PROVINCIAL

Published on abril 15th, 2018 | by concordia7

0

NUEVA TECNOLOGÍA GANADERA

Para información, formación y conocimiento. -Sergio Dezorzi-

Como muchos de Uds. saben, desde el comienzo mismo de su vida independiente, la Argentina tuvo en la actividad agropecuaria y las economías regionales el pilar estratégico que sustentó el crecimiento del resto de su economía, otorgándole grandes ventajas competitivas en la producción de alimentos.

La carne ha sido unos de los Comodities de excelencia de nuestro país, por las condiciones naturales de nuestro territorio, esas condiciones, aseguran la obtención económica de materias primas de gran calidad para la industria Frigorífica.

Con un grupo de productores que analizamos la preocupante realidad de la producción ganadera, que tiene su origen en la falta de política activas para con el sector y, convencidos, que la competitividad sostenible a largo plazo, se apoya en ventajas creadas por el hombre, no de las heredadas de la naturaleza, comenzamos a investigar el porqué de los bajos índices de producción y de la baja eficiencia en el negocio ganadero que ha hecho, que muchos productores pequeños y medianos no hayan podido sostener la actividad, en mucho casos desapareciendo como productores, a otros los llevo a vender sus rodeos y dedicar o alquilar sus tierras para agricultura por la falta de rentabilidad.

Claro está que el desarrollo tecnológico de la agricultura produjo grandes cambios en la producción de granos que la hizo más rentable, con tecnologías que han modificado la resistencia a insectos y malezas.

Pero esto ha llevado a que muchos, en la desesperación por no perder, lo que les quedaba, haya llevado a producir soja en zonas no aptas que siempre fueron ganaderas con el consecuente desastre del equilibrio ecológico y económico que esto ha producido.

Además los cambios políticos-económicos de los últimos 30 años que van desde el Neoliberalismo de Menem al populismo de los Kischner hicieron que se concentrara toda la actividad primaria sobre las proteínas vegetales por la necesidad imperiosa de Dólares frescos para poder mal administrar sus políticas nefastas.

Conclusión, en los 10 años del Menemismo desaparecieron 200 mil pequeños y medianos productores, produciéndose la concentración de tierras más vergonzantes de la historia Argentina, entre otras cosas y, durante el Kischnerismo, desaparecieron 50 mil productores, el avasallamiento de las instituciones y la intención de arrodillar al sector más dinámico de la economía argentina, para quedarse con absolutamente toda la renta.

Comenzaron con un proceso de liquidación de stocks sin precedentes, con control de precios internos y limitaciones a las exportaciones. Como consecuencia, en los últimos 10 años, 173 frigoríficos cerrados, se perdieron 18.500 puestos de trabajo, 14 millones de cabezas menos, se perdió de producir 2,4 millones de toneladas de carne y, cero presupuesto durante 12 años en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías aplicadas a la ganadería.

En ambos casos y con políticas en lo aparente tan diferentes dejaron a esta importante actividad, abandonada, sin poder de reacción y con una gran cantidad de compatriotas trabajadores rurales, engrosando las listas de desempleados en la gran mayoría de los casos en las villas de las periferias de las ciudades de nuestro país.

A partir de esta realidad con un grupo de productores, en silencio, sin hacer demasiado ruido y, por nuestra cuenta comenzamos a trabajar en nuevas alternativas para la producción y tecnologías de la ganadería y, entre muchas cosas, hemos comprobado científicamente con estudios realizados con Colegas de Brasil, Sudáfrica, Australia y EEUU, los efectos del calentamiento global y las altas temperaturas sobre la hacienda vacuna. Por lo cual comenzamos a realizar mediciones de todo tipo, adoptamos nuevas razas y de acuerdo a la zona realizando diferentes cruzamientos para aclarar los pelajes de nuestros rodeos.

Como resultado de esta investigación y ensayos, comenzamos a producir animales de manto claro, con pigmentación oscura, lo cual le otorga mayor capacidad de reflectividad de la luz solar, acumulan menos temperatura corporal, disminuyendo el estrés y la sudoración, incrementando los índices de producción, ganancia de peso, fertilidad y precocidad sexual.

Este trabajo además de los países que mencione anteriormente se llevan adelante por productores de Pcia de Buenos Aires, Pipinas y Chascomus; Pcia de Santa Fe en San Cristobal; Pcia de Entre Ríos en Gualeguay y todo el desarrollo científico desde hace un año en el Centro Experimental del INTA el Colorado Formosa, con hacienda aportada por cada uno de los productores de las provincias mencionadas. Con mediciones semanales y registro mensuales que prueban y corroboran los cambios logrados, que ya son una realidad.

Todo el desarrollo es privado y se desarrolla con mucho esfuerzo, colaboran docentes de la Cátedra de bovinos de Carnes de la Universidad de La Plata y desde hace un año el IPCVA.

La estrategia incluye una nueva industrialización; la consolidación y ampliación de los avances registrados en la producción pecuaria, la incorporación generalizada de tecnología en el conjunto del sistema económico y social; el desarrollo integrado de las economías de cada región y el aprovechamiento y reinserción de las capacidades humanas, individuales y colectivas, como la creatividad, la investigación, la cooperación y el esfuerzo, que se deben traducir en productos y servicios diferenciados, de alta calidad, que son vendidos a los mercados consumidores a buenos precios, permitiendo la creación y recuperación de fuentes de trabajo.

La parte técnica está desarrollándose, lo que hace falta ahora es que el Gobierno nos deje avanzar y no nos recorte nuestro esfuerzo e investigación realizada en el INTA de El Colorado. Que ante el achicamiento del Estado que se pretende con las nuevas resoluciones, el INTA es unos de los Organismos que corre serios riesgos de quedar a la mínima expresión.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑