DE ELECCIONES, DEUDAS Y DEUDA EXTERNA

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/de-elecciones-deudas-y-deuda-externa/
Twitter

En un 2019 atravesado por el cronograma electoral, prevalecen discursos tribuneros, deuda social y laboral creciente y pagos puntuales de deuda externa.

A lo largo del año la Argentina deberá cancelar compromisos de deuda por 59.700 millones de dólares, en concepto de capital e intereses. El 80 por ciento de esas obligaciones son por emisiones de títulos realizadas por el actual gobierno.

Durante 2019 el gobierno nacional enfrenta vencimientos de deuda por 59.692 millones de dólares en concepto de capital e intereses. Un relevamiento del Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala advierte que el 80 por ciento de esas obligaciones corresponde a emisiones realizadas durante la gestión de Cambiemos.

El creciente peso de los pasivos asumidos evidencia para los investigadores del ITE “las consecuencias del vertiginoso y abultado proceso de endeudamiento llevado a cabo en estos tres años”.

Desde el Palacio de Hacienda aseguran que el crédito condicionado del FMI ofrece las divisas necesarias para hacer frente a los vencimientos. Los funcionarios enfatizan el compromiso oficial con el programa de austeridad y reformas estructurales para garantizar la sostenibilidad de la deuda.

El informe elaborado por la misión del organismo que será elevado al Directorio del Fondo antes de habilitar el próximo desembolso por unos 10.800 millones de dólares incluirá una nueva evaluación sobre la sustentabilidad de la deuda. La revisión difundida en diciembre afirmó que “la deuda argentina es sustentable, pero no con alta probabilidad”.

Las cifras elaboradas por el ITE arrojan que el año pasado el gobierno argentino emitió deuda por 109.120 millones de dólares. Las emisiones de bonos en moneda extranjera y títulos en pesos, sumados a las Letras del Tesoro, representaron el 74 por ciento de las colocaciones mientras que el resto corresponde al préstamo del FMI. La deuda total ascendió así hasta el 86 por ciento del PBI al finalizar 2018. El informe del instituto que depende de ATE y UTE señala que durante el primer mes del año “las emisiones de deuda del gobierno se desaceleraron de manera considerable”.

La renovada vulnerabilidad financiera y la disponibilidad de los recursos del Fondo hicieron que en enero solo se registrara una ampliación por 1200 millones de dólares del Bonar 2024 sumada a las distintas licitaciones de letras de corto plazo por un monto total de 4150 millones. Así, las emisiones totales del gobierno nacional fueron de 5346 millones al comenzar 2019.

Las alarmas por el creciente peso de la deuda no solo suenan en Argentina. Un documento elaborado por el FMI reconoce que un conjunto de países en desarrollo deberá encarar reestructuraciones. “La deuda pública de los países de mercados emergentes se encuentra en niveles vistos por última vez durante la crisis de la deuda de los años ochenta”, sostienen los directores del Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación del Fondo.

La publicación del organismo no ofrece nombres propios pero menciona las traumáticas y extensas negociaciones encaradas por los países latinoamericanos durante las décadas del 80 y 90. “Es necesario promover la colaboración entre los acreedores oficiales a fin de prepararse para los casos de reestructuración de la deuda en los que participen prestamistas no tradicionales”, indica el texto publicado en el blog oficial Diálogo a Fondo. El informe no propone, sin embargo, ningún mecanismo para prevenir el accionar de los fondos buitre.

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/de-elecciones-deudas-y-deuda-externa/
Twitter