Lunes 26°
12°
Martes 28°
17°
Miércoles 30°
19°

NACIONAL

Published on diciembre 5th, 2017 | by concordia7

0

MARTÍN LOUSTEAU ES UCR

En medio de la tensión entre Elisa Carrió y la UCR porteña, Martín Lousteau se afilió al radicalismo. El ex embajador en EE.UU y diputado electo hizo el trámite en un Comité de Palermo. -Pablo Javier Blanco-

Martín Lousteau se convirtió en radical, con papeles. El ex embajador en Estados Unidos y diputado electo firmó hoy su ficha de afiliación en un Comité Palermo, su barrio, y ya es integrante de la Unión Cívica Radical porteña, partido que apoya en su proyecto para convertirse en jefe de gobierno de la Ciudad.

A raíz de los últimos episodios en las filas de partido centenario, luego del acuerdo entre Enrique “Coti” Nosiglia y Daniel Angelici (que despertó la ira de Elisa Carrió), la afiliación del líder del frente Evolución era -se sabía- cuestión de días. ¿Por qué?.

La razón es simple: el viernes, antes de que Facundo Suárez Lastra pegara el portazo sepultando la posibilidad de una lista de unidad en el radicalismo, la mesa directiva del partido emitió un documento que tenía un artículo que parecía zurcido a la medida de Lousteau.

El texto, que se mostró el sábado, dice: “Las/os afiliadas/os que hayan solicitado su afiliación entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de 2017, ambas fechas inclusive, estarán eximidos por única vez del cumplimiento del requisito de antigüedad para; (i) ser candidatas/os a cargos partidarios en las elecciones a celebrarse en el año 2019; ó (ii) ser precandidatos o candidatos a cargos electivos nacionales o del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en las elecciones a celebrarse en el año 2019”.

En otras palabras, siendo afiliado, Lousteau podrá presentarse como candidato radical en las próximas elecciones de 2019, en las que buscaría revancha nuevamente como delfín de la UCR para jefe de Gobierno porteño, cargo que detenta Horacio Rodríguez Larreta.

Sus palabras

Después del trámite, que se demoró porque antes pasó por el Congreso donde mañana jurará como diputado, Lousteau envió un comunicado elogiando al radicalismo, su flamante partido. A continuación el texto:

“La elección de octubre pasado fue la tercera consecutiva (2013-2015-2017) en la que asumí la responsabilidad de encabezar una alianza de la cual la Unión Cívica Radical fue parte fundamental.

En 2016, también la UCR de la Capital Federal me honró al proponerme como orador principal en los homenajes a dos enormes presidentes: Don Hipólito Yrigoyen y Don Raúl Alfonsín.

Quizás entre ambos líderes puedan resumirse parcialmente las enormes contribuciones que este centenario partido ha realizado a la vida política argentina: el inicio de la democracia por el voto popular en 1916 y la recuperación y afianzamiento de la misma en 1983.

Estoy convencido, como reza la Constitución Nacional, de que los partidos políticos son instituciones fundamentales del sistema democrático. Y considero que la modernización de los mismos en términos de su interpretación del mundo y de nuestro país, así también como su manera de interactuar con la ciudadanía es una tarea imprescindible.

Por estas razones, decidí hace un tiempo mi afiliación a la UCR, la cual acabo de cumplimentar en el día de hoy. Lo hago con el orgullo de sumarme a una historia cuyos valores y principios fundacionales merecen estar hoy más vigentes que nunca.

Mi expectativa es la de poner a disposición del partido mi vocación de servicio, junto con mi experiencia y conocimientos específicos, para contribuir al desarrollo de una idea de país, de una visión moderna del Estado y a la recuperación de una vocación transformadora de la realidad.

Somos muchos los que pensamos que la política debe superarse para que los argentinos vivamos mejor. Despertemos juntos la pasión por cambiar las cosas, que es la felicidad de tener un sueño y trabajar cada día por él. Si vuelve la ilusión va a venir gente nueva. Y con ellos el aire fresco de la renovación. Tenemos que atraer cada vez a más compatriotas y darles a todos los que se acerquen un espacio y un sistema para poder participar en pie de igualdad.

Es el primer paso para reconstruir lo que alguna vez tuvimos: una sociedad justa, tranquila y plena de movilidad social.”

De aliado a adversario íntimo

En 2015, con el apoyo de la UCR y la Coalición Cívica de Elisa Carrió, Guga (como se lo conoce) estuvo a punto de arrebatarle la ciudad al PRO: quedó apenas a 3 puntos de distancia. Es decir a poco más de 42 mil votos de la hazaña en el balotaje.

Su enfrentamiento en 2017 contra el PRO, ya sin el apoyo de Lilita y su partido que selló una alianza con Larreta y sepultó cualquier posibilidad de elección primaria para formar Cambiemos en la ciudad, no tuvo la misma épica. Lousteau.

Con el radicalismo porteño como apoyo, quedó tercero en la elección de diputados detrás del kirchnerismo, con Daniel Filmus a la cabeza. Sacó 12,33 %, un total de 236.000 votos. Muy lejos del 50% de su ex aliada, a la que criticó durante la primera parte de su campaña, y también a mucha distancia del candidato K, contra quien se concentró tras las PASO, que lo dobló en votos.

A pesar de eso, Evolución logró un objetivo: renovar las dos bancas (de Lousteau y Carla Carrizo) que había conquistado cuando en 2015 se presentó como ECO, en alianza con el socialismo, la CC-ARI y otros partidos locales.

La afiliaicón de Lousteau se da en medio de tensión explícita entre la UCR porteña y Elisa Carrió, sobre todo después de la unidad alcanzada entre los sectores de Enrique “Coti” Nosiglia y Daniel Angelici, que se dividieron en partes iguales los delegados al Comité Nacional. Serán: el propio Nosiglia (que vuelve a la política partidaria con un cargo y deja el perfil bajo), Rafael Pascual, Sandra Ruiz y Carlos Bernadou.

La Coalición Cívica-ARI el sábado emitió un duro comunicado en señal de advertencia. “Si Cambiemos termina siendo un acuerdo entre Enrique Nosiglia y Daniel Angelici, la Coalición Cívica ARI confirma que no formará parte de este tipo de arreglos del que nos veremos obligados a tomar distancia”, señalaron.

Con Lousteau afiliado se abre otro interrogante. ¿Qué hará el economista en el Congreso? Ya se sabe que Carrió no lo quiere en el interbloque de Cambiemos que dirige su amigo Mario Negri, al que homenajeó el martes en una cena de fin de año.

Lilita aplicó -dicen cerca suyo- una suerte de veto contra su ex aliado por enfrentarlos en las legislativas. En la UCR porteña aclaran que Lousteau nunca solicitó ingresar al interbloque oficialista. “No te pueden vetar de un lugar al que no pedis entrar”, dicen por lo bajo.

Lo cierto es que, siendo ya radical con todas las letras, ¿podría formar parte del bloque de ese partido y no del de Cambiemos?

Preguntas que se abren ante la nueva conformación del Congreso. La UCR porteña, en su documento del viernes, ya adelanta esa posibilidad.

En el artículo 4 del documento rubricado por todos los sectores (incluyendo el de Radicales en Cambiemos de Suáres Lastra), dice:

“Instruir a las/os afiliadas/os a la Unión Cívica Radical que tengan mandato como diputadas/os nacionales que integren los bloques parlamentarios que correspondan en función de la política de alianzas vigente de la Unión Cívica Radical en el distrito Ciudad de Buenos Aires, según se trate de cargos locales o nacionales.”


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑