EL FMI EMPEORÓ LAS COSAS, DICE KENNETH ROGOFF Y ACUSÓ A TRUMP

Facebook
Follow by Email
Twitter

“En caso de que hayas parpadeado, Argentina acumuló un montón de deuda desde casi nada con una velocidad sorprendente, y luego procedió a incumplirla casi igual de rápido”, escribió ayer Kenneth Rogoff en una dura columna de Project Syndicate.

“En comparación con el default en cámara lenta del 2002, la última crisis se siente como ‘Shakespeare de 60 segundos’”, grafica el hombre que hoy enseña en la Universidad de Harvard y fue Economista Jefe del FMI.

“En caso de que hayas parpadeado, Argentina acumuló un montón de deuda desde casi nada con una velocidad sorprendente, y luego procedió a incumplirla casi igual de rápido”, escribió ayer Kenneth Rogoff en una dura columna de Project Syndicate. “En comparación con el default en cámara lenta del 2002, la última crisis se siente como ‘Shakespeare de 60 segundos’”, grafica el hombre que hoy enseña en la Universidad de Harvard y fue Economista Jefe del FMI.

“En ambos casos, los préstamos del FMI sólo parecieron posponer lo inevitable y, lo que es peor, exacerbar el colapso final”, dice Rogoff y cuestiona el rol del organismo. ¿Por qué hizo lo que hizo en un país con la (in)conducta de Argentina y lo que él denomina “intolerancia a la deuda”?.

Hubo un poco de todo, argumenta. Por un lado, un incentivo para ayudar a Argentina y, a diferencia del último gran préstamo de los ‘90, ser útil y demostrar que había mejorado. “No es el mismo FMI”, se escuchaba a mediados de 2018.

A la vez, había un interés más egoísta: reactivar su rol como prestamista de última instancia en un contexto en el que los países se financian a tasas bajas (o con China) para evitar su paulatino desdibujamiento político.

La tercera hipótesis de Rogoff es aún más egoísta y es que…Donald Trump así lo pidió. Estados Unidos, dicen los que saben, maneja el FMI: es el que más dinero pone y, sobre todo, el que tienen la voz más pesada.

“Se puede argumentar que (Trump) presionó al FMI para que sea más concesivo (go easy) en su préstamo”, dice Rogoff y que eso, una vez más, “empeoró la última calamidad económica de Argentina”. Después de todo, dice Rogoff, “el padre del presidente argentino, Mauricio Macri, era socio comercial y amigo de Trump”. No casualmente el tamaño del préstamos (¡14 veces la cuota de Argentina!) dejó boquiabiertos a todos. Aun así, no funcionó y en Washington varios se deben estar agarrando la cabeza.

Facebook
Follow by Email
Twitter