PROVINCIAL no image

Published on septiembre 7th, 2018 | by concordia7

0

VARISCO: TODOS LOS CAMINOS CONDUCEN AL JUICIO ORAL

La cámara de casación de Paraná, confirmó la continuidad de las investigaciones sobre el intendente de Paraná, al denegar el pedido de su defensa de desestimar los cargos que pesan sobre el.

“De acá me sacan preso o muerto” lo escuchan decir en su entorno al intendente de Paraná Sergio Varisco, procesado en una causa por narcotráfico. Nunca pensó en renunciar y, aunque ahora la Cámara le dio un nuevo revés judicial, decidió ir por la reelección. En la capital de Entre Ríos reina la incertidumbre.

Varisco, ex diputado nacional por el radicalismo que ganó las elecciones con Cambiemos en 2015, está acusado de “financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes” y “peculado”. Es decir, por comprar droga con la plata de la Municipalidad.

Para la Justicia hay pruebas que lo incriminan en la compra de seis panes de cocaína junto a otros funcionarios municipales para Daniel “Tavi” Celis, un puntero que hizo campaña para el intendente y habría comandando la organización desde la cárcel. Celis, además, está a un paso de ir a juicio oral en la causa de la “narcoavioneta” que llevaba marihuana a Entre Ríos para repartir en camiones de basura municipales.

Golpeado primero por los allanamientos en su casa y en su despacho en el Palacio Municipal, Varisco se mostró cauto y se puso “a disposición” de la Justicia. “Tengo la conciencia tranquila. No hay nada para ocultar”, le dijo en mayo a Clarín. Pero cuando fue procesado sin prisión preventiva por el juez federal Leandro Ríos, luego de la aparición de un cuaderno con anotaciones, escuchas telefónicas y audios de Whatsapp que lo vinculaban con Celis en la compra de droga al por mayor, el intendente inició un contragolpe.

Comenzó con un eufórico acto en el Comité Provincial de la Unión Cívica Radical de Entre Ríos en el que habló de una operación política y defendió públicamente a la subsecretaria de Seguridad Griselda Bordeira y al concejal Pablo Hernández (Cambiemos), procesados con él en la causa. Pero la puesta en escena no tuvo efecto puertas para adentro y dos semanas después la UCR suspendió su afiliación.

También protagonizó un escándalo en el Concejo Deliberante de Paraná al irrumpir en una sesión para dar su mensaje. Todo terminó con incidentes por los que luego fue detenido el secretario de Medios municipal Juan Francisco Ramírez Montrull, denunciado por amenazas contra la viceintendente Josefina Etienot.

Fueron días agitados pero apelando a su “gran poder de convicción”, Varisco se encargó de repetir ante todos que no tenía nada que ver con la causa. Como parte de esa estrategia, hizo una gira por varios programas periodísticos nacionales. Así se mantuvo en su cargo, beneficiado también por una cuestión legal: la legislación provincial no contempla un mecanismo mediante el cual el Concejo Deliberante pueda destituir al jefe comunal, tal como sucede en otros lugares del país.

En paralelo, los abogados del intendente Miguel Ángel Cullen y Claudio Caffarello apelaron el procesamiento planteando una “nulidad” porque a Varisco, durante su indagatoria, no le dijeron que los fondos que habría utilizado para la compra de droga “eran del erario público”. También sostuvieron, al igual que el jefe comunal, que “no hay elementos” que lo vinculen con los delitos señalados y que “nada tiene que ver” con el narcotráfico.

Pero la Cámara Federal de Apelaciones de Entre Ríos rechazó el pedido y confirmó el procesamiento de Varisco, Borderia, Hernández, el inspector de tránsito Alan Nicolás Viola, Nahuel Jonatan Eduardo Celis y Jonathan Jesús Heintz.

Los camaristas Cintia Graciela Gómez Mateo, José Busaniche y Beatriz Estela Aranguren consideraron que hay “indicios suficientes para sostener, con el grado de probabilidad que esta instancia requiere, la existencia de una pluralidad de sujetos que estarían involucrados en actividades relativas al comercio de estupefacientes”.

Solamente le dictaron la falta de mérito a Ernesto Ramón González, un hombre vinculado a Celis y ex director de la Unidad Municipal N° 2.

El complejo escenario judicial no sacó a Varisco del tablero político. A pesar de haber tenido que dejar de lado sus aspiraciones a ser candidato a gobernador en 2019, ahora apuesta a ir por la reelección, según dicen cerca de él. Ya habría presentado la documentación para lanzar “Ser”, un partido vecinal que conformaría con dirigentes provenientes del Frente Renovador. Y en Paraná reina la incertidumbre.

Con el escándalo por narcotráfico, el Concejo Deliberante quedó dividido y cada proyecto que se llega al recinto, es exhaustivamente discutido. La lupa está en los fondos. “La contabilidad del municipio es un desastre”, dijo un investigador.

Varisco no solo es investigado por financiar el narco con fondos públicos. El próximo 23 de septiembre se conocerá la fecha del juicio en el que está acusado de favorecer por 1 millón y medio de pesos a una mutual “en concepto de adelanto de cuotas por saldos no cubiertos de los créditos otorgados por la entidad a favor de agentes del municipio” apenas asumió como intendente. Además, el Tribunal de cuentas de Entre Ríos objetó varios puntos del balance de la municipalidad del año pasado.

“Hay preocupación por los recursos económicos y la calidad y prestación de servicios”, dicen en el Palacio Municipal de Paraná. El mes que viene se discutirá el proyecto de presupuesto y, otra vez, si se le otorgan “facultades extraordinarias” al intendente para disponer de fondos.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑