LOCAL no image

Published on junio 15th, 2018 | by concordia7

0

PRESUNTO FRAUDE Y PECULADO EN LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA DE LOS CHARRÚAS

Juzgarán a un ex intendente. Elevarán a juicio la causa. El ex intendente de Los Charrúas, Rubén Chaparro, será juzgado por presunto fraude y peculado.

El jefe comunal fue denunciado en marzo de 2017 ante el fiscal José Arias de Concordia, el mismo que logró las sentencias en la causa por irrregularidades en terrenos fiscales de Puerto Yeruá, ahora por certificar como concluidas y pagadas obras de cordón cuneta y cloacas siendo que no están terminadas.

Chaparro está imputado junto a un ex funcionario municipal y un empresario. La causa caratulada “Chaparro, Rubén Darío / Segovia, Ramón José y Doubña, Alexandre Emmanuel s/defraudación a la administración pública”, será elevada a juicio próximamente.

Chaparro, Segovia y Doubña fueron denunciados por el actual intendente de Los Charrúas, Ariel Panozzo Zénere, en marzo de 2017, bajo la asesoría letrada de Rosa Kuhn, tras verificar que dos obras públicas -cloacas y cordón cuneta- habrían sido certificadas como concluidas y pagadas en su totalidad por la gestión anterior, siendo que en los hechos no estaban ni están terminadas. La cifra del presunto fraude supera los dos millones de pesos.

Aunque en esta causa no ha sido imputado, el asesor legal de Los Charrúas durante la gestión Chaparro era Julio César Larrocca, que cumplió esa misma función en Puerto Yeruá y en tal carácter fue condenado en mayo último en primera instancia por el reparto de tierras fiscales a precios viles, condena que no está firme, tras ser apelada por el dirigente de AFA ante la Cámara de Casación en Paraná.

Otro funcionario compartido por ambos municipios es el Contador Marcelo Rivera, cuyo testimonio fue clave para descubrir lo sucedido en Puerto Yeruá y que, según trascendió, también habría aportado datos para esclarecer lo acontecido en Los Charrúas.

La trama

Tras algo más de un año de labor investigativa, el Fiscal Arias se apresta a indagar hoy viernes a los acusados, para luego solicitar la elevación a juicio de la causa, tras reunir pruebas respecto de dos hechos concretos:

Primer hecho. Según Arias, durante los años 2014 y 2015, Rubén Darío CHAPARRO, en su carácter de Presidente Municipal de Los Charrúas y Alexandre Emmanuel DOUBÑA, en su carácter de Director Técnico o fiscalizador municipal de las obras, actuando con la participación necesaria de Ramón José SEGOVIA, en su carácter de adjudicatario de obras públicas municipales, habrían falseado los certificados de obra y las planillas de certificación de obra correspondientes a las obras “Red Cloacal: Sector I” y “Saneamiento, cordón cuneta y badenes – Sector I”, llevadas a cabo en el marco del Programa “Más cerca, más municipio, mejor país, más patria”, dando cuenta de un avance en tales obras que era por entonces inexistente así como también habrían falseado las actas de finalización de dichas obras de fechas 03 de julio de 2015 y 03 de agosto de 2015, respectivamente”.

Segundo hecho. El Ministerio Público Fiscal entiende que entre el año 2013 y hasta el año 2015, Rubén Darío CHAPARRO, actuando con la participación necesaria de Ramón José SEGOVIA y de Alexandre Emmanuel DOUBÑA, habría sustraído dinero del patrimonio municipal que administraba mediante distintos cheques a favor del propio Segovia por un monto de pesos un millón ochenta y nueve mil ochocientos cincuenta y nueve con 67/00 ($1.089.859,67) en relación a la obra “Red Cloacal: Sector I” y por un monto de pesos un millón veintinueve mil cuatrocientos tres con 07/00 ($1.029.403,07) en relación a la obra “Saneamiento, cordón cuneta y badenes – Sector I”, ambas llevadas a cabo en el marco del Programa “Más cerca, más municipio, mejor país, más patria”, todo lo cual se habría realizado violando los deberes a su cargo y abusando de sus funciones, entregándole esos cheques a Segovia sobre la base de los “falsos certificados de obra, de las falsas planillas de certificación de obra y de las falsas actas de finalización de dichas obras que había suscripto previamente”.

Falsificación de documentos públicos y peculado

En cuanto a la calificación legal de los delitos, Arias acusa al exintendente peronista Rubén Darío Chaparro como “autor material” de “falsedad ideológica de instrumento público” en concurso ideal con “peculado”.

A Doubña lo considera “autor material” de “falsedad ideológica de instrumento público” en concurso ideal con “peculado” en calidad de partícipe necesario.

Por último, al empresario Ramón José Segovia lo señala como presunto “partícipe necesario” del delito de “falsedad ideológica de instrumento público” en concurso ideal con “peculado”.

La punta del ovillo

La abogada Rosa Kuhn, actual asesora legal de la Municipalidad de Los Charrúas, contó a El Entre Ríos cómo descubrieron la maniobra que derivó en la denuncia formal en la Justicia y la posterior investigación del Ministerio Público Fiscal.

Todo empezó cuando allá por “marzo de 2016, al intendente Ariel Panozzo Zénere lo convocan desde Paraná para entregarle un cheque de 40.000 pesos. Sinceramente, no sabíamos para qué era esa plata. Resultó ser el fondo de garantía de la obra de las cloacas, los últimos 40.000 pesos que había que recibir por esa obra”.

Después que la municipalidad depositó el cheque, desde provincia comenzaron a reclamar que la comuna presente el fin de obra y rinda cuentas del cheque. “El contador citó al constructor, Ramón José Segovia, pero el empresario no presentaba facturas ni venía a reclamar los 40 mil pesos. Había algo raro”, relató Rosa Kuhn.

Una vez que dieron con los expedientes, saltó a la vista que en los papeles se hablaba de la culminación de las cloacas en cuadras que hasta el día de hoy carecen del servicio, recordó la asesora letrada: “Lo primero que vimos fue una declaración jurada firmada por Chaparro en septiembre de 2015, días después de perder las PASO, diciendo que la obra estaba concluida en un ciento por ciento, que se habían hecho todas las conexiones domiciliarias. Eso ya sonó rarísimo”.

No fue la única sorpresa. “El primer certificado, a fin de febrero de 2014, a sólo 20 días del inicio de ambas obras -cordón cuneta y cloacas-, informaba de un avance del 40%”, precisó la abogada. La verificación técnica llevaba la firma de Dobña, otro de los imputados por el Fiscal Arias, que se había matriculado como maestro mayor de obras apenas semanas antes.

También llamó la atención que las obras recién figurasen como iniciadas en febrero de 2014, “siendo que el empresario Segovia había cobrado un anticipo financiero de 400 mil pesos en septiembre de 2013”, agregó Kuhn.

La triple excavación

Lo cierto es que las cloacas, que en los papeles figuran como terminadas y pagadas, en la realidad distan y mucho de haber sido concluidas. Lo saben los vecinos, que no tienen el servicio, y también lo saben los inspectores que se tomaron el trabajo de escarbar para despejar toda duda.

“Un mes después de que nos reunimos con el empresario Segovia, hicimos actas de constatación con escribanos para acompañar la denuncia. Esa fue la primera excavación que se hizo, para verificar hasta dónde había llegado la obra”, rememoró la abogada Rosa Kuhn.

Pero en total fueron tres las excavaciones: “primero el municipio, después excavó el Fiscal y por último vino la provincia, que tenía que responder los oficios, a inspeccionar hasta dónde habían llegado las obras”.

Kuhn aprovechó para resaltar que recientemente el actual intendente logró que el municipio adquiriera con recursos propios una retroexcavadora. “El paso a seguir sería comprar caños, también con fondos de la comuna, y empezar cuadra por cuadra a ejecutar la obra con personal municipal”, mientras se aguarda que el ENOSA apruebe el financiamiento para un proyecto mucho más ambicioso, que incluye todo el tendido de cloacas que le falta a Los Charrúas.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑