante 3 años paritaria nacional, se profundizaron las asimetrías. En Corrientes, por ejemplo, el sueldo inicial de un docente está en $15.600, y en La Pampa, en $34.000. Esto es inaceptable. La paritaria nacional fijaba un piso e impedía esto. Aspiramos a que en la paritaria nacional empiecen a corregirse estas asimetrías”, aseguró el dirigente.

Todos los sindicatos docentes están al aguardo de que avance la paritaria nacional –que hasta ahora ha tenido un solo encuentro, y no hay fecha para el segundo- pero Pagani entiende que Entre Ríos tendrá que darse su propia discusión salarial en paralelo a lo que ocurra a nivel federal. “En Entre Ríos vamos a exigir una propuesta salarial. No podemos no tener propuesta para el año 2020. Estamos esperando la paritaria nacional, que se demora, hubo un encuentro y no está previsto el próximo. En consecuencia, demandaremos en forma urgente para que la Provincia empiece la discusión en forma paralela a la discusión nacional”, planteó.

Pagani resaltó el proceso de discusión salarial que se registró en 2019 en Entre Ríos. “Claramente reivindicamos el acuerdo paritario del año pasado, que nos permitió dos cuestiones: recuperar lo perdido en el año 2018 y acompasar el proceso inflacionario de 2019. Ese acuerdo paritario fue producto de nuestra lucha. Una de las paritarias más importantes en el contexto que se dio, un contexto de política neoliberal, que no dejaba lugar a paritarias beneficiosas para el trabajador. Para este año, el horizonte es tener propuesta salarial que no solo permita acompañar el proceso inflacionario sino recuperar lo perdido. Durante el macrismo, muchos sectores perdieron frente a la inflación. Los docentes perdimos entre 14 o 14 puntos. El norte es recuperar esa pérdida”, afirmó.

El nuevo acuerdo que surja en 2020, entendió, deberá incluir otra vez la cláusula gatillo. “Ningún economista serio dice que la inflación va a ser menor al 40%. Un resguardo es la cláusula gatillo. Pero apostamos a más. Apostamos a Ir recuperando lo perdido. Por eso estamos convencidos de que es tiempo de discutir salarios no solo para no perder sino para recuperar lo que hemos perdido en los últimos 4 años”, agregó.

Más viviendas

Pero además de salarios, Agmer tiene otras demandas, y ya las ha planteado en los dos encuentros que ha mantenido, entre diciembre de 2019 y enero de 2020, con el presidente del Consejo de Educación, Martín Müller.

Pagani rescata el proceso de concursos que se viene dando en la provincia, un sistema que se “ha naturalizado”, dice y que supera años de postergación en la carrera docente. Y a la vez reclama que ese mecanismo se amplíe a cargos y horas cátedra de nivel secundario, donde no hay concursos desde el año 2003.

También manifestó su preocupación por el estado de la infraestructura escolar, “que no tuvo inversión durante los últimos 4 años” de parte de la Nación, y reclama que Educación resuelva el espinoso tema del control de las licencias por enfermedad de los docentes.

“Hay que terminar con cierto malestar que hay entre los docentes por estos temas”, afirma.

Y rescata lo positivo de una reunión con las autoridades del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda, donde plantearon tres ejes clave: que haya más planes de vivienda para el sector docente; que se termine de cumplir el plan de 1000 viviendas con financiamiento nacional –que terminó costeando la Provincia- y se concluyan las obras en Federal e Ibicuy; y la preocupación por la coexistencia de distintos niveles de cuotas que pagan los docentes adjudicatorios de viviendas. Algunos, abonan cuotas menores a $2.000, y otros con montos que están en los $8.000, que supone una gran afectación en salarios promedio de $24.000.

“Son cuotas claramente altas porque son viviendas sociales. Hemos pedido que se congele la cuota y haya fórmulas de cálculo que tengan en cuenta la evolución de los ingresos de los docentes”, puntualizó.