EN ENTRE RÍOS, CAMBIEMOS VA CAMINO A PASO ENTRE RADICALES

Facebook
Follow by Email
Twitter

Los diputados Atilio Benedetti y Jorge Lacoste se preparan para disputar las PASO del 14 de abril. (MARCELO HUGO HELFGOT-CLARÍN)

En simultaneo, ya la UCR copa la pelea en Córdoba, entre Mario Negri y Ramón Mestre, lo mismo pasa en diferentes provincias, todo hace suponer un cambio de humor radical, en consonancia con lo que muestran las encuestas a nivel general sobre el gobierno.

Tal vez por su costado rural, Entre Ríos es una de las pocas provincias donde la imagen positiva de Mauricio Macri supera a la negativa. Por lo tanto, los aspirantes a desplazar al PJ del poder admiten que la marca Cambiemos no resta, como sucede en otras geografías.

Así, la lista de pretendientes fue sumando adeptos, hasta que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, jefe natural del distrito y autoexcluído de la pelea por la Gobernación, puso mano firme para ordenar a la tropa.

Si bien hasta ahora no logró el ansiado “consenso”, al menos el panorama quedó más claro: en la cancha quedaron sólo dos contrincantes, los diputados radicales Atilio Benedetti y Jorge Lacoste.

La candidatura de Benedetti estaba cantada desde que el dirigente de origen rural encabezó la lista que se impuso en las elecciones legislativas del 2017.

La de Lacoste alumbró el miércoles pasado, cuando su nombre ganó la votación en el Foro de Intendentes de Cambiemos.

Aunque Clarín recibió de ambos la misma propuesta, “trabajar para un acuerdo”, los equipos de uno y otro ya laboran en realidad para la confrontación en las PASO del 14 de abril (la general es el 9 de junio).

Antes de llegar al cierre de listas, el 23 de febrero, tendrán que completar sus respectivas fórmulas. Y se dar por descontado que serán mixtas, es decir que el PRO colocará a los vices.

Como acompañante de Benedetti suena la diputada Yanina Gayol. A Lacoste le gustaría que lo secunde Gustavo Hein, intendente de Basavilbaso.

Pero en la Rosada prefieren que se asegure la reelección en sus pagos originados en la inmigración judía y centroeuropea.

Hein no estuvo entre los 13 jefes comunales que votaron en favor de Lacoste en la reunión del Foro. Otros dos lo hicieron por el intendente radical de Chajarí, Pedro Galimberti, mientras que 4 se abstuvieron y diez pegaron el faltazo.

La pulseada entrerriana entre dos radicales copia casi a imagen y semejanza la escena de una interna a esta altura irreversible entre Mario Negri y Ramón Mestre en Córdoba.

Una diferencia es que quien surja vencedor se perfila con mayores posibilidades de éxito en las elecciones generales. Es que a diferencia del cordobés Juan Schiaretti, el entrerriano Gustavo Bordet afronta una amenaza de cisma en el peronismo. Y si lo K cumplen con el plan de colar por afuera la candidatura de Julio Solanas, Cambiemos tendrá chances inmejorables de aguar la fiesta de la reelección del hasta ahora “amigo” del gobierno de Macri.

¿Qué diferencia a los candidatos? Benedetti tiene mayor conocimiento, dado que ganó las elecciones legislativas de 2009 y 2017. Pero muchos de sus correligionarios lo tildan de “personalista”.

Lacoste gobernó 22 años la localidad de Sauce de Luna (3000 habitantes) y su fuerte es la territorialidad que le ofrendan los principales intendentes, sobre todo el poderoso Sergio Varisco, de Paraná.

Se comenta que Macri prefiere a Benedetti, porque ya está instalado, y a cambio le armaría la lista de legisladores con puros PRO, en cambio Frigerio estaría del lado de Lacoste, en función de cuidar la unidad con quienes en definitiva poseen el poder territorial en la provincia, merced a sus intendencias, posición mayoritaria esta en la mayoría del PRO de la provincia.

Facebook
Follow by Email
Twitter