Sábado 32°
19°
Domingo 32°
20°
Lunes 30°
20°

ECONOMIA

Published on febrero 14th, 2018 | by concordia7

0

UN CRÉDITO DEL FMI, EL ÚLTIMO RECURSO PARA FRENAR EL DÓLAR

El Gobierno no quiere que pase de $20, pero en menos de un mes perdió u$s 5.588 millones para contenerlo. -Salvador Di Stefano-

El gobierno nacional quiere pisar el tipo de cambio, la pregunta obligada es: ¿Podrán? Ante la duda rompa el vidrio y tome un crédito del FMI. Compra dólares a menos de $ 20,00.

El día 18 de enero de 2018 la caja de ahorro del sector público reflejaba un fuerte incremento, paso de U$S 1.885 millones el día 15 de enero de 2018, a U$S 9,677 millones el día 18 de enero de 2018. En la actualidad el saldo se ubica en U$S 4.089 millones, disminuyo en U$S 5.588 millones, y de ese total cerca de U$S 2.000 millones entre el 6 y 7 de febrero.

Todos los caminos conducen a pensar en una fuerte intervención del Banco Nación, que vendió por cuenta y orden del Tesoro, no es una afirmación es una suposición en función de los números que nos permite observar el Banco Central.

Se evaporaron U$S 5.500 millones de los U$S 9.000 que se tomaron en el mes de enero, con lo cual estimamos que solo quedan unos U$S 4.500 millones (antes de tomar la deuda había un saldo en el BCRA). Si bien una parte de estos recursos se utilizaron para pagar las rentas de los bonos que vencieron en enero, creemos que el Tesoro aprovecho la mayor demanda de dólares, y habría vendido unos U$S 2.000 millones en el mercado para financiar el déficit fiscal que tiene el Estado.

De esta forma podríamos decir que el gobierno cuenta con U$S 4.089 millones depositados en caja de ahorro de un banco público para enfrentar la corrida del mercado, calmar las aguas y que el dólar no pase de $ 20,00.

En cuanto al stock de Lebac, estaba al 31 de octubre de 2017 en $ 1.040.305 millones y al 7 de febrero de 2018 se ubica en $ 1.139.774 millones. Lo que podríamos decir que es una variación mínima para los últimos 3 meses y 15 días. El martes 21 de febrero vencen Lebac por un total de $ 469.281 millones, y lo más probable es que el BCRA se juegue a renovarlas a una tasa del 26,75% anual.

La base monetaria entre el 31 de octubre y el 7 de febrero creció en $ 200.000 millones y se ubica en un total de $ 1.069.189 millones, algo por debajo del stock de Lebac.

La relación reservas versus endeudamiento en el Banco Central nos da un dólar de equilibrio de $ 18,62 lo que nos hace pensar en el posible retroceso temporal.

Conclusiones

El gobierno se jugará a vender todos los dólares que sean necesario para parar la corrida. El balance del Banco Central muestra una mejora patrimonial ante la necesidad de salir a pedir dinero al exterior.

El gobierno apuesta que podrá capturar financiamiento en el mercado interno y externo en los próximos 45 días.

En medio de este escenario, la iliquidez en el mercado bancario crece, los depósitos a plazo fijo pagan entre 23% y 24% anual por grandes sumas de dinero. Esto trae como consecuencia un fuerte incremento en la tasa de los préstamos que se ubican en torno del 40% anual para préstamos personales y 29% anual para adelantos en cuenta corriente, en ambos casos sin contabilizar gastos administrativos ni carga tributaria que llevaría estos valores a niveles superiores al 50% y 40% anual respectivamente. Por si fuera poco, están desapareciendo los créditos productivos.

El Tesoro nacional y el Banco Central en una estrategia coordinada pueden controlar al dólar debajo de $ 20,00, en el corto plazo. Sin embargo, si la demanda sigue sostenida y continua la sequía en Argentina (lo que traería como consecuencia una pérdida de casi U$S 5.000 millones en exportaciones de granos y harinas), el segundo trimestre del año se pondrá muy complicado para el Gobierno y el BCRA.

No deberíamos descartar que si ello ocurre el as en la mana es tomar un crédito del FMI, que le solucionaría momentáneamente todos los problemas y le permitiría llegar a las elecciones presidenciales sin mayores contratiempos. Lo que tendríamos que saber, es si el ala política del Gobierno estaría dispuesta a asumir dicho costo.

La recomendación es no tenga dólares billetes, compre un bono argentino a 10 años, como por ejemplo el Bonar 2028 que vale $ 1.890 o U$S 94,20 lo que da una cotización del dólar de $ 20,06. Este título paga una renta de U$S 5,88 por año. Si en un año el bono vuelve a cotizar a la par, queda comprado a un dólar de $ 17,85. Si en un año el bono vale igual que ahora queda comprados a $ 18,88. Para quedar comprado a $ 20,06 en un año vista el bono debería valer menos de U$S 88,32, pero seguramente el dólar en plaza valdría mucho más que $ 20,06.

El negocio es comprar bonos en dólares, para ello hay que tener dinero formal, una cuenta bancaria, y salir del closet realizando inversiones en el mercado de capitales.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑