EDITORIAL

Published on mayo 4th, 2018 | by concordia7

0

LA UCR SALE A LA CANCHA CON LOS INTENDENTES

El peso de las intendencias radicales en CAMBIEMOS, es indisimulable, 27 de 28 en la provincia, incluyendo un distrito clave como el de la capital provincial. Comienzan a vislumbrar la posibilidad de pelear por la gobernación. (J.M.H.)

Hace 30 días, se lanzaban como grupo político, mañana se iba a presentar en sociedad, en el Echagüe de Paraná, con distintos sectores políticos de CAMBIEMOS, lo que apunta como un proyecto provincial que pretende dar batalla por la gobernación.

Finalmente, el estado del tiempo, sumado a los problemas de la gran lluvia en distintos municipios, hizo que decidieran pasar todo para el próximo viernes 11 de Mayo, pero la decisión está tomada.

Desde la reunión en La Paz, a fines de Marzo, cuando salieron a escena, luego del congreso radical, con división del bloque de diputados incluída, los intendentes afilan posturas y estrategias que los lleven a pararse en el centro de la escena en CAMBIEMOS-ER. De hecho, esa primera escaramuza es el sello distintivo que los separa de la corriente Illia, encabezada por A. Benedetti, quien recibe los reproches PRO nacionales por esa ruptura, en estos días.

En realidad, los posicionamientos nacen pensando en la llegada al sillón de Ramirez, algo que Benedetti nunca ocultó, y que hoy lo tiene en su punto mas flojo. Mientras que por el lado de los intendentes, desde la presidencia del partido, despuntaba Galimberti, mandatario de Chajarí. Nada preocupante en el horizonte decían desde el resto de CAMBIEMOS, nada se cruzaba en el horizonte de Benedetti.

En los últimos días se comenzó a consolidar la idea de ver a Sergio Varisco compitiendo en el escalón provincial, algo siempre buscado por muchos sectores radicales y donde el intendente capitalino siempre evitó expresarse.

Varisco no salió a gritar a los cuatro vientos su proyección, algunas cosas, dicen en su entorno, es mejor hacerlas que decirlas, y ahí va Varisco recorriendo departamentos de la costa del Uruguay y afirmando apoyos en el área de incidencia directa de la capital, como lo son los departamentos que lo rodean.

Los intendentes, a diferencia de otros dirigentes radicales, salieron al ruedo sin avál alguno de referentes nacionales del gobierno, como lo es Frigerio, siempre omnipresente en todas las movídas políticas de CAMBIEMOS en la provincia, esto en especial, marca un punto de inflexión dentro de la lectura que hace y lleva adelante la UCR.

Lo cierto es que, mientras se especulaba con el nombre de Galimberti como competidor de Benedetti, poco se movía el amperímetro de entusiasmo radical en sus bases, que bien preocupadas se ven cuando a la hora de ser consultados y escuchados se trata, el intendente de Chajarí representa a un departamento con poco peso electoral, sin penetración en los grandes distritos, algo que a esta altura de la carrera es casi imposible de solucionar.

Distinta es la situación al cuadrarse alguien del peso electoral de Varisco, la capital es definitoria en las elecciones generales de la provincia, a la hora de contar el caudal de votos. A eso se le agrega, la esperanza cierta de que un representante capitalino vuelva a comandar la provincia, corriendo del eje al “modelo Concordia”, algo que el votante paranaense y en general de la costa del Paraná, no terminó nunca de digerir.

Varisco además representa, con sus pro y contras, la generación de militantes que pusieron el cuerpo a la llegada de Raúl Alfonsín a la rosada en el 83, esa generación formada en la fragua de la dictadura, consolidada en la década del 80, y corrida de la escena partidaria durante mucho tiempo, siendo que representaban el 80% de la militancia radical que permitió aquel histórico triunfo. Pasó mucha agua bajo el puente desde aquellos años, pero quienes hoy peinan algunas canas, ven a Varisco, con sus cabildeos y silencios, como un par en condiciones de reverdecer un proyecto de centro-izquierda social.demócrata, con el cual soñaban plasmar en los años del alfonsinismo.

Si Varisco logra despertar esa inmensa maquinaria dormida por falta de incentivos ideológicos, tiene la mitad de la batalla ganada, el poner en las calles a todos aquellos que saben solucionar problemas, debates y discurso a la hora de buscar voto a voto, cuerpo a cuerpo, la adhesión de los entrerrianos.

Eso es precisamente lo que hace imprescindible a la UCR en esta coalición electoral CAMBIEMOS, claro que para eso el PRO deberá entender que se termina el tiempo, por lo menos en Entre Ríos, en que a los radicales los elije el PRO, llegarían tiempos en que los radicales vuelven a construir poder desde el radicalismo, y eso no es poco.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑