DÓLAR HOY: CERRÓ A $65 EN EL ÚLTIMO DÍA DE OPERACIONES ANTES DE LAS ELECCIONES

Facebook
Follow by Email
Twitter

El Banco Central subastó otros US$ 220 millones de las reservas. Fue una jornada de operaciones récord.

Las masivas compras continuaron este viernes presionando al dólar, que finalizó a $ 65 en la última sesión previa a las elecciones presidenciales. La avanzada se produjo pese al extremo accionar del Banco Central, que vendió otros 220 millones de dólares.

La divisa norteamericana terminó a $60,19 para la compra y a $65 para la venta, según el promedio que realizó el Central sobre las operaciones en casas de cambio y bancos. En la semana saltó $ 4,27 y el precio de cierre determinó un nuevo máximo.

El mismo relevamiento oficial indica que en las pantallas de algunas entidades la cotización de cierre fue incluso mayor y llegó hasta los $ 75,41? (IB Cambio SAS).

Las compras de cobertura volvieron a impulsar la presión y en el Mercado Abierto Electrónico (MAE), donde se concentran las transacciones de los grandes jugadores del sector como bancos y empresas, el billete estadounidense terminó con un salto de 55 centavos respecto al jueves.

Fue una jornada récord de operaciones. El monto negociado alcanzó su máximo en lo que va del año al ubicarse en U$S 1.152,235 millones en el segmento de contado y en U$S 60 millones en los futuros del MAE.

El dólar mayorista culminó a $ 60 y el salto semanal fue de 75 centavos pese a los extremos esfuerzos que realizó el Banco Central que conduce Guido Sandleris para tratar de contener la avanzada. La entidad volvió a subastar reservas en el spot de contado: realizó cuatro ofertas por montos de hasta U$S 200 millones.

El frenesí comprador se hizo presente desde el arranque en el MAE y se tradujo en un salto inicial de 35 centavos, que se pronunció con el correr de los minutos. Atento a la situación, y cuando el mayorista se posicionó en $ 59,99, el Central anunció su decisión de volver a colocar de manera directa y por segundo día consecutivo divisas de sus arcas para satisfacer la demanda.

Esa es la estrategia que implementó en la sesión previa, cuando realizó tres subastas de US$ 200 millones cada una y se despojó de US$ 346 millones.

Y este viernes, en total, el BCRA inyectó 220 millones de dólares porque la última subasta, que se realizó sobre el cierre, se declaró desierta, es decir que no hubo ofertas de compradores. El accionar logró revertir algo del salto de la moneda, que llegó a tocar máximos de 60,30 pesos.

Los dólares paralelos
Claro que también avanzaron con fuerza en los últimos días las cotizaciones de los dólares a los que se accede mediante operaciones bursátiles que permiten sortear los controles cambiarios que se instalaron a principio de septiembre pasado.

El Contado con Liquidación, que permite a un comprador individual o a una empresa hacerse de dólares en el exterior mediante la operaciones con bonos y acciones, saltó este viernes 5,7% y se posicionó en 81,09 pesos.

Algo más moderada fue la suba del dólar Bolsa, al que se accede a través de la compra-venta de bonos y con el que las divisas adquiridas quedan depositadas en una cuenta bancaria en el país. Saltó 4% hasta los 76,14 pesos.

La comparación con la antesala de las primarias
La carrera que tomó el dólar por las compras de cobertura en la semana previa a las elecciones presidenciales fue significativamente más intensa a la que se produjo en las primarias de agosto pasado: la divisa norteamericana, en el sector minorista, ganó casi siete veces más y pese a los controles cambiarios.

En los cinco días previos a las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), cuando todavía se desconocía cuál sería la principal tendencia hacia las generales, el dólar avanzó 66 centavos y culminó a $ 46,55.

Ese avance representa el 15,4% de lo que avanzó el billete verde en la antesala de las generales y se produjo a pesar de las restricciones para la compra que el BCRA puso en marcha a principios de septiembre y que impiden que grandes empresas adquieran dólares para atesoramiento y que los pequeños ahorristas accedan a más de U$S 10.000 mensuales. Para quienes desoyeron lo establecido hubo sanciones.

Pero todo cambió en la sesión posterior a aquellos comicios, cuando un nuevo cimbronazo financiero catapultó a la divisa norteamericana y la hizo ganar 10,75 pesos en cuestión de horas. Aquel lunes, el minorista terminó a $ 57,30 y continuó su avance en las sesiones siguientes. La devaluación que el peso registró tan sólo en esa semana fue del 19,90%.?

El posterior cierre de los mercados agravó la crisis en la balanza de pagos. Sin la posibilidad de acceder a dólares mediante el financiamiento y tampoco al desembolso por 5.400 millones de dólares del FMI, el BCRA recurrió a las reservas.

Por la marcha alcista que el dólar intensificó a partir de las PASO, la devaluación del peso entre aquellos comicios y este viernes, fue del 28,38%.

Facebook
Follow by Email
Twitter