MAESTROS INTEGRADORES: IOSPER SEGUIRÁ CON LA COBERTURA

Facebook
Follow by Email
Twitter

El Iosper decidió dar marcha atrás con la decisión de no seguir brindando la cobertura de maestros integradores para alumnos con discapacidad, y acordó con la Provincia que a partir de 2020 habrá un mecanismo de compensación financiera para sostener el servicio.

La decisión se materializó a través de la resolución N° 2.131, dictada este lunes 4 de noviembre, a través de la cual la obra social provincia dispuso “derogar” la norma N° 2.044, tras cuya publicación, que ocurrió el 22 de octubre último, admitió Iosper, “se han apersonado ante las delegaciones de Iosper padres de niños con discapacidad manifestando su preocupación en relación al ingreso, desarrollo, permanencia y egreso de los mismos en los establecimientos educativos”.

Desde 2016, y a través de la resolución N° 702, la obra social provincial venía autorizando la prestación del servicio de maestro de apoyo “a los afiliados que lo soliciten para niños y jóvenes con certificado único de discapacidad e incluidos en la educación común en los niveles inicial, primario y secundario con planes de trabajo y con los aranceles que establece el Ministerio de Salud de la Nación”.

Pero tres años después de vigencia de ese sistema, Iosper decidió reverlo y entendió que se trata de una prestación “esencialmente educativa y se realiza preponderantemente en los establecimientos educativos donde concurren nuestros afiliados con discapacidad en función de la integración escolar propiciada”. En esencia, se está, dice el texto de la resolución N° 2044, que dictó este martes 22 la obra social, de “una dificultad para aprehender los contenidos curriculares por parte el alumno integrado” y que “los médicos no pueden evaluar la necesidad de un apoyo escolar”.

En ese marco, resaltó la obra social, se “inició un canal de diálogo con el Poder Ejecutivo con el fin de analizar presupuestariamente su impacto”. Y en virtud de esa situación, “y a fin de brindar respuesta a nuestros afiliados y no generar incertidumbre respecto al ingreso a los establecimientos para el ciclo lectivo del año 2020 de los menores discapacitados” es que se resolvió dar de baja esa normativa.

Para sellar el acuerdo, el titular de Iosper, Fernando Cañete, se reunió con el ministro de Economía, Hugo Ballay, y allí se convino la continuidad de la prestación de la cobertura del servicio de maestros integradores, y se estableció un mecanismo de recupero en 2020.

El sostenimiento de los maestros integradores había quedado en dudas tras la decisión de la obra social de declarar, en septiembre último, la emergencia prestacional. Lo hizo a través de la resolución N° 1.862, que entre otras medidas, contempla “suspender el ingreso de nuevas solicitudes de prestaciones de maestras orientadoras integradoras».

Actualmente, la obra social provincial, en atención a la vigencia de la Ley de Discapacidad -la mayoría de las veces bajo presión de un fallo judicial- accede al pago de prestaciones que, al año, representa un monto de $60 millones. En toda la provincia hace frente al pago de 354 maestros integradores orientadores (MOI).

Facebook
Follow by Email
Twitter