Lunes 26°
12°
Martes 28°
17°
Miércoles 30°
19°

DEPORTES

Published on noviembre 15th, 2017 | by concordia7

0

SELECCIÓN DE FUTBOL: EL “DISCURSO” MATA LA ESCENCIA

El inefable “Coco” Basile tiene dos frases de cabecera a la hora de jugar: “la heladera va en la cocina, el bidet en el baño” y “yo los paro a los jugadores en cancha, el problema es que despues se mueven”. (J.M.H.)

Con esto, el gran “vozarrón” quiere decir que se puede inventar en la creación de juego, en la dinámica de lo impensado, pero desde la escencia natural de cada jugador, en su lugar natural, con compañeros que sintonicen la misma melodía.

Ayer Sampaoli rompió la escencia, desvirtuó la naturaleza de los jugadores, antepuso su mirada teórica a la práctica en campo, según el material humano que tenés, y así nos fue.

El pobre Masche penando como lateral, sin la protección de un cinco que releve y recupere, solo Banega, disfrazado de cinco cuando su lugar en el mundo es de cara al arco rival, con espalda cuidada, generando profundidad en pases milimétricos, encima Masche encargado de todo el lateral ya que el volante por derecha iba por dentro y Pavón terminaba bajando ochenta metros para hacer sombra en la puerta del área propia, cuando su rendimiento máximo es por la franja, pero en los últimos 40 metros en campo rival.

“Alta presión en la salida rival desde la puerta del área rival, para recuperar rápido el bolo y sorprender”.

Suena barbaro…cuando el que lo hace es el Barca, que toca milimetricamente en velocidad en espacios reducidos y sus defensores se bancan en resto físico y velocidad un mano a mano en contraataque porque se para su última línea en la mitad de la cancha.

De que sirve recuperar el bolo en el área rival, si no tenemos espacios ni capacidad para jugar en tres metros con cinco jugadores juntos, los goles argentinos vinieron por falla de arquero del regional de Paraná campaña y por un contragolpe, espacios libres, que le permitió volar a Pavón, correr al Kun que define siempre en velocidad de cara al arco.

Para jugar con tres en el fondo deben ser tres flechas en los últimos cuarenta metros, tanto hacia adelante, como retrocediendo, mas un cinco que corte sobre los laterales, casi metido entre los centrales, para cubrir relevos de urgencia.

Enzo Perez, de cara al arco es de lo mejor del futbol mundial en mitad de cancha, con llegada al arco rival, en tanto alguien quite y se la entregue redonda sin querer hacer lo que el hace, como Banega.

Si a la derecha juega Enzo, el lateral debe ser un Mercado o Gomez de Lanús, mas un cinco a lo Kranevitter, o el pibe de Estudiantes, ahí se libera Pavón si la presión es en mitad de cancha y le quedan unos 30 o cuarenta metros para desnivelar en velocidad por la raya.

Otamendi sobre la izquierda en línea de tres, es prenderlo fuego, el cuerpo no le dá en velocidad en el retroceso, debe tener un tres que lo releve, un Tagliafico o un Emanuel Mas, sumado a un Acuña o Di María enganchado para adelante y adentro, liberando la banda para la subida del lateral.

Si Sampaoli cree que lo ayuda a Messi congestionando los espacios y jugando en cuarenta metros, que recuerde que le falta Iniesta y todos los “interpretes” que tiene en el once catalán.

Finalmente, el tema del nueve, si insiste jugar en poco espacio en cancha rival, es preferible el pipa, por lo menos de atropellada por potencia capáz empuja una, ayer la diferencia de potencia física en uno contra uno fue alarmante, como dijo Masche “nos pasaron por arriba”, no por juego, por potencia en velocidad en el uno contra uno, volaban por el aire en cada choque físico los argentinos.

Argentina debe plantarse, veinte metros en su campo, diez metros en campo rival, de manera que al recuperar, le den a sus delanteros, espacio suficiente para desnivelar en velocidad, no hay secretos, Pavón es flecha, no firulete, el Kun es oportunismo en movimiento, no generador de juego, Perez es pase entre línea con espacios adelante, Di María es letal en el uno contra uno hacia adentro y descargando, la línea, de cuatro, agrupada en zona achicando espacios a diez metros de los volantes en mitad de cancha, no hay secretos, el resto es “chamuyo” mata escencia.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑