MARTÍNEZ GARBINO: “DURANTE MUCHO TIEMPO LA POLÍTICA DE ENTRE RÍOS FUE PROSTITUIDA”

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/martinez-garbino-durante-mucho-tiempo-la-politica-de-entre-rios-fue-prostituida/
Twitter

“Hubo gente que entendió que el Estado era un bien de familia”, criticó.

El dirigente de Gualeguaychú, Emilio Martínez Garbino, realizó un análisis del escenario político nacional y provincial en un año al que calificó como “difícil” y afirmó que “sigue estando ausente un proyecto de país”. “En la política del país estamos equivocados porque seguimos por la senda de agudizar una grieta y solo se ve la posibilidad de vencer al otro y excluirlo, y no creo que ahí esté la solución”, opinó. En ese marco, se refirió a la causa judicial que investiga el desvío de unos dos millones de pesos en la Legislatura provincial mediante contratos truchos, y advirtió que “hay que ser muy cuidadoso porque pueden pagar justos por pecadores, aunque el que deba rendir cuentas y ser castigado por la justicia, que lo sea”. De todos modos, consideró que “hay que investigar a fondo todo esto y poner en evidencia que durante mucho tiempo la política de Entre Ríos fue prostituida, y hay gente que colonizó al Estado y entendió que el Estado era un bien de familia”. Respecto de las elecciones de 2019, opinó que “se podría decir que los partidos políticos han desparecido, lo que existen son personas con mucha influencia”.
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Martínez Garbino analizó que el 2018 “ha sido un año difícil y se anticipa que el año que viene también será un año bravo” teniendo en cuenta que “en la política del país estamos equivocados porque seguimos por la senda de agudizar una grieta y solo se ve la posibilidad de vencer al otro y excluirlo, y no creo que ahí esté la solución”.

“Lo digo con mucha tranquilidad porque ya hace más de un año que uno se alejó de la actividad política partidaria y en el futuro inmediato no me veo inmerso en ninguna actividad partidaria concreta, y ante esto uno se siente con completa libertad para expresarse y decir las cosas”, advirtió.

En ese marco, admitió sentirse “preocupado” porque “no creo que la solución de un país sea volver para atrás ni que sea un camino hacia adelante pensar que todo lo hecho está mal y que nada se puede rescatar de allí”. “Sigue estando ausente un proyecto de país, pero pensando en positivo, uno apuesta a que los que gobiernan hagan las cosas bien y que haya una oposición crítica de sí misma también. Sin embargo estamos muy lejos de eso y el día que incorporemos esas actitudes nos daremos cuenta que en la diferencia se puede encontrar la riqueza”, reflexionó.

Consultado por el tembladeral que causó en la Legislatura la investigación por contratos truchos, el dirigente afirmó que “eso cobró tal magnitud que se convierte en una bola de nieve que no se puede controlar, por más esfuerzos que quieran hacer algunos desde la justicia o la política para frenar, desviar, suavizar”. “Me hace acordar al calvo que quiere tapar la calvicie cruzándose los pocos pelos que le quedan en la cabeza”, ejemplificó.

No obstante eso, se mostró “cauteloso, porque tampoco es bueno que la sociedad asuma el rol de la justicia ni que la justicia asuma el rol de la política” y valoró que “la labor que ha hecho el periodismo para que estas cosas tengan avances y estén permanentemente en los medios, y que ha suplido la tarea fundamental de los fiscales, que la asumen después de que las evidencias son tan fuertes que no pueden hacerse los distraídos”.

Asimismo, alertó: “Hay que ser muy cuidadoso en esto porque pueden pagar justos por pecadores; esto debe ser muy veraz, fundamentado y el que deba rendir cuentas y ser castigado por la justicia que lo sea, pero hay que separar la paja del trigo, porque hay alguna gente que conozco y estoy seguro que nada tienen que ver pero que terminan de alguna manera involucrados”.

“Siendo cuidadoso con eso, hay que investigar a fondo todo esto y poner en evidencia que durante mucho tiempo la política de Entre Ríos fue prostituida, y hay gente que colonizó al Estado y entendió que el Estado era un bien de familia”, sentenció.

Al momento de hacer una reflexión respecto de los históricos hechos del 20 y 21 de diciembre de 2001, el dirigente aseveró: “Me preocupa la falta de compromiso con la democracia, que debe ser una cuestión de Estado pero que se confunde con el compromiso político”. “El Estado se parece cada vez más a Gulliver, a un gigante acostado al que miles de liliputenses lo tienen atado y cada uno va tirando de una piola distinta. Hay minorías que no tienen capacidad de imponer políticas públicas pero si de obstaculizar alguna decisión, y también la justicia –más allá de los hechos puntuales de corrupción- se arroga una función que no le corresponde, y esto es porque hay una situación democrática muy débil”, describió.

“Según Naciones Unidas solo en 19 países de los 200 que son, hay un sistema democrático fuerte y consolidado, el resto del mundo no vive en democracia, y esto nos urge a que nos replanteemos la situación, agilicemos y modernicemos el sistema democrático. Este debe ser el compromiso de los políticos porque mientras el sistema democrático no tenga toda su fuerza va a ser muy difícil proyectar un programa político”, sentenció.

Respecto del escenario político con vistas a las elecciones de 2019, opinó que “se podría decir que los partidos políticos han desparecido, lo que existen son personas con mucha influencia”. “Yo me fui del justicialismo, no del peronismo, porque consideré que estaba vacío de contenido y que era una mera máquina electoral, como también pasa con otros partidos políticos. Por eso todavía está muy polarizado el país, con una grieta que ya es cultural”, concluyó.

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/martinez-garbino-durante-mucho-tiempo-la-politica-de-entre-rios-fue-prostituida/
Twitter