LA PROTESTA INDUCIDA COMO FORMATO DE CAMPAÑA

Facebook
Follow by Email
Twitter

El aumento de las tarifas de servicios, como energía en todas sus variantes (luz, combustibles, etc) es un escandalo si se lo relaciona con la suba en salarios, nadie puede desconocer esa realidad. (J.M.H.)

Lo que las mayorías rechazan, es a quienes pretenden «representarlos» en los reclamos, habiendo sido y siendo los causantes de la actual crísis.

Quienes estructuran, lanzan o «inventan» candidatos a cargos electivos, conocidos como «asesores u operadores», suelen repetir una y otra vez que del «RIDICULO no se vuelve», claro que en algunos casos, no sabemos si repiten frases hechas, o bien hablan por experiencia propia, máxime viendo como «operan» cuando de armar protestas se trata.

Si tomamos las promocionadas protestas por los «tarifazos» en la plaza 25 de Concordia, veremos varios hilos conductores que unen discursos y protagonistas, sentandolos en una misma mesa de interéses políticos sectoriales.

Si analizamos por grupos, veremos por ejemplo a miembros de la llamada «Auténtica Asamblea por los Derechos Ciudadanos», armando, diagramando y uniendo acciones de protestas en las mesas mañaneras de cualquier café tradicional del centro de la ciudad, ni siquiera se preocupan por pasar desapercibidos, con referentes políticos del PJ local y/o afines al sector K de ese partido, pero que, en lo discursivo, suelen diluir culpas porque ya no pueden levantar la bandera de que los aumentos son culpa de la cooperativa, y tampoco pueden responsabilizar al gobierno provincial, como deberían hacer, ya que algunos de quienes dan letra a este grupo, son parte importante del poder provincial.

Ahora, según un medio local propenso a magnificar y amplificar las protestas prearmadas con pocos «extras» en acción, se «autoconvocaron» «un grupo de asociados de la CEC», pidiendo que esta institución rinda cuentas sobre «que hacen para defendernos», algo que suena a interna del PJ, entre aquel funcionario no peronista provincial, proclive a la «logia» como formato, y quien representa en la CEC los derechos de los asociados, proveniente también de sectores del PJ.

Aquel funcionario provincial, ex perdedor de batallas varias por la conducción de la cooperativa, suele recurrir en casos de años electorales, a algún señor entrado ya en canas, que haya pasado el tamíz de «manejable» con asesoramientos varios a gobiernos PJ locales, para ser cara visible de alguna protesta, cuando historicamente arrancaba para el norte si había protesta por el sur, no vaya a ser que tenga que visitar barrios humildes.

Entre los entrados en canas y funcionarios «progres» especializados en buscar donde pasar el invierno, suelen compartir tiempo y espacio en alguna que otra comida cuasi familiar, eso si, regada con buen tinto, «de esos que se pagan con tarjeta porque no ando con tanto efectivo encima», ahí es donde florece la unificación discursiva que apunta a bajar dos pájaros de un tiro.

Por un lado, hacer responsables de todo al gobierno nacional, algo hasta fácil, si vemos la «mala práxis» permanente de los CEOs capitalinos del PRO, llegando las elecciones y disfrazando la cuotaparte de responsabilidad en los aumentos del gobierno de Bordet.

Por el otro, sembrar dudas sobre el accionar de la cooperativa, dado que siempre está a tiro de que intenten por milesima vez, volver a ocupar sus lugares, en caso de que dejen de gozar de los cargos provinciales conseguidos.

Algo más que protestas prearmadas tendrán que pensar, tal vez deban asumir que las plazas vacías para protestas válidas, tal vez sea consecuencia de sus ambiciones del poder, que no saben ni supieron administrar en favor de sus convocados, tal vez deban asumir que ya nadie les cree, que, como se dice al principio…DEL RIDICULO NO SE VUELVE

Facebook
Follow by Email
Twitter