DEPORTES

Published on marzo 27th, 2018 | by concordia7

0

SI TOCA PERDER, QUE SEA DE OTRA MANERA

Mucho se puede analizar de semejante derrota, pero lo principal es el alma de un equipo, Argentina no la tuvo, porque desde el cuerpo técnico todo es confusión. (J.M.H.)

Cuesta tanto entender a un DT como Sampaoli que, viendo lo que pasó, cabe preguntar si hay alguna idea clara como para poder analizarlo y entenderlo, no se puede analizar la ausencia total de ideas, formas y lógica de juego, ante un rival que hace rato que demuestra ser lo mas solido del mundo.

España demostró una vez mas que la posesión de la pelota es de ellos, pero ha perdido partidos teniendo casi el monopolio de ella, el tema es que el técnico, en un delirio de lectura del futbol, llegó a pensar que es posible disputar y sacarle la posesión del balón a este rival.

Todos los rivales de España, chicos, medianos y grandes, entran a la cancha sabiendo que los españoles van a tener la pelota por lo menos, un 60% del partido, el problema es anularlos cuando la tienen y como se la usa cuando se la recupera.

España juega todo a toque corto generando espacios por movilidad en espacios chicos, usa muy poco el pase con mas de 30 metros de distancia, para eso abre la cancha y lateraliza el juego hasta encontrar el lugar donde desnivela por movimiento en dinaámica de juego, cuando no encuentra los espacios para perforar, muchas veces se transforma en un toqueteo intrascendente, lateral sin profundidad porque la pelota no logra llegar a los tres cuartos de cancha rival, o puerta de área, como la conocemos a esa zona.

Si se lo sale a presionar a España en su propia área, el equipo se alarga, se producen mas espacios y es lo mas comodo para España a la hora de salir con toque en pases cortos, ellos nunca dejan el esquema de equipo corto, pero mientras que cualquier equipo piensa que ser cortos es tener el equipo en un cajón de 30 metros por el ancho de la cancha, a eso los españoles lo hacen y encima lo acortan a unos 15 o 20 metros, lo que pone el juego en su comodidad y deja al rival sin espacios para jugar, cuando no se tiene la precisión en velocidad que ellos poseen.

Argentina hizo todo al revés, presionó arriba, mal, dejando espacios, sin relevos cortos, sin solidaridad entre líneas, sin lanzadores en cancha, sin alma de que jugamos y para que jugamos.

A España hay que esperarlo en bloque, presionar hombre en zona, con un equipo corto si, en 20 25 metros también, el tema es donde, en que zona del campo se lo presiona, para recuperar y poder salir en velocidad.

La zona del campo donde se lo debe esperar a un equipo como España, que casi no los hay, salvo Alemania por momentos, es con los delanteros 5 metros delante de la línea de mediocampo y la última línea de defensores, 15 o 20 metros detrás de la mitad de cancha, un bloque pero cerrado, en mitad de campo, esperando y provocando el error del rival para salir muy rápido de contra en velocidad por las puntas con un centro delantero rápido que acompañe por el centro para definir, mas la llegada de volantes que pisen rapidamente el área rival para ayudar a definir las pelotas cruzadas, o el pase al vacío en velocidad para evitar que el rival se abroquele en bloque y achique los espacios.

Argentina tiene los jugadores para hacer ese planteo y ganar un partido como el de hoy, Otamendi no tiene dinámica para pararse como último hombre en la mitad de la cancha y retroceder en velocidad si se pierde la pelota, su lugar en el mundo es 5 metros adelante del área grande, achicando y cortando en espacios reducidos, no puede salir al uno contra uno, no es Funes Moris, Rojo tampoco, sus cualidades son parecidas a las de Otamendi, Mascherano no está ya para jugar con mucho espacio, cada vez que Argentina se alargó para salir a presionar, no llegó a ningún cruce hacia los costados, igual que Biglia, para ese planteo debe jugar Kraneviter, con otro mas con igual velocidad.

Para salir en contra, al recuperar en mitad de cancha o tres cuarto propio, debe tener puntas veloces, Di María y Pavón, mas un centro delantero como Aguero, aprovechando la velocidad por las puntas o las diagonales y definir dentro del área rival en velocidad, o bien, una apuesta fuerte a la velocidad y potencia del chico Lautaro Martinez, acompañado por quien debe ser el gran titiritero de este equipo, Messi, que duda cabe, de media punta rotando en las posiciones detrás del centrodelantero y arrastrando marcas para facilitar el uno contra uno por las puntas.

Todo eso es probable hacerlo, material hay, el cuerpo técnico deberá decidir, o sigue apostando al mismo libreto que no funciona, sin importar el rival, o detenerse a estudiar rivales y armar equipo en función de las debilidades del rival.

Lo único que no hay es tiempo, falta tan poco que algo que se puede solucionar con trabajo, pasa a ser un problema contra reloj, sumado a las dudas de un DT que lucha en su interior, entre sus rígidas concepciones de presión presión, sin saber que la presión comienza cuando uno sabe aprovechar los muchos o pocos momentos en que se recupera el balón.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑