Lunes 26°
12°
Martes 28°
17°
Miércoles 30°
19°

EDITORIAL

Published on diciembre 5th, 2017 | by concordia7

0

PAMI: EXPERIMENTANDO CON LOS SECTORES MAS EXPUESTOS

Una gran frase dice: “PINTAME TU ALDEA Y PINTARE EL MUNDO”, si la tomamos para analizar decisiones que toma el gobierno de Macri, tal vez entendamos desagisados mayores. (J.M.H.)

Hace pocos días, el gobierno nacional eyectó de la regional XXI del PAMI, que abarca la mitad de la provincia, sobre la costa del Uruguay, a la doctora Charadía, en su puesto de máxima responsable, alguien proveniente de la renovación peronista o masismo, incluso no pocos la ligan al sector bustista, habiendo llegado a ese lugar por la amistad existente del ex gobernador con el ministro Frigerio.

Todo indica que la salida tuvo como motivo, el alineamiento de Busti al PJ provincial, abandonando aquel coqueteo que llevó a su propia esposa a compartir listas con el inefable De Angeli, y lograr una banca de diputada nacional, lejos de lo que hoy apoya.

En su lugar, intempestiva, y hasta donde indican distintas fuentes de CAMBIEMOS, INCONSULTAMENTE, se acaba de nombrar en ese lugar clave, al ingeniero concordiense Lucas Larráz, hombre del riñón del PRO local, heredero de una línea desarrollista, por parte de su padre, y muy cercano al funcionario y amigo del ministro Frigerio, Eduardo Caminal.

Hasta aquí, nada nuevo bajo el sol diría el paisano, salvo que no hay antecedente alguno en la materia PAMI, que acredite al ahora funcionario, para ejercer el cargo con algún conocimiento previo del área.

Tampoco esto significa un impedimento, desde ya que Larraz goza de una reputación clara en su larga actividad profesional dentro del sector privado, como…ingeniero.

Lo preocupante no es que el ahora titular del PAMI pueda o no desempeñar dignamente el cargo, es más, deseamos todos que supere las expectativas, lo que si preocupa es la forma en la toma de decisiones del PRO, a la hora de poner funcionarios.

Es esa lógica heredada de la “vieja” política, de colocar lo mas cercano y a mano en la “interna chica”, por sobre un sinfín de posibilidades de lograr nombramientos de aquellos que, mas allá de sectores internos o aliados políticos circunstanciales, se formaron durante años para ocupar áreas específicas como este caso.

Los distintos dirigentes del radicalismo local, y sus autoridades formales, nunca fueron consultados, siendo que ese partido, integrante de la coalición, posee en sus filas, destacados y formados profesionales en salud, con ejercicio en el área social y de salud a nivel estatal, que podrían evitar todo un tiempo de aprendizaje y adaptación del ingeniero Larráz, donde precisamente lo que no sobra es tiempo.

El PRO vuelve a cometer el mismo error sistematicamente, y cuando un error es sistémico, deja de ser error para convertirse en un plan determinado, por una lógica de gobernar, que en el caso del macrismo, significa ocupar los espacios de poder, mas allá de quienes y como lo ocupan, en tanto y en cuanto respondan a un marco de confiabilidad interna necesario, por encima del desempeño en el puesto.

Eso es construcción de poder acrítico, con el fin de “homogeneizar” discurso y “acción por parte de sus funcionarios, visto desde afuera, asegurar espacios claves de poder que en el futuro permitan planificar sin voces disidentes, una continuidad en el gobierno.

Es una verdadera lástima, sobre todo, y en este caso en particular, porque el ingeniero Larráz sería tremendamente util en otros temas, dada su profesión y dedicación, como puede ser el sector de vialidad, rutas, vivendas, planes de infraestructura, etc,etc.

Nada bueno puede salir de un gobierno que nombra funcionarios mirando la próxima elección, dejando de lado la generación de cambios estructurales que necesitan una mirada mucho mas profunda que la coyuntura de una elección o la simple permanencia en determinados espacios de poder.

No obstante todo lo dicho, es deseable que al ingeniero Larráz lo acompañe la buena gestión y en forma rápida, muchos adultos mayores con un sinfín de problemas en PAMI, lo van a agradecer por lo que les resta de vida, no es en definitiva un cuestionamiento a nombre alguno, es a una metodología de designaciones que salta escalones en nombre de una velocidad que luego se transforma, como en otros casos, en quietismo alarmante.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑