EDITORIAL no image

Published on octubre 9th, 2018 | by concordia7

0

SUICIDIO EN LA JEFATURA: LO QUE UN COMUNICADO NO DICE

Sebastián Pelayo, condenado a 13 años de prisión efectiva por una causa de abuso sexual, se suicidó, usando cordones y un cinturón, en una celda de la jefatura departamental de policía local. (J.M.H.)

Según fuentes bien informadas, a pocos minutos de conocer la pena en la que, por abuso sexual de un menor de edad en el barrio La Colina, y sabiendo que lo trasladarían a la carcel local para cumplir condena, Penayo decidió quitarse la vida en la celda de Jefatura de Policía, con el cinto que llevaba puesto en su pantalón.

El abogado defensor de Pelayo, Dr. Rafael Briceño, detalló que su cliente había recibido una condena a 10 años de prisión efectiva por la causa de abuso sexual y como agregado 3 años de prisión por violar la prisión condicional.

Luego de conocerse el suicidio de Sebastián Pelayo, desde la Policía enviaron un comunicado en el que tratan de explicar qué pasó.

En el mismo indican: “siendo aproximadamente las 10, se toma conocimiento que, en el sector de calabozos, un masculino se había quitado la vida”.

El personal del lugar constató lo que informaron. En la escena se encontraron con “un hombre pendiendo del cuello, de unos cordones de zapatillas y de un cinto a los barrotes de las rejas. Ante lo cual se constata que el mismo no tenía signos vitales; con la inmediata intervención del médico policial”, indican.

“En virtud del acontecimiento se comunica inmediatamente vía telefónica al Fiscal de Turno Dr. Núñez y Dr. Arias, quienes se hacen presente con el Médico Forense y toma intervención la División Criminalística”, explican.

El comunicado se extiende luego en el motivo de la condena, para luego entrar en el momento en que fue encontrado el hombre sin vida, detallando:

“Posteriormente, y encontrándose alojado solo en el sector de celdas, fue localizado por un funcionario que pasaba por el lugar, se dio rápida intervención al médico policial y a las autoridades judiciales pertinentes, quienes se hicieron presentes iniciándose causa caratulada “De oficio para establecer las formas y circunstancias en que perdiera la vida una persona de sexo masculino, de 33 años de edad’”.

Finalmente, desde la Policía informan que, entre las tareas investigativas, comenzaron con el cotejo de las filmaciones de cámaras de vigilancia. El cuerpo de Pelayo fue trasladado a la Morgue Judicial para ser sometido a una autopsia.

LO QUE EL COMUNICADO NO DICE:

Mas allá de la comunicación formal del hecho, por parte del área de prensa de la jefatura departamental de policía, dicho comunicado carece de mención alguna al hecho trascendente que no mereció párrafo alguno.

¿Como es que un preso, con condena efectiva, ingresa a la jefatura, es trasladado a un calabozo y no se le quitan elementos como cordones y cinturón de pantalón, elementos de claro riesgo para un preso de dichas características, y cumpliendo con los protocolos mínimos de seguridad para todo detenido?.

Alguien deberá dar a conocer algo mas que un simple comunicado notificando un suicidio dentro de las dependencias policiales, era una muerte evitable, y evitable por la falta total de rigor de la propia policía, a la hora de cumplir su labor con un mínimo grado de profesionalismo.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑