Martes 23°
14°
Miércoles 25°
10°
Jueves 30°
16°

DEPORTES

Published on diciembre 9th, 2016 | by concordia7

0

DE LA DAVIS, LA PASIÓN Y EL CRECIMIENTO, VISTO CON OJOS “GALLEGOS”

Emilio Sánchez se emocionó con Argentina y contó en una anécdota el “cambio” de Del Potro. El capitán de España en la final de M. del Plata 2008 escribió una emotiva carta, en la que se confesó hincha del equipo argentino.

Y reveló una situación particular sobre Delpo.

Emilio Sánchez Vicario fue, quizás, el artífice de la derrota más dolorosa de Argentina en la Copa Davis. En la final de 2008, él era el capitán del equipo español que se impuso en Mar del Plata. Pero en esos días ocurrió otra cosa que no se había hecho pública: desde esa serie se convirtió en hincha del tenis argentino y, ahora, festejó el título que finalmente se dio en Croacia, donde el equipo de Daniel Orsanic se impuso por 3 a 2 con los puntos vitales de Juan Martín Del Potro y Federico Delbonis en el último día de la serie. “Cambiaron la historia y se recordará a esos jugadores como a los héroes que llevaron a Argentina y a los argentinos a la cima mundial del tenis”, escribió en una emotiva carta, en la que también elogió a Delpo, al decir que “la adversidad no sólo le ha convertido en mejor jugador sino también en mejor persona”. Algo que refrendó con una anécdota personal.

Titulada “Felicidades de un fan gallego”, la carta de Sánchez Vicario salió en la web de su academia de tenis, Sánchez-Casal, y en ella contó que vivió el triunfo de Argentina con “gran emoción” porque en aquella final de 2008 había sido “inmensamente feliz” pero también se entristeció por la derrota argentina. “En la cena oficial de la final recuerdo las caras de tristeza de los jugadores y del capitán, un reflejo de la decepción de la más increíble afición que nunca haya visto en un partido de tenis. Los argentinos cuentan sin duda con la mejor hinchada del mundo. Aceptaron finalmente la derrota y fueron tan respetuosos que nos regalaron una espectacular ovación. Desde ese día me convertí en fan de su equipo. Soñaba, deseaba que ganaran y que les fuera bien”, arrancó el excapitán español, que destacó la “perseverancia” después de la final de “2011 otra vez contra España y las semifinales en 2010, 2012, 2013, y 2015”.

“Persistieron y este 2016 consiguieron lo imposible, ganar cuatro partidos siendo el equipo visitante. Orsanic encontró la mejor manera de crear el estado ideal para que sus jugadores dieran lo mejor de sí. Sus maneras, know-how, espíritu e inspiración no sólo marcaron la diferencia sino que llevaron al equipo a jugar libremente y sin limitaciones. Su trabajo fue fantástico. Su victoria ha sido clave porque es la primera vez que un equipo gana sin tener a ninguno de sus jugadores en el top 20, aunque en realidad Juan Martín del Potro tiene el potencial de situarse en el top 5. No contó con un equipo de dobles, pensó que Delpo podría ser el líder también en esta especialidad, y tuvo razón. Fue uno de los pocos que creyó que podría volver al equipo después de su operación, e invirtió energía, tiempo y esfuerzo en ayudarle a reincorporarse. Los Juegos Olímpicos le ayudaron a conectar durante su increíble actuación, y contribuyó a que su relación progresara”, agregó Sánchez Vicario, sin ahorrar elogios para el capitán del equipo.

En cuanto a Del Potro, el español contó también una anécdota que refleja el cambio del tandilense tras la serie de lesiones que lo hizo retroceder al puesto 1041 del ranking. “Durante esos dos años de ausencia del circuito Delpo evolucionó como persona. Este año le vi en Delray, su primer torneo desde su incorporación. Se hizo una fotografía con mi hijo y habló con él. Hace cuatro años cuando le pedí hacer lo mismo se negó. La adversidad no sólo le ha convertido en mejor jugador sino también en mejor persona, y el tenis es un reflejo de quién tú eres”, contó.

“Por esa razón sus palabras al finalizar el partido de la final me inspiraron y las compartí con mi hijo como ejemplo. También ha aprendido a amar su deporte y a batallar, ha tenido más remontadas y partidos épicos en los últimos meses que en toda su carrera. A su vez, se ha convertido en un líder y ha inspirado a sus compañeros de equipo Delbonis, Pella, Mayer, Mónaco o Olivo. La energía creada se contagió a las gradas, a la prensa, y todo el mundo empezó a creer. La hinchada ha sufrido pero ha jugado un gran papel en esta Copa, nunca tiraron la toalla, cuando Delpo perdía dos sets se podía sentir que estaban presentes y pelearon hasta el final. Jugaron el partido con él. Qué gran lección para otros países, cuánto color y pasión en cada uno de los aficionados, qué espectáculo”, agregó.

En el final, Sánchez Vicario remarcó que tanto el equipo como los fanáticos “son un claro ejemplo de que si disfrutas la presión, la sientes y la saboreas, cuando llega tu momento estás listo para competir”. “Estoy muy feliz por nuestros hermanos argentinos. Tienen dos países madre, Italia y España. Llaman a la gente de esos lugares ‘Gallegos’ y ‘Tanos’, y esa mezcla explosiva derrama tanta pasión que no te deja indiferente: o los amas, o los odias. Orsanic, Delpo, Delbo… fuisteis los guerreros que entregasteis la Copa Davis a un país de tenis, y me inspira profundamente vuestra hazaña. Felicidades de parte de un fan ‘gallego’”, concluyó.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑