HAY PRINCIPIO DE CORRIDA: LOS DÓLARES LIBRES Y OTRO RÉCORD

Facebook
Follow by Email
Twitter

Operadores aseguran que, sin ninguna duda, desde el lunes 28 se profundizará el cepo cambiario, por lo que se achicará la cantidad de dólares que se pueden comprar (hoy las personas humanas tienen vía libre para adquirir US$ 10.000 dólares por mes). -Luis Varela-

Con un verdadero éxodo de inversores, el informe del mercado de cambios del Banco Central confirmó que en setiembre creció 30% respecto de agosto la cantidad de personas que compraron dólares (fueron nada menos que 1.690.000 personas) y ayer directamente la compra fue explosiva, con un principio de corrida, y con dólares libres ya disparados, a apenas dos ruedas de la decisiva elección presidencial.

En el exterior, los mercados cambiarios estuvieron más o menos tranquilos, con el dólar 0,2% arriba contra el yen y el chileno, con una baja del 0,2% contra la libra y el mexicano y con un descenso del 1,2% en Brasil, pero en Argentina todas las flechas apuntaban a la salida, a tal punto que el principal candidato a ganar la elección del domingo, Alberto Fernández, tuvo que cambiar su discurso, ya evidenciando de que el movimiento no es contra Macri, sino huyendo de lo que puede ser el inicio de su propia presidencia.

Después de haber dicho hace algunos días que terminará con las Leliq (que son depósitos de los bancos en el BCRA, trasladados desde los plazos fijos de las personas), Alberto tuvo que salir ayer a intentar tranquilizar diciendo: “Vamos a respetar los depósitos en dólares de la gente”. Frase que en vez de tranquilizar, hinchó un poco más la vena de la gente que está abandonando el mercado argentino.

Por eso, ayer el dólar pegó un salto mayor, hasta nuevos niveles récord: el oficial subió $ 1,04 hasta $ 62,37, el blue trepó $ 2,50 hasta $ 69,75 y el dólar mayorista subió 35 centavos hasta $ 59. Todo con el Banco Central perdiendo reservas por US$ 450 millones, por lo que ahora quedan US$ 46.141 millones.

Y no sólo el dólar subió, otras monedas también tuvieron gran demanda: medidas en pesos, la libra subió 43 centavos hasta $ 76,11, el euro subió 27 centavos hasta $ 65,58 y el real subió 22 centavos hasta $ 14,61. Y por si los nervios no fueran suficientes, se observó que el contado con liquidación terminó a US$ 77,38 pesos, con el Central (además de perder reservas) ayer vendió contratos futuros por US$ 250 millones, lo cual anticipa que la pérdida de reservas va a continuar.

Con todo esto, la brecha entre el oficial y el blue saltó hasta el 11,8%, en tanto que la brecha entra mayorista y ccl llegó al 31,1%. Y por si la ansiedad fuera poca, ayer varios analistas salieron a decir que la brecha entre los distintos tipos de dólar impactará en los precios de la economía. En momentos en que las ventas en supermercados y shoppings llevan catorce meses consecutivos de caídas, y con la industria desplomándose 5,8% en lo que va del año.

Operadores aseguraron que, sin ninguna duda, desde el lunes se profundizará el cepo cambiario, por lo que se achicará la cantidad de dólares que se pueden comprar (hoy las personas humanas tienen vía libre para adquirir US$ 10.000 dólares por mes). Pero lo que sorprendió es que Guido Sandleris, pese a la suba del dólar, dejó quieta la tasa de la Leliq en el 68% anual. Mientras que los bancos fueron obligados a subir las tasas de los plazos fijos: pagaron 54% por plata chica y 57% por plata grande.

Los mercados externos tuvieron un día bastante tranquilo. Hubo una suba del 0,1% al 0,2% en los índices de la Bolsa de Nueva York y también mejoró 0,1% la de San Pablo y 0,4% la de México.

Pero los títulos argentinos no tuvieron un buen día. Con volumen diario récord, se anotaron fuertes bajas para los bonos argentinos. El 83% de lo operado en bonos se transó en tres papeles: AY24 49%, AY24X 22% y TC20X 12%. Y en los extremos se vieron subas para los bonos BPMDD, PARP, A2E7D, PUM21, DICYD, DICP, PARYD, DICPX y AA22Z. Y un desplome para el bono PF23D, con bajas del 3% al 7% para los bonos AY24X, TJ20Z, PR15, A2M2X, AA37, AY24Z, DIA0, PBY22, AY24, TVPY y AA25. Todo con el riesgo país cediendo 71 unidades, hasta 2145 puntos básicos.

Y las acciones argentinas también tuvieron un día pálido. El 80% de lo operado en acciones se transó en siete papeles: Petrobras Brasil tuvo el 26% de los negocios totales, Galicia el 21% e YPF el 16%. Con esa estructura y con alto volumen, pero menor al del martes ($ 1.464 millones), la Bolsa de Buenos Aires bajó 1,5%. Con subas del 2% al 4,8% para Dycasa, Valores, Introductora, Byma y Phoenix. Y caída del 4 al 8% para Santander Río, Holcim, Garovaglio, Tglt, Grimoldi, Tgn, Clarín, Capex, Transener, Metrogas, Tgs, Morixe, Celulosa, Edenor, Central Costanera y Agrometal. Mientras que los ADR argentinos que cotizan en Nueva York estuvieron mixtos: con alzas del 1% al 2,5% para Galicia, Irsa I y Ternium mientras que registraron caídas entre el 1% y el 2,5% Globant, TGS, Pampa E y Edenor.

Finalmente, la tranquilidad mundial le dio un respiro a las commodities, pero la ratificación de Facebook de lanzar su criptomoneda en abril (la Libra) hizo que el bitcoin y otros papeles de esa línea se desplomaran. El petróleo recuperó 0,5% y el barril trepó hasta US$ 54,07. Los metales preciosos estuvieron sostenidos: el oro subió 0,3% y la onza de plata mejoró 0,2%. Hubo un repunte en los metales básicos: el cobre subió 0,9%, el aluminio ganó 0,5% y el níquel mejoró 0,2%. En Chicago si vio una suba del 0,5% para el trigo, con baja del 0,1% para el maíz y la soja. En Rosario se registró una baja del 0,8% para la soja. Y la sorpresa del día fue la dura caída de casi 8% para el bitcoin, con bajas similares para el resto de las criptomonedas (sólo el ethereum pudo salvarse).

Facebook
Follow by Email
Twitter