LOCAL no image

Published on junio 26th, 2018 | by concordia7

0

LUIS SUÁREZ Y EDINSON CAVANI, LA DUPLA SALTEÑA QUE HACE SOÑAR A URUGUAY

La ciudad de los milagros, la llaman algunos. Salto, con una economía local sustentada en la agricultura, no cuenta con clubes profesionales. (Fernando Vergara)

“Levantás una piedra y aparece un futbolista”. La frase, escuchada miles de veces en el mundo de la pelota, aplica a distintos lugares de Sudamérica: algún potrero de la Argentina, las playas brasileñas. También a diversos espacios de Uruguay, claro.

En Salto, por ejemplo, aparece un ejemplo perfecto: con poco más de 130 mil habitantes, la ciudad no sólo vio crecer a una gran cantidad de jugadores profesionales, sino que es la localidad que vio nacer a dos de los mejores delanteros del mundo y que ponen a soñar en grande a su país en Rusia 2018 . Salto es la ciudad de origen de Luis Suárez y Edinson Cavani , los dos máximos goleadores celestes de todos los tiempos, los artilleros que apenas se llevan 21 días de diferencia.

Verano de 1987. Salto, frente a la entrerriana Concordia, ubicada 500 kilómetros al norte de Montevideo. El primero en nacer fue Luis, Lucho, el 24 de enero. Exactamente tres semanas después, el 14 de febrero, fue el turno para Edinson, Edi. A poco más de 31 años de aquellos momentos, la delantera salteña pone a soñar a su país: ganaron los tres encuentros del grupo A (Egipto, Arabia Saudita y Rusia) y son las dos principales cartas uruguayas en la Copa del Mundo. Hoy, ante los locales, cada uno se anotó con un gol en el 3-0.

Los padres de los protagonistas de esta historia jugaban al fútbol: Luis Cavani era delantero de Salto Uruguay, y Rodolfo Suárez, defensor de Deportivo Artigas. En una ciudad con decenas de canchas esparcidas por todos los rincones, las familias vivían a seis manzanas de distancia. Ambos de bajo perfil y origen humilde, cuentan quienes los conocen de cerca que Lucho y Edi tienen deseos permanentes por ganar cada vez que entran a una cancha. Lo evidencian cada vez que se ponen la camiseta celeste. Apenas algunos de los puntos en común.

Por otra parte, en la ciudad es tema de debate si Luis y Edinson se enfrentaron cuando eran pequeños. No hay registros ni las memorias ayudan a dejarlo en claro. De manera profesional se midieron por primera vez en junio de 2006 en el Parque Central de Montevideo. Cavani anotó el primer gol y Danubio superó al Nacional de Suárez 2-1. Un año después ambos estarían jugando en Europa: Edinson en el Palermo de Italia y Lucho en Groningen de Holanda.

La pelota llevó al Pistolero a Montevideo y su talento lo paseó por Deportivo Artigas y el baby fútbol del Urreta FC, hasta recalar en las categorías infantiles de Nacional. El primer golpe de la vida lo recibió a los 9 años, cuando sus padres se divorciaron. Lógicamente, le costó asimilarlo y no logró enfocarse en lo que más le gustaba: correr atrás del balón. “Empecé a beber, a salir mucho y a meter muy pocos goles”, contó alguna vez. “O empezás a entrenarte y a centrar tu vida, o te vas de aquí”, le dijo un DT. Suárez entendió el mensaje y a los 18 años debutó con la camiseta de Nacional ante Junior, de Barranquilla, por la Copa Libertadores.

Cavani también se mudó a Montevideo, pero fichó por Danubio. Al igual que a su actual compañero de ataque con la celeste, le costó adaptarse. Extrañaban a sus amigos de Salto. Amante de los pájaros, Edinson también extrañaba salir de caza por los campos de su tierra. Su calidad lo llevó velozmente a Europa. No tardó en afianzarse como goleador en el Palermo italiano, pero fue en el Napoli donde se consagró entre los mejores delanteros del continente. En París ya se ha convertido en una estrella.

La ciudad de los milagros, la llaman algunos. Salto, con una economía local sustentada en la agricultura, no cuenta con clubes profesionales. En las ventanas exteriores del Club Nacional de Football pueden observarse enormes imágenes del goleador del Barcelona y del artillero del PSG cuando eran niños y otras más recientes, con la camiseta uruguaya. En esta institución les piden dos cosas a los chicos: que tomen como ejemplo el trabajo de Suárez-Cavani, pero que estudien, que nunca abandonen los libros. Que crezcan y se formen con valores.

Los orgullos de Salto siguen sumando datos a sus registros. Hoy, por ejemplo, Cavani igualó a Suárez como los únicos uruguayos que marcaron goles en tres Copas del Mundo diferentes. Y el Nº 9 de Barcelona logró otra marca histórica: con su tanto a Rusia llegó a las 424 conquistas y superó las 423 de Fernando Morena. Ya es el máximo artillero en el profesionalismo de ese país.

Previo al Mundial de Rusia, Cavani volvió a su pueblo para visitar a sus familiares y amigos antes de la gran cita. Allí, compartió varias comidas con su gente. Pero luego debía viajar a Montevideo para sumarse a la selección de su país. ¿Cómo lo hizo? En un colectivo de línea. Así se mueve uno de los orgullos salteños.

Sin embargo, la gente de la ciudad infla el pecho y pide que no se olviden de otros próceres de la pelota. “En Salto también nacieron otros dos referentes de la selección: el mediocampista José Andrade, el negro, fue el capitán del primer campeón mundial, en 1930. También es salteño el único uruguayo que jugó cuatro mundiales, Pedro Rocha, entre 1962 y 1974”. Atrás, entre otros, vienen Suárez y Cavani, ambos con tres Copas del Mundo. Todos salteños.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑