JUSTICIA FEDERAL: LOS PLIEGOS ENTRERRIANOS QUE QUEDARON EN EL PANTANO

Facebook
Follow by Email
Twitter

Más de cien candidatos propuestos para ocupar cargos de jueces, fiscales y defensores de la justicia federal se quedan sin nombramiento por las disputas políticas entre el oficialismo y la oposición. Tres defensores y un juez entrerriano quedan en stand by.(Juan C. Varela-Página Judicial)

Un juez y tres defensores entrerrianos se quedarán sin nombramiento por las disputas que surgieron desde los distintos bloques legislativos en la Cámara de Senadores de la Nación.

El faltazo en bloque de senadores peronistas impidió hace unos días el tratamiento de unos sesenta pliegos de jueces, fiscales y defensores federales y nacionales en la Comisión de Acuerdos de la Cámara de Senadores de la Nación; otros tantos esperan su turno y es probable que deban seguir en esa dulce espera hasta el año que viene.

“La intención es sacar una cantidad de pliegos de jueces de acá a fin de año y, si hay cuestionamientos en particular, evaluar caso por caso; pero no corresponde dejar vacantes los juzgados donde se hizo todo el proceso en el Consejo de la Magistratura”, le dijo el senador Guillermo Guastavino a Página Judicial.

Su postura suena razonable teniendo en cuenta que un juzgado vacante debe ser subrogado por otro magistrado, con la consiguiente sobrecarga de trabajo y demora en el avance de las causas que ello implica. Es también una posición optimista en el escenario actual.

Las objeciones provienen principalmente del kirchnerismo, en líneas generales, por el uso político y electoral que, consideran desde ese sector, hace el Gobierno.

Los cuestionamientos tienen nombres propios: Ignacio Mahiques, el fiscal que nunca asumió en Victoria, hermano del representante del Gobierno en el Consejo de la Magistratura, hijo de un integrante de la Cámara Federal de Casación Penal designado a dedo y que tuvo a su cargo la investigación que tiene a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el banquillo por supuestas irregularidades en la obra pública; Juan Tomás Rodríguez Ponte, que está a cargo de la oficina de escuchas desde donde salieron las filtraciones sobre ex funcionarios kirchneristas detenidos; y Pedro Federico Hooft, impugnado por organismos de derechos humanos. Son los casos más resonantes de una lista un poco más extensa.

Lo cierto es que en ese pantano de asuntos pendientes quedaron sumergidos los pliegos de Eduardo Aníbal Aguayo, propuesto como defensor ante el Tribunal Oral Federal de Paraná; Iván Javier Gueler, que aspira a ser defensor de primera instancia en Gualeguaychú; y Noelia Quiroga, propuesta para ocupar el cargo de defensora en primera instancia y ante la Cámara Federal de Apelaciones de Paraná.

Lo mismo ocurre con el pliego de Luis Manuel Angelini, que aspira a ocupar del cargo de juez federal de Victoria. Su propuesta ingresó al Senado el 2 de octubre de 2018 y todavía espera tratamiento en la Comisión de Acuerdos. Sin embargo, la situación de Angelini es un poco más difusa, e incluso no se descarta incluso que el pliego sea retirado por el Poder Ejecutivo y se postule a otro candidato de la terna. Hay un nombre que suena.

En total, los pliegos remitidos por el Poder Ejecutivo y que esperan tratamiento en el Senado suman 128, según los registros de la Comisión de Acuerdos. Se trata de postulantes elegidos por el presidente Mauricio Macri de las ternas votadas por el Consejo de la Magistratura, a partir de un orden de mérito resultante de un examen escrito, los antecedentes académicos y una entrevista personal.

En el Consejo de la Magistratura hay otros dos concursos en trámite para cargos vacantes en la justicia entrerriana, que estarían concluidos en breve y correrían la misma suerte: se encuentran en la etapa de evaluación de las entrevistas personales los concursos para ocupar cargos de juez de primera instancia con competencia civil y vocal del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Concepción del Uruguay. Para este último cargo también hay un nombre que suena.

Los candidatos elegidos por el Presidente deben contar con el respaldo del Senado, donde el oficialismo no tiene mayoría propia. En un contexto electoral, y en medio del sismo político que provocó la postulación de Miguel Ángel Pichetto como candidato a vicepresidente, el futuro de las designaciones de jueces es incierto.

Facebook
Follow by Email
Twitter