LA UCR COMIENZA A MIRAR LA CONVENCIÓN NACIONAL DE ABRIL COMO PUERTA DE SALIDA

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/la-ucr-comienza-a-mirar-la-convencion-nacional-de-abril-como-puerta-de-salida/
Twitter

La convención de Gualeguaychú (2015), que definió el rol de actor secundario del PRO para la UCR, al calor del malestar creciente de las bases, parece cada vez mas lejos. (J.M.H.)

En aquella convención, actores principales del partido radical, optaron por un frente CAMBIEMOS, junto al PRO y otros, entregando el protagonismo de la estructura partidaria en todo el país y aceptando una alianza acotada a lo electoral, en donde el que gana gobierna y el perdedor espera turno.

Casi nada de aquello queda en pie, el PRO, como era previsible y advertido por quienes se oponían, comenzó un camino constante de minimizar el rol de la UCR, para acordar con radicales “amigos”. Es ese camino el que, al llevar su práctica a todos los rincones del país, fue abriendo la brecha entre la UCR y el PRO.

En la Convención del 2015, se podía ver a los Storani, Nosiglia, Cornejo, Morales, Gil Lavedra, Jesús Rodriguez y tantos otros, jugando a fondo para que se apruebe a cualquier costo la alianza que luego sería CAMBIEMOS. Ponían en juego todo su peso territorial sobre la UCR, sin dejar de prometer a los dubitativos, cargos a futuro en el próximo gobierno.

Las excepciones fueron las ya conocidas, Luís “Changui” Cáceres, “Beto” Casella, Ricardo Alfonsín, y en el caso de la provincia de Entre Ríos, el incólume Rodolfo Parente, con un discurso histórico ante la Convención, cerca de las 3 de la mañana del día que amanecía y después de 17 horas de debate, que no estuvo exento de “aprietes” de “barras” de Chacarita, del riñón de Barrionuevo en estrecha relación con el “coti” Nosiglia.

El accionar del gobierno de Macri se encargó del resto, desconociendo a la UCR, pero “premiando” radicales dóciles, colocandolos en áreas calientes como defensa, para ser el primer fusible a saltar, ante la menor inconveniencia.

Medidas de gobierno en la antípodas del pensamiento radical; presiones y coptaciones a la hora de consensuar listas electorales; rumbo económico desconocido y en picada; centralización total de la toma de decisiones, sin presencia institucional primero y sin radicales después, sumado ahora que Vidal no quiere al radical Salvador repitiendo en la vice-gobernación, terminaron por poner a la UCR en un callejón sin salida de cara a la Convención nacional partidaria de abril.

Freddy Storani hoy es el primer crítico de este gobierno, Nosiglia, furioso por la negación del PRO a constituir CAMBIEMOS EN LA CAPITAL, prepara el desembarco de Lousteau como rival de Macri y apuesta a Prat Gay en Tucumán, Cornejo, gobernador de Mendoza y presidente dócil del partido, ya acompaña la realización de internas para presidente, al igual que el referente en temas de justicia Gil Lavedra, Morales desde Jujuy, desdobla elecciones y comienza a alejarse de Macri.

La convención nacional, ante el fracaso del PRO, tiene dos caminos, uno de mínima y otro de máxima, ambos ponen en peligro al gobierno de Macri.

Entre los mas “contemplativos” el planteo a defender es mantenerse en CAMBIEMOS, pero dando la interna presidencial, a modo de recuperar espacios e identidad desde posiciones mas crítica, esto choca con la conformación de listas en todas las provincias, donde el PRO hace tabla rasa con todo aquello que represente un radicalismo con criterios propios.

En la línea mas dura, que no para de crecer, merced a los constantes errores del PRO gobernando, se alistan quienes directamente se quieren ir de la coalición política CAMBIEMOS, como los Caceres, Alfonsín, Cassella, sostenidos por una gran masa de dirigentes de segundas y terceras líneas, sistematicamente ignorados en las decisiones entre algunos radicales y el PRO.

La UCR cada vez anida mas pensamiento crítico al gobierno, y siempre fue un camino a recorrer en todas las reconstrucciones partidarias, el recuperar el partido para todos los afiliados y retomar la línea histórica de pensamiento que le permitieron gobernar este país. Siempre el lema partidario radical fue “los gobiernos pasan, el partido queda y perdura”, parece que ya suman muchos entre los que privilegian recuperar la herramienta partidaria como elemento de la democracia, antes que pocos y mal reconocidos cargos que solo salvan a algunos que se olvidaron sus principios en la puerta de algún comité.

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/la-ucr-comienza-a-mirar-la-convencion-nacional-de-abril-como-puerta-de-salida/
Twitter