MULET: “ES MUY PROBABLE QUE HAYA UNO O MÁS ARREPENTIDOS EN ENTRE RÍOS”

Facebook
Follow by Email
Twitter

El abogado aportó documentación a la causa de las coimas.

El abogado Guillermo Mulet confirmó que junto a Rubén Pagliotto presentaron en el Juzgado de Claudio Bonadío “una ampliación de denuncia en carácter de colaboración acercando el material de la declaración de (el empresario Víctor) Pietroboni sobre las coimas en la obra pública y cómo se cartelizaba la misma” y “a la par se presentó información sobre el método por el cual quienes pagaban las coimas recibían los comprobantes para las salidas no documentadas que no podían justificar, que era una usina de facturas truchas y crédito fiscal trucho”.

“Bonadío no nos recibió porque estaba tomando indagatorias, nos recibió uno de sus secretarios que se mostró muy interesado y le solicitamos algunas medidas de prueba para recabar información”, comentó el abogado paranaense. En ese marco, advirtió que “en la medida en que el juez Bonadío realice algunas de las medidas que le solicitamos es muy probable que haya uno o más arrepentidos en Entre Ríos, porque la cuestión de la prisión preventiva de los empresarios los ha aflojado inmediatamente”.

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Mulet confirmó que ante el Juzgado de Bonadío “se presentó una ampliación de denuncia en carácter de colaboración acercando el material de la declaración de Pietroboni sobre las coimas en la obra pública y cómo se cartelizaba la misma, teniendo en cuenta que el empresario no estaba citado a indagatoria ni imputado de ningún delito lo cual cobra mayor valor”.

Agregó que “a la par se presentó información sobre el método por el cual quienes pagaban las coimas recibían los comprobantes para las salidas no documentadas que no podían justificar, que era una usina de facturas truchas y crédito fiscal trucho otorgado por (Ricardo) Echegaray y con la protección de un grupo de inspectores que manejaban esas empresas ante una inspección de AFIP”.

Comentó que “Bonadío no nos recibió porque estaba tomando indagatorias, nos recibió uno de sus secretaros que se mostró muy interesado y le solicitamos algunas medidas de prueba para recabar información, como la investigación de AFIP de las salidas no documentadas”. “Cada anticipo financiero tiene un correlato de un deposito bancario y una salida, porque se pagaban con cheques y de ahí se puede seguir el hilo conductor hacia la usina de facturas truchas y a Echegaray como miembro de esta asociación ilícita que se dedicaba a recaudar fondos a través de la obra pública y otros rubros que manejaba el gobierno nacional”, explicitó.

En cuanto a la posibilidad de que dichas medidas se dicten próximamente, el abogado afirmó que “es tan grande la causa y ayer era frenético el movimiento en el Juzgado de Bonadío en el cuarto piso de Comodoro Py, que entendemos que en algún momento se le correrá vista al fiscal (Carlos) Stornelli, quien pedirá las medidas de prueba que estime convenientes más allá de las que le recomendamos nosotros”.

Al respecto, valoró que “la empresa sigue operando así que se puede investigar cómo fue el pago de sobornos que el propio Pietroboni confesó públicamente días antes de morir”.

Consultado respecto del sistema de recompensas que dispuso el Ministerio de Seguridad de la Nación, Mulet opinó que “todo lo que sea para dilucidar lo que pasó en Argentina y el saqueo que hubo me parece bien”. “Por supuesto que nosotros con nuestro aporte no vamos por la recompensa pero cualquier medida que sirva para dilucidar las pruebas de un delito o que ayude a la Justicia está bien, aunque es un poco tarde porque ya hacen cola los arrepentidos para hablar”, manifestó.

Al respecto, apuntó que “es una medida oficiosa porque ya hay muchos empresarios que empezaron a hablar y reconocen que pagaron coimas, como el empresario que manejaba la hidrovía ya confirmó que entregó 600.000 dólares para que Cristina (Kirchner) le firme el decreto de prórroga de la concesión de la Hidrovía; además se llevaron 36.000 millones de dólares con lo cual una recompensa de dos millones de pesos no significa nada. Es más una medida política efectivista que efectiva”.

Sobre las ramificaciones de la causa nacional en la provincia, Mulet aseveró que “en la medida en que el juez Bonadío realice algunas de las medidas que le solicitamos es muy probable que haya uno o más arrepentidos en Entre Ríos, porque la cuestión de la prisión preventiva de los empresarios los ha aflojado inmediatamente”. “Antes era impensable que se dignen a hablar porque había un pacto de silencio que hacía imposible llegar a la verdad y hoy luego de algunas prisiones preventivas hacen cola en Comodoro Py para hablar”, concluyó.

Facebook
Follow by Email
Twitter