EDITORIAL

Published on marzo 26th, 2018 | by concordia7

0

UCR ENTRE RÍOS: “DE FRIGERIO, FUNCIONARIOS, TÍTERES Y TITIRITEROS”

CAMBIEMOS-ER, tiene, institucionalmente hablando, 28 intendentes, 12 diputados y 7 senadores, entre otros cargos electivos. (J.M.H.)

De los 28 intendentes, solo 1 proviene del PRO, Hein, de Basavilbaso, y su fuerza lo lanza como posible candidato a gobernador, el resto, todos radicales. De los 12 diputados provinciales, 4 del PRO, 8 radicales, y otro tanto pasa en el caso de los Senadores.

El PRO, como fuerza realmente constituida, en forma orgánica, a nivel provincial, no existe, lo mismo le pasa en casi todos los departamentos, grandes, chicos o medianos, frente a la UCR que se constituye en todos los departamentos y pueblos de la provincia.

Pese a todos esos aportes, la mesa provincial de CAMBIEMOS, tiene mayoría del PRO y aliados menores sentados a tal efecto, dejando a la UCR sin capacidad de decisión en ese ámbito, que por otra parte no emite opinión alguna sin la bendición del ministro nacional omnipresente, Rogelio Frigerio, quien, cual La Meca, espera siempre el peregrinar de muchos flojos de principios a su despacho, sinónimo de aportes frescos de fondos y puestos varios que acallan planteos generales de malestar, por futuros cargos y efectivo, que promueven el bienestar personal del recién llegado.

No conforme el PRO y sus satélites con esto, ahora van por la potestad de poner casi a dedo, el futuro candidato a gobernador de la fuerza que los tiene como minoría pero le permiten decisiones de amplias mayorías.

No quedan dudas que esta toma de decisiones, incluyendo las estrategias que se ponen en práctica para darlas por hechas, pasan por tan pocas cabezas que se podrían ordenar y ver en el marco de una sola foto.

El primero y centro, el ya nombrado ministro FRIGERIO, 2 O 3 mas pertenecientes al PRO-ER, que no siempre son los que aparecen en fotos y actos, algunos radicales, mas en notificación que en consulta, todo bajo la supervisión de un Peña, alter ego de campañas por venir a lo largo y ancho del país, sumado a deportivo encuesta Durán Barba, quien baja o no el martillo, segun “focus-group” y caprichos de Mauricio, como lo de Luís Miguel lo demuestra.

Después de eso, casi nada, solo algún radical “boina amarilla” repitiendo líneas bajadas, algunos otros balbuceando por sentirse corridos del espacio “angelado” de decisiones, alguna caricatura de malestar que, como buena caricatura, solo causa sonrisas.

Hecha esta descripción, y, analizando algunos planteos de las últimas horas, se puede ver que esa usina de instalar temas, candidatos y bajar adversarios a la total indiferencia, oxila entre las ganas de ganar la provincia, pero no a cualquier precio. Ese cualquier precio es que no gane una extracción radical, sería algo así como decía algún conocido de otros tiempos…”EL CANDIDATO ES MIO, MIO, MIO.

¿Ya no alcanza con un “boina amarilla” al estilo Benedetti?, ¿es necesario poner en la cancha para embarrarla, intendentes propios y aliados, de localidades que, siendo pequeños o medianos municipios, los transforma a sus titulares en autenticos desconocidos en lo que representa el 80%, por lo menos del padrón provincial?.

¿Que se busca al potenciar intendentes-candidatos cuasi desconocidos a menos de un año de presentarlos para la carrera final y sin tiempo de crecimiento en los grandes centros urbanos provinciales?, teniendo en cuenta que se adelantarán elecciones en Entre Ríos claro.

Potenciar a intendentes propios, como el de Basabivaso, aliados, como el de Chajarí, solo perceptibles en los micro-climas de sus municipios o de la dirigencia política, en definitiva representa plantear “cambios”, para que nada cambie. Ergo, “dejemos todo como hasta ahora, que así va bien”.

El fondo de la cuestión, en definitiva, es que la “usina” del PRO, hace rato que elijió tener un candidato propio, de confianza, o permeable a constantes “consejos” desde la “usina” mayor de La Rosada, o de lo contrario, seguir en las condiciones actuales que mal no nos vá, dirían.

Candidatos propios de peso, el PRO nunca tuvo, aún cuando el gran Mauricio, en un gesto de amistad, coloca a Etchevehere de ministro, a modo de instalarlo como posibilidad, cayendose al poco tiempo por sus “errores no forzados”, cumplido este paso, el rumbo es mantener las cosas como hasta ahora.

“Las cosas como hasta ahora” significa que, no pudiendo ganar con candidato propio, no dejando que llegue la UCR, apoyando candidatos menores en cuanto a peso electoral definitorio, es un camino de ida, QUE GANE BORDET, QUE BASTANTE BIEN NOS LLEVAMOS y vemos si armamos algo nuestro para el 2023.

Estas deducciones, que pueden sonar aventuradas, se demuestran a cada paso que dan quienes en el PRO planifican y toman decisiones en este tema, alcanza con leer en forma explícita incluso, sin necesidad de llegar a las entrelíneas.

Por eso puse al principio los datos de lugares institucionales, el PRO impone el presidente del bloque de diputados, con solo 4 de 12, deja en minoría a la única fuerza territorial provincial, UCR, en la mesa de decisiones, impone el presidente del bloque de senadores, igual que en diputados, se coloca en definidor de candidaturas que no tienen, opinan de dirigentes aliados sin respetar la autonomía de los partidos.

Si todo ese cúmulo de datos, no alcanza para definir que el PRO lleva adelante una estrategia de que Bordet continue en la gobernación en 2019, significa que realmente creen, desde esa fuerza, que pueden vender espejitos de colores cuando de salir de la General Paz se trata.

El problema en definitiva, no es la estrategia y sus formas para la futura gobernación, el verdadero problema es la gran estrategia imperante en el PRO a nivel nacional, con el fin de mantenerse en el poder, descartando aliados que sustentaron la llegada en 2015, aportando territorialidad a una fuerza vecinal, y hoy son material-partido descartable…”UCR, ya te chupé a los flojos, pero te quite el alma”…GO HOME, GAME OVER.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑