PROVINCIAL

Published on enero 6th, 2018 | by concordia7

0

¿QUE UNE AL GREMIALISTA PRESO BALCEDO Y EL CONSUDEC EN ENTRE RIOS?

Marcelo Balcedo, el líder del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), multimillonario y tras las rejas, acusado del delito de lavado de dinero, consiguió convertirse en un gremialista millonario a partir del aporte, entre otros, de los trabajadores de la educación privada de Entre Ríos.

El diario “La Nación” revela en su edición de hoy que, desde hace al menos dos años, el Soeme comenzó a emplazar con cartas documento a institutos de educación privada de distintas localidades del interior reclamándoles aportes supuestamente inexistentes. Las intimaciones llegaron a institutos privados de Córdoba, Misiones y Entre Ríos.

El Soeme basaba sus envíos en una resolución de la AFIP que determina índices medios de trabajo para las actividades no docentes que se desarrollan en las escuelas privadas; es decir que estima cuántos trabajadores destinados a tareas de limpieza, maestranza y administración deberían tener esas entidades en función de la cantidad de alumnos.

Pero en Entre Ríos el nombre del Soeme comenzó a ser conocido mucho antes de que se desatara el escándalo judicial de ahora.

El 28 de abril de 2014, según reveló Entre Ríos Ahora en agosto de ese año, el Consejo Superior de Educación Católica (Consudec), la patronal que reúne a todos los apoderados legales de las escuelas públicas de gestión privada, firmó un acuerdo paritario con el Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y la Educación (Soeme), con alcance en todo el país, y en el caso de las escuelas, el beneficio llegó a todos los ordenanzas.

El acuerdo supuso la fijación de un sueldo básico, a partir de marzo de 2014, de $ 6.739, y a partir de julio, de $ 7.076, muy por encima de lo que percibe, por ejemplo, un maestro en Entre Ríos, entonces con un básico de aproximadamente $ 4.500. Aunque además se incluyó en aquel acuerdo la obligación para cada trabajador de realizar un “aporte solidario” al sindicato Soeme, equivalente al 2,8% mensual “de la remuneración bruta total percibida mensualmente por el personal no docente”. Y a eso se sumó también una “contribución patronal” que debían hacer todas las escuelas privadas del 1% “mensual de la remuneración bruta total” abonada a sus ordenanzas.

El Consejo General de Educación (CGE), a través del área que controla las escuelas privadas, aplicó la retención a todos los ordenanzas que se desempeñan en las escuelas públicas de gestión privada de ese “aporte solidario” sobre salarios ficticios: el acuerdo salarial no se aplica en Entre Ríos, aunque sí la contribución a Soeme de cada ordenanza.

En realidad, ese “aporte voluntario” al Soeme había sido oficializado, en 2012, por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

El 16 de febrero de 2012, el Ministerio de Trabajo de la Nación homologó un acuerdo al que llegaron el Soeme y la Confederación Argentina de Instituciones Educativas Privadas (Caiep) a través del cual se creó un “aporte voluntario” que los colegios privados debían retener a sus ordenanzas, equivalente al 2,5% de la remuneración bruta, más un 1%, que aportarán las patronales.

El asunto generó inquietud, y en algunas jurisdicciones, como en Santa Fe, un abierto rechazo, al punto que el tema se llevó a la Justicia. El planteo central partió de la base de considerar que Soeme aplicó un aporte compulsivo a los empleados no docentes de los colegios privados a trabajadores que ya estaban afiliados a otros sindicatos. En algunas provincias, hubo resistencia, pero de inmediato sobrevinieron demandas judiciales de parte de Soeme.

Lo curioso es que el Soeme es un sindicato que no tiene delegación en Entre Ríos: aquí el gremio de Balcedo operó siempre a distancia. De modo que la práctica para el cobro que aplicaban con los colegios privados eran, según señaló un apoderado legal a Entre Ríos Ahora era por “carta documento y apriete”.

-¿Siguen aportando los colegios privados de la provincia?
-Sí, seguimos aportando.
A Balcedo lo investiga el juez federal de La Plata Ernesto Kreplak, quien dispuso congelar las cuentas bancarias del sindicalista, de su mano derecha Mauricio Yebra y del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) en el ámbito de la causa en la que se investiga operaciones de lavado de dinero por un monto superior a los $80 millones ocurridos entre 2012 y 2013.

Balcedo, secretario general de Soeme, y su esposa, Paola Fiege, fueron detenidos esta semana en su mansión El Gran Chaparral, en la localidad de Piriápolis, Uruguay, y se le secuestraron tres armas de guerra, US$500.000 en efectivo (guardados en una caja fuerte) y 14 vehículos de alta gama valuados en más de dos millones de dólares, entre ellos, un Mercedes-Benz edición McLaren, una Ferrari y un Porsche.

Redacción de Entre Ríos Ahora.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑