LOCAL no image

Published on octubre 16th, 2018 | by concordia7

0

LAFOURCADE: EN LA LEGISLATURA “HAY POCA TRANSPARENCIA”

En los últimos veinte años, la Legislatura entrerriana no ha podido transparentar el manejo de sus recursos, según el exdiputado radical Adolfo Lafourcade, y eso explicaría, a su criterio, el actual escándalo con el manejo de fondos para pago de contratados, que ahora está investigando la Justicia.

Adolfo Lafourcade fue dos veces diputado provincial de la Unión Cívica Radical (UCR), en los períodos 1983/87 y en 1999/2003, y ocupó la presidencia de la Cámara Baja en buena parte de los dos mandatos del ex gobernador Sergio Montiel.

Además, fue un crítico del montielismo, al punto tal de alejarse y encolumnarse en el sector disidente de la UCR. Lafourcade integraba el bloque radical “disidente”, junto con Santiago Reggiardo, Manuel Fortuny, Ana D´Angelo.

Según las crónicas de aquellos años, desde 1996 fue el dirigente de la UCR que encabezó la embestida contra el ex senador nacional Augusto Alasino (PJ-Entre Ríos), el ex senador provincial Mario Yedro, el ex vicegobernador Héctor Alanis y el ex director administrativo de la Cámara Alta, José Crettón Pereyra, que desarrollaron junto con los radicales un presupuesto paralelo que se llamaba Programa 17. Por esas maniobras la Justicia los condenó, en abril último, casi 20 años después de sucedidos los hechos, a Alanis y al exsenador provincial radical Humberto Re a tres años y medio de prisión efectiva.

En diálogo con el programa Puro Cuento, que se emite por Radio Costa Paraná 88.1, el exdiputado recordó un hecho particular de sus años al frente de la Cámara de Diputados: el día que anunció en conferencia de prensa cuánto cobraban los legisladores y cuánto recibían para realizar contratos de asesores. Además, limitó en 10 mil pesos/dólares, los fondos que cada legislador disponía para contratar personal. Esa decisión le valió una revuelta de radicales y peronistas.

En relación al actual escándalo alrededor de la investigación judicial por los contratos con personal de la Legislatura, dijo que no ve que haya transparencia de los diputados y senadores. Asimismo, cuestionó el papel de Cambiemos en la lucha contra la corrupción, al decir que no colaboraron con los abogados que denunciaron al exgobernador y actual titular de la Cámara Baja, Sergio Urribarri. Sobre este último, dijo que lo conoció de “pobre” y que ahora tiene un “pasar fastuosos” con un sueldo de la administración pública.

Lafourcade recordó que aquellos años en que ejerció la presidencia de la Cámara Baja fueron “complicados”, puesto que se pasaba por un periodo de gestión “desgraciado”. En ese sentido, señaló que el entonces gobernador Montiel estaba “equivocado” y “rodeado de gente que no tenía por qué haber estado a su lado desde el arranque. Hombres muy cuestionados. Yo tuve muchas dificultades en mi relación con Montiel, al cual le tenía afecto, aprecio respeto pero que de todas maneras equivocó su gestión de gobierno”.

Sobre su decisión de recortar fondos a legisladores para contratos, comentó: “Cuando asumí la presidencia de la Cámara de Diputados, a los tres días convoqué a una conferencia de prensa, y conté que la gestión anterior que la encabezó Urribarri había ejecutado un presupuesto de más de 17 millones de pesos (dólares). Nadie sabía cuánto ganaba un diputado, cuánto tenía por contrato; yo hice una conferencia de prensa y dije que el presupuesto de la Cámara era 11.582.000 millones de pesos. Es decir, 11 contra 17 que había ejecutado el año anterior el diputado Urribarri. Era realmente algo que rayaba en el escándalo. A cada diputado se le asignada en este presupuesto una asignación de 10 mil pesos, para que se pagara sus asesores, secretarios, empleados”.

Y agregó: “En su momento me habían pedido 20 mil pesos, y les dije que de ninguna manera, que para mí con 10 mil pesos sobraba las designación de personal”.

Tras esa decisión, señaló que al año, sufrió una embestida por parte de Urribarri, junto al presidente del bloque del radicalismo (montielista), Julio Rodríguez Signes, que luego fue Fiscal de Estado. Sobre este último, recuerda que fue el único legislador que no lo votó para presidir la Cámara Baja, cuando fue desplazado de ese lugar.

El exdiputado afirmó que su postura de acotar los fondos para contratos iba a contramano de lo que exigía la corporación política. “Lo que pasa es que mi formación representaba un poco el antisistema”, dijo.

Tras aquella embestida, recordó que se apartó del bloque junto con D’ Angelo, Reggiardo y Fortuny, grupo que luego impulsó el juicio político al gobernador Montiel, que terminó salvado en una histórica sesión donde un diputado peronista de Colón, Félix Del Real, votó en contra.

“Se habló que hubo mucha plata de por medio y que hubo diputados radicales y peronistas en esa transacción que hicieron entre Montiel, Alasino y algunos hombres que aun deambulan por el radicalismo”, recordó el concordiense.

Volviendo a la situación de los contratos, Lafourcade remarcó que en aquellos años también se observaban irregularidades en la Cámara de Senadores, que tenía un doble presupuesto: el de la Cámara y el programa 17.

Esa situación fue investigada por Oscar Rovira, quien estuvo a cargo de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA), y al que según Lafourcade “le hicieron la vida imposible entre peronistas y radicales, hasta que consiguieron destituirlo”.

En ese sentido, recordó que, siendo presidente de la Cámara de Diputados, firmó una norma que disponía que los legisladores debían rendir cuentas sobre el destinos de los 10 mil pesos asignados a contratos, y que el dinero no podía ser percibido por otras personas que no sean los empleados contratados.

Consultado sobre la investigación judicial que quiere investigar los contratos de los legisladores, sostuvo que “en la provincia en la Cámara de Diputados y Senadores hay muy poca transparencia”. A su vez, también criticó el rol del bloque de Cambiemos, a quienes los calificó de ineficaces por no ponerse al servicio de los abogados Guillermo Mulet y Rubén Pagliotto, denunciantes de Urribarri en diferentes causas de corrupción.

“Nunca visitaron el despacho de Pagliotto para decirle qué necesitaba de la legislatura. Al espacio de Cambiemos pareciera que no les interesa lo que es para nosotros demasiado importante como es militar en el ámbito constitucional, institucional y jurídico legal. Pareciera que es no existe para los diputados de Cambiemos”, fustigó.

Por último, dijo que conoció a Urribarri desde antes de convertirse en un legislador acaudalado. “Yo sabía lo que tenía y lo que siempre tuvo Urribarri. Es decir, sueldo de la administración pública. No se puede ser rico con un pasar fastuoso con lo que se gana en la vida pública. Acá lo que hay es poca transparencia. En la justicia tampoco hay transparencia”, afirmó el exdiputado radical.

“A Urribarri lo conocí muy de pobre en un acto cuando ganamos por primera vez la provincia. Urribarri trabajó para el radicalismo. Era peronista peor siempre fue un hombre fiel a Jorge Pedro Busti, tan fiel que cuando lo hizo gobernador le soltó la mano y se volvió kirchnerista”, concluyó.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑