ECONOMIA

Published on mayo 14th, 2018 | by concordia7

0

EN EL MERCADO CREEN QUE LOS BANCOS RENOVARÁN MAYORÍA DE LEBACS, DUDAS CON MINORISTAS

El Banco Central sortearía esta renovación, pero advierten que en junio habrá otro gran examen. (LPO)

El supermartes atrapa todas las miradas del mercado. Hay unanimidad en destacarlo como un día clave, donde el fracaso de la renovación de Lebacs por $645.000 millones -equivalentes a más de la mitad de las reservas- podría desembocar en una crisis mucho más profunda. Para evitar esta situación, el Banco Central arrancó la semana jugando fuerte y ofertó 5.000 millones de dólares, fijando un tipo de cambio a $25.

“Le puso un techo al tipo de cambio para generar mayor confianza y llegar a la renovación de del martes en un escenario de menor volatilidad”, explicó Juan Manuel Pazos, jefe de Estrategia Soberana y Subsoberana de Puente.

Este cambio de estrategia de la entidad monetaria es valorada positivamente por la mayoría de los analistas, que consideran que debió haberse aplicado mucho antes y no ir dilapidando reservas paulatinamente. Para el director de Eco Go Federico Furiase, “lo mejor que podía hacer el Banco Central era llegar a la renovación con el tipo de cambio más alto pero con la menor expectativa posible de una devaluación futura”.

De esta manera, el tipo real se ubica a un nivel similar al de enero 2016, tras la salida del cepo y va en línea con el pensamiento del FMI para poder mejorar el déficit de cuenta corriente, como adelantó este medio. “Volvemos al mejor nivel de competitividad externa que tuvo el gobierno de Macri. Ahora hay que buscar que esto no se traslade a precios para que no te coma la mejora del tipo de cambio real y para terminar de calmar las expectativas faltaría el anuncio del monto que prestará el FMI”, destacó Furiase.

En el mercado, descuentan que se renovará entre un 70% y un 80% de los vencimientos. Se descarta la renovación del 60% que está en manos de bancos y entidades públicas, pero hay dudas respecto a la actitud de los minoristas que se mostraron muy nerviosos en las últimas semanas. La cuenta que hacen es la siguente: con la tasa al 40% dentro de 35 días la ganancia para los que se coloquen en Lebac es de 3,28%, que son 792 pesos cada mil dólares invertidos a la cotización de la punta compradora de hoy. El dólar, para ser negocio, debería tener una suba mayor a ese porcentaje.

“A los bancos no les queda otra que aceptar. Ya no es una cuestión de ganar plata, porque la suba de tasa y la devaluación los está matando a los bancos, sino una cuestión de supervivencia. A nadie le conviene que fracase el Central. El límite de la negativa de un banco a una instrucción de la entidad monetaria es su propia subsistencia”, advirtió el analista de mercados Francisco Uriburu.

El problema pasaría en que la mayor parte de la renovación estaría concentrada en junio, lo que sobrecargaría un vencimiento muy cercano que ya de por sí tendrá importes altísimos a renovar. En los últimos vencimientos, el porcentaje de renovación a corto plazo giró alrededor del 70% y dada la volatilidad de las últimas semanas se estima que en esta ocasión ese porcentaje será aún mayor. “Renovar a 30 días es postergar el fusilamiento, pero sirve para ganar tiempo”, subrayó Uriburu.

En este sentido, se cree que Sturzenegger va a tratar de estirar los vencimientos dando tasas atractivas a largo plazo, aunque no hay certezas respecto a la actitud de los bancos. Según la agencia Bloomberg, el sábado hubo una reunión entre funcionarios del Banco Central y los principales bancos del país para proponerles un canje con una extensión de plazos a 130 días, cosa que las entidades financieras habrían rechazado.

En cuanto a la tasa, se estima que se ubique en torno al mercado secundario. “Se va renovar a una tasa del 45% o 50% mañana. Cuando estas apagando un incendio, si te dicen que el extinguidor vale $2.000 o $5.000 te da lo mismo”, opinó Uriburu.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑