AF DIJO QUE ARGENTINA ESTÁ EN “VIRTUAL DEFAULT” Y NO PAGARÁ HASTA QUE EL PAÍS CREZCA

Su primer mensaje sobre la deuda va en línea con el período de gracia que propone su ministro Martín Guzmán.

Alberto Fernández le dedicó un capítulo especial al problema de la deuda en su primer mensaje como Presidente de la Nación y aseguró que “el país tiene voluntad de pago, pero carece de capacidad de hacerlo”.

El nuevo Jefe de Estado trazó un duro panorama de la herencia recibida al subrayar que “el gobierno saliente deja una situación de virtual default” y reconoció que “va a llevar un tiempo lograr aquello que todos queremos”.

El mensaje no fue bien recibido por el mercado, donde temen que haya “abierto el paraguas” para adelantarse a una inevitable cesación de pagos. Así, el riesgo país sube un 1% y los ADRs en Wall Street caen hasta un 6% y el Merval un 2,27%.

“No hay pagos de deuda que se puedan sostener si el país no crece. Para poder pagar hay que crecer primero”, fue otra de las grandes definiciones del actual mandatario que va en sintonía con la propuesta de su ministro de Economía Martín Guzmán de acordar un período de gracia en el cumplimiento de las obligaciones.

Como explicó LPO, Guzmán pretende asegurar la “sostenibilidad” de la deuda bajo un plan elaborado que incluya la postergación por al menos dos años en el pago de capital e intereses.

A sabiendas de ello, los grandes fondos de inversión le hicieron llegar una propuesta que patea por cinco años las obligaciones de capital sin imponer ninguna quita y ofrecen entre 5.000 y 10.000 millones de dólares para que el nuevo gobierno no tenga problemas en afrontar los vencimientos de intereses.

No obstante, este último punto no sería del agrado de Guzmán, que en su última entrevista con LPO, destacó: “Querer refinanciar vencimientos a tasas de mercado en el escenario actual sería elegir el camino de la agonía, pues la carga de intereses se tornaría tan grande que forzaría luego a un ajuste fiscal aún mayor, poniendo al país en una espiral recesiva, y hasta agravando el problema de la deuda, porque si la actividad cae la recaudación fiscal también cae”.

En cuanto al trato con los acreedores, prometió que mantendrá “una relación constructiva” tanto con ellos como con el FMI, aunque cuestionó que hayan tomado el “riesgo de invertir en un modelo que ha fracasado en el mundo una y otra vez”. Una advertencia que muchos interpretaron como el anticipo de una negociación agresiva.

Tal como reconoció Guzmán, los primeros tres meses serán fundamentales para llegar a un acuerdo que evite una cesación de pagos unilateral. El problema es que sólo en el primer trimestre caen vencimientos en torno al 4% del PBI, de los cuales hay unos 10.000 millones de dólares en obligaciones en pesos que difícilmente puedan cancelarse con emisión.

Sólo este importe representaría el 31% de la base monetaria. A su vez, el pago de intereses de todo el 2020 representará dos puntos del PBI solamente con acreedores del sector privado y 0,6 puntos con organismos multilaterales.

TRAS EL DISCURSO DE ALBERTO FERNÁNDEZ, EL MERVAL SE DESPLOMÓ 4,8%
En un martes negativo para las bolsas mundiales, el Merval había comenzado con una suba del 1%, pero tras las palabras del presidente la bolsa se dio vuelta.

El Merval había arrancado la rueda con cierto optimismo y avanzado hasta el 1%, pero con el discurso de Alberto Fernández se dio vuelta hasta desplomarse 4,75% con solo $529 millones de operaciones. De esta forma se desmarcó de otras bolsas como el Bovespa, que este martes bajó 0,46%. El Dow Jones que por el contrario había arrancado en rojo cambió de signo a un 0,01% positivo.

El desplome del Merval estuvo liderado por los bancos que tuvieron caídas de hasta el 7,9% como fue el caso del Supervielle. El Grupo Galicia perdió 7,1% y el Macro 7,3%. Esta caída estuvo en línea con lo que se observó en Wall Street donde estos bancos argentinos retrocedieron 5,1%, 5,8% y 5% respectivamente. Además, el ADR del Banco Francés Argentina perdió 4,5% en el mercado estadounidense.

Solo dos papales de empresas argentinas quedaron en terreno positivo este martes en Wall Street: Corporación América (5,3%) y Mercado Libre (0,2%). En el otro extremo, los más golpeados fueron Irsa Propiedades (-6,5%), Edenor (-6,2%) y Pampa Energía (-5,3%). YPF, por su parte retrocedió 4,1% y perdió todo el avance del día de ayer cuando se supo que la petrolera estatal había logrado perforar en Bandurria, Vaca Muerta, el pozo más largo del yacimiento.

En el mercado local, la caída fue más marcada: YPF se desplomó 5,3%, Pampa 5,5% al igual que Central Puerto y las Transportadoras de Gas Norte y sur perdieron 6,1% y 5,3%, respectivamente. Mirgor y Transener también tuvieron un día para el olvido con la caída del 5,5% y 6,1%.

“Al mercado no le va a caer bien lo que se desprenda del discurso de Alberto Fernández en la asunción respecto de que primero pongan el hombro los que mejor están porque seguramente implica mayores alícuotas en el impuesto a la renta financiera y en bienes personales, o al menos en algunos aspectos, como por ejemplo los bienes fuera del país. Así y todo yo no le daría mucha bolilla a la respuesta del mercado a la asunción. El mercado va a subir porque las acciones están muy baratas y los bancos siempre ganan plata, no importa cómo”, dijo a LPO el analista financiero Santiago Llull.

“Con Macri, que era más afín al mercado se deslistaron dos de las más grandes empresas, y el Merval pasó de los 850 dólares a los 1550 dólares en 2017 a 450 dólares en 2019. Me parece que hay que darle tiempo a Alberto Fernández para ver si aprovecha esta oportunidad para salir de la recesión o si se profundiza y terminamos en una crisis feroz. Yo le tengo fe y no me quedaría con la reacción del Merval de un solo día”, agregó el analista consultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *