Martes 23°
14°
Miércoles 25°
10°
Jueves 30°
16°

NACIONAL

Published on noviembre 6th, 2017 | by concordia7

0

EL PROGRESISMO DE LA UCR SESIONA EN SETUBAL Y MARCA LA CANCHA

Convocados por Changui Cáceres, unos 500 dirigentes de todo el país deliberan en Santa Fe. Hoy saldría un documento. La figura de Alfonsín, clave a la hora de unificar posiciones.

Alguno habrá dicho que mas de 40 años no es nada, mientras saltaba y entonaba cánticos ochentosos con preocupante actualidad, otro se veía a si mismo en fotos retros de pelo largo y panatalones anchos, pero todos, todos, coincidian en que, como dijó uno de sus máximos referentes, el “Changui” Caceres: “EL PRO SE QUIERE FUMAR A LA UCR EN PIPA”.

Cerca de 500 dirigentes radicales llegados a la ciudad de Santa Fe desde las 23 provincias y Caba debaten desde ayer al mediodía (hasta hoy) en el complejo vacacional UNL-ATE, tras haber sido convocados por Luis Changui Cáceres.

“No tenemos borrador de documento porque no sabíamos qué iba a pasar. Qué venía a decir cada uno. En base a todo lo que se dijo, seguramente esta noche o mañana mismo (por hoy) redactaremos uno y los daremos a conocer”, le dijo Cáceres a La Capital a medida que la reunión comenzaba a declinar.

El descontento atravesó todos los discursos. Desde los más moderados hasta los más aguerridos. “Esta veterana se ha vuelto a pintar la cara”, dijo una ex diputada nacional sanjuanina que integrara el comité nacional que presidiera Raúl Alfonsín.

El estadio de básquet del complejo ubicado sobre la margen este de la laguna Setúbal no tiene aire acondicionado, pero eso no amilanó a los radicales —en una inmensa mayoría de mediana edad para arriba— que gritaron, cantaron y saltaron conforme las consignas se fueron enardeciendo.

En número o en bullicio fueron más los socialdemócratas o alfonsinistas. Pero el ex presidente fue la prenda de unidad en cada momento que amenazó una confrontación. Siempre hubo alguien que inició el grito “Alfonsín, Alfonsín” al que todos se plegarían. Pasada la adrenalina el Encuentro en Setúbal, como se llamó formalmente a la reunión, continuaba civilizadamente.

Los reclamos se centraron tener mayor participación, dinamismo; de volver a encantar a los jóvenes, a usar las boinas blancas y cantar la marcha junto a un plan de acción y de gobierno para cimentar la ambición de volver a ganar el país.

Si bien hubo críticas a Cambiemos y al presidente Mauricio Macri. “Al PRO bien le podemos cambiar la letra O por la I, y eso lo definiría mejor. Van por el peronismo y lo están masacrando, ¿acaso algo les impedirá que mañana vayan por la UCR?”, se preguntó un joven, y disparó uno de los momentos en que se zanjaron al grito de “Alfonsín, Alfonsín” (los reproches siempre fueron hacia adentro del partido).

“Estoy harta de escuchar la palabra cambio. La UCR no tiene que cambiar, tiene que volver a ser la UCR, con sus principios, su ética innegociable, de la legalidad, de la república, su concepción humanista nunca populista ni neoliberal. No jodan más con el cambio y volvamos a ser lo que hemos sido”, sostuvo otra oradora.

“Si el PRO tiene al radicalismo de decorado no es culpa del PRO o de los socialistas en el Frente Progresista, sino de los radicales”, dijo un joven que fue presentado como integrante de una organización social de Rosario. Ese es el reproche: la cada vez más nula visibilidad de la Unión Cívica Radical. “Cuando no es Cambiemos es el PRO, nunca es la UCR”. Acá las quejas tuvieron el nombre del presidente del comité nacional. “No es cierto como dice (José) Corral que Cambiemos es la UCR porque no es así como lo ven los ciudadanos”, le enrostraron aunque luego le concedieron una ironía simpática: “O se equivoca el presidente o hace como si se equivocara”. No sería la única vez que lo nombrarían. Al parecer el comité nacional no responde a las demandas de los dirigentes del interior del país y están que trinan algunos.

La mirada introspectiva ensayada ayer no deja bien parada a la Convención nacional de Gualeguaychú, que decidió integrar Cambiemos, aunque no se cuestionó la validez de la decisión sino que entonces no se hubiera condicionado su concreción con exigencias basadas en los principios éticos.

“Ya con la Alianza nos tuvimos que tragar a Cavallo, y fue el comienzo de este desplome de nuestro partido. ¿Ahora resulta que los radicales avalamos que se ajuste a los jubilados?”, fue una de las críticas a las recientes medidas económicas anunciadas por el gobierno nacional.

“Los radicales hemos sido cómplices en los últimos 15 o 20 años. ¿Quiénes votaron la reelección del gobernador y la ley de lemas?”, fue sólo una de las muchas preguntas que hizo un dirigente llegado de Pico Truncado, Santa Cruz, recordando medidas con las que los Kirchner fueron consolidando su poder.

Otro pidió volver a diferenciarse. “Hemos sido tan estúpidos que hubo un tiempo que nos avergonzaba decirnos diferentes de los peronistas, que no pueden exhibir un solo dirigente ejemplar sin ninguna sospecha, y eso es precisamente lo que no pasa con la UCR. Yo he llegado a escuchar en el comité nacional que se sugería que nos llamemos «compañeros» nosotros también en lugar de correligionarios. Pero, ¿en qué punto nos extraviamos tanto?”

El documento del Encuentro en la Setúbal, a casi medio siglo del original, buscaría responder algunas de las preguntas que ayer llevaron los dirigentes al plenario.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑