EDITORIAL no image

Published on agosto 27th, 2018 | by concordia7

0

SENADOR GIANO: LA MIRADA “FAMILIAR” DE LA JUSTICIA

El concordiense, presidente del bloque de senadores provinciales del oficialismo, aporta una interpretación por lo menos novedosa a la hora de criterios para definir jueces.(J.M.H.)

“En Concordia tenemos excelentes jueces y camaristas, en este caso en la competencia penal, con aptitudes, capacidades, experiencia, idoneidad y la formación necesaria para ser designados interinamente la Cámara de Casación Penal creada por la Ley 10.049 -sancionada en Agosto de 2011-” dijo Giano.

De sus palabras se desprenden, casi por decantación, dos o tres fundamentos preocupantes, cuando de criterios de designación se trata.

1) Suma una cuestión de supuesta pertenencia territorial para ocupar un lugar en la justicia provincial, dejando de lado que la geografía que abarca la cámara a designar, tiene competencia en más de media provincia, mas allá de Concordia. La Cámara concordiense, vale la pena recordar, será competente para entender en las causas penales provenientes de las siguientes jurisdicciones: Federación, Concordia, Colón, Uruguay, Gualeguaychú, Tala, Villaguay, San Salvador, Federal e Islas del Ibicuy.

2) Desconoce que dos de los tres nombres posibles ya son de esta ciudad, sin contar los innumerables puestos que profesionales de Concordia ocupan en diferentes estrados judiciales de la provincia, que a muchos, fuera de los límites de nuestro departamento, llevaron a interpretar como una “colonización” de la justicia, por parte de la ciudad con mayor peso político en la conducción ejecutiva provincial, desde hace décadas.

3) Al resaltar calidades morales humanas y profesionales por el solo hecho de vivir en un determinado lugar, tiende un manto de sospecha, por omisión, sobre quienes no “pertenecen” a nuestra ciudad.

4) Se arroga el senador un papel que lo sobrepasa, en el sentido de autoridad suficiente para terciar en estas cuestiones, por ser uno de los impulsores de la creación de la cámara, algo que no es excluyente de su accionar, ni se limita a los concordienses, muchos entrerrianos, mas allá de su pertenencia departamental, trabajaron para esta concreción.

5) El senador toma una actitud “preventiva” de territorialidad, ya que como bien el mismo dice, “…para ser designados interinamente la Cámara de Casación Penal”, “interinamente”, significa por un espacio acotado de tiempo hasta que se decida en forma definitiva, según interpreto desde el desconocimiento de los caminos de designaciones. Esto significa que, si el accionar de un integrante no concordiense de un total de tres, con dos que si lo son,  no lo conforma, tendrá el senador la oportunidad de plantear las modificaciones necesarias, en el momento que corresponda.

6) Por último, subyace un mensaje casi clasista en esta cuestión, al plantear la necesidad de pertenencia a una ciudad determinada, que me lleva a recordar una anécdota tragicómica, ocurrida a las pocas horas del asesinato de M. Marta García Belsunce en el interior de un barrio exclusivo y privado. Una señora, de las denominadas “paquetas”, salía desaforadamente a las puertas del “country”, casi al borde de un ataque de nervios, al grito de Vayanse!!!, vayanse!!!, dirigido a periodistas que se agolpaban en la entrada del barrio cerrado, alegando de que “esto se va a solucionar, no pasa nada, lo arreglamos adentro, como lo hacen en una “buena” familia”. Como si una muerte fuese cosa de “arreglar” entre quienes “pertenecen” a un determinado espacio físico, por privilegiado que sea el mismo.

El impartir justicia, los mecanismos que se deben tener en cuenta, y quienes pueden o no participar, va mucho más allá de un grupo determinado de profesionales pertenecientes a una ciudad determinada, tiene que ver con ciertos criterios de recuperación de la credibilidad perdida, que precisamente llevaron a que este tipo de declaraciones parezcan “natural”.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑