CONCEJALES SANCIONAN AUMENTOS DE HASTA 1.000% DE LA TASA INMOBILIARIA Y OTRAS MULTAS

Facebook
Follow by Email
Twitter

Esta mañana, en la sesión del Concejo Deliberante, los ediles aprobaron una suba de la tasa inmobiliaria a los terrenos baldíos que llega hasta al 1.000 % en algunos casos, Los mismos porcentajes para quienes no hayan instalado medidores de agua.

Durante la sesión, los ediles de la oposición manifestaron qué estaban en contra de la iniciativa y no votaron la modificación de la ordenanza tributaria. “Este aumento tiene una finalidad recaudatoria y en este momento tan difícil económico que estamos pasando creo que es totalmente desubicado”, dijo Nicolás Moulins (Juntos por el Cambio) al oponerse al incremento. Desde el lado del oficialismo, sostuvieron que intentan evitar la especulación inmobiliaria. En esos casos, les exigen que pongan un muro perimetral y mantengan limpios los terrenos, entre otras exigencias para no ser penalizados. En caso contrario, de no hacer nada, «que les que les sea absolutamente costoso”, dijo el edil Daniel Cedro (Frente Renovador). “Saquémonos la mascarilla: todo lo que viene en contra de los especuladores y los terratenientes, obviamente que un sector no va a estar acompañando”, expresó Alberto Armanazqui, presidente del bloque de concejales del PJ.

El proyecto de ordenanza de modificación de la ordenanza tributaria establece un incremento de un 1000 % en los baldíos cuyo frente se encuentren en avenidas: Eva Perón, Independencia, Presidente Illía, Presidente Perón, San Lorenzo, Salto Uruguayo y Gerardo Yoya. Para los terrenos ubicadas en la zona A que no estén situados en las avenidas mencionadas de un 900 %, en la zona B no comprendidos en las avenidas mencionadas de un 700 %, en la zona C en la misma condición consignada anteriormente de un 400 %.

Pero los porcentajes pueden reducirse en un 50% en los casos en que los baldíos estén cerrados con muro perimetral y en buen estado de higiene y conservación, en cuyo caso deberán solicitar una inspección municipal a Saneamiento Ambiental. Solo se exime del cerramiento a los terrenos de más de 10.000 metros cuadrados, pero sí se exige el mantenimiento en buen estado de los mismos.

El concejal Esteban Benítez (UCR) indicó: “lo que noto en esta modificación es un aumento de casi todos los ítems que tienen que ver con cosas que ya habíamos hecho un recargo como los medidores de agua”. Mas adelante, indicó que la política de seguir aumentando las tasas no está logrando el efecto de generar las mejoras. “En mi opinión, no es éste el camino así que no voy a apoyar”, dijo.

En ese sentido, dijo que no estaba en contra de exigir la construcción de los muros perimetrales. “Vemos muchos baldíos abandonados, con problemas de saneamiento y de cercados”, señaló el edil radical. No obstante, recalcó que, para revertir ese problema, el aumento de la tasa no ayuda. Y, de hecho, sostuvo que tampoco ayuda el hecho de que el propietario del terreno transfiera esos costos a quienes adquieran esos lotes dado que la ciudad necesita desarrollarse inmobiliariamente. “En vez de recargar al dueño del terreno, tal vez terminamos recargando al dueño de la primera vivienda”, añadió. Y sostuvo que también hacen faltan muros y veredas en terrenos municipales. “Como Estado, si exigimos, tenemos que dar el ejemplo”, indicó.

A su turno, Nicolás Moulins (Juntos por el Cambio) sostuvo que cuando se creó el recargo a los terrenos baldíos, el espíritu del mismo era impulsar la venta o la construcción en esos espacios. “Y la verdad es que no hemos recibido un informe que nos señale si ha funcionado o no el recargo con esta finalidad. Siempre se nos dijo que la finalidad no era recaudatoria. Por lo tanto, no entiendo la finalidad de este recargo”, dijo.

De la misma forma, objetó que se recargue a los frentistas por la ausencia de medidores, en el caso de la tasa de agua potable, porque Obras Sanitarias no tiene la capacidad de hacer la cobranza por medidores. “Tiene que hacer todo un proceso de renovación de personal, de sistemas, para hacer la instalación, el mantenimiento y el control de los medidores. Es decir que, aunque todos los vecinos instalaran su medidor Obas Sanitarias no podría cobrar por medidor”, recalcó Moulins. Por ello, dijo que primero Obras Sanitarias debería adecuar su funcionamiento para luego salir a exigir la instalación de medidores.

En tanto, Magdalena Reta de Urquiza (Juntos por el Cambio) recordó que se les exige a los propietarios de terrenos donde se efectúe un loteo que deben llevar el agua, la cloaca y la energía eléctrica abra las calles y se encargue del cordón cuneta de cemento. “Y para no pagar el 1000 % de aumento, la persona va a tener que cercar todos los lotes y hacer muros. Es decir que es una inversión gigantesca que lo que hace es penalizar al que quiera vender un terreno”, argumentó.

“Este tipo de medidas son recaudatorias y lo que terminan haciendo es un efecto contrario al que se busca si se busca con este tipo de penalización que se haga muros, que lo mantenga limpio, que pida una inspección municipal para no cobrarle por baldío”, recalcó. “No voy a acompañar este cambio a la tributaria”, añadió.

“No está mal al que abra una calle que se le exija cordón cuneta; no está mal al que tiene un baldío que lo mantenga. En todo el mundo la urbanización implica una inversión. Le vamos a exigir una inversión porque están teniendo una tremenda ganancia con eso. No es una simple especulación, están especulando con eso, están teniendo una ganancia. Sino venimos como estamos en que hay una mega-especulación y nos pasa que tenemos terminar regularizando algunos loteos de 10, 15 o 20 años atrás. Que cuando alguien tenía un peso más compraba un terreno, luego dividía los terrenos y los vendía. Después el problema era del municipio para instalar los servicios”, dijo el concejal Daniel Cedro (PJ).

“Está bien que absorba los costos el emprendedor porque no es la Madre Teresa de Calcuta. Los traslada a los costos. La intención de esto es evitar la especulación”, añadió. Y dijo que si sucede lo que dijo Reta de Urquiza, respecto de que los propietarios opten por no pagar ni cerrar los terrenos a causa del incremento, “que les sea absolutamente costoso”.

“En lo que a mí me toca, en estos ocho años, hemos visto pasar por este recinto numerosos expedientes de gente que realmente ha lucrado con este tipo de emprendimientos, siempre a costillas del Estado. Lo que no pagan ellos, en lo que les corresponde hacer, lo termina pagando todo el pueblo. No es justo porque muchos se enriquecen, pero es porque están acostumbrados”, indicó el presidente del bloque del PJ, Alberto Armanazqui.

“No sé qué se sorprenden del porcentaje del 1.000 % cuando la energía subió ¿en qué porcentaje? ¿No se acuerdan? Y eso lo tenemos que pagar todos. Y no estamos hablando de una especulación. Lo tenemos que pagar diariamente para poder vivir. ¿Para qué? Para que los mismos a los que le estamos exigiendo lo de los terrenos se estén llenando de plata”, dijo más adelante Armanazqui. Asimismo, sostuvo que no es un aumento del 1.000 % de una sola vez, sino que pasan del 700 % actual al 1.000 %.

Además, dijo que si la intención fuera recaudatoria, sostuvo que mal no va a venir dado que dejaron de recibir bastante dinero. “Unos pesos más mal no le van a venir al municipio, pero no es esa la intención”, dijo.

De la misma forma, dijo que, respecto de la tasa de agua, es muy difícil pensar en que Obras pueda incrementar su personal dado que el Ejecutivo dejó de subsidiar el 50 % del total de gastos del Ente como cuando asumió y hoy solo ayuda económicamente en un porcentaje no mayor al 20 % que corresponde a la tarifa de energía. Armanazqui recordó en 2015 la factura era de $ 240.000 y en la actualidad supera los $ 5.000.0000. “Saquen la cuenta los que se asombran por un 1.000 %. Estamos hablando de más de un 2.000 % de aumento”, indicó.

Finalmente, el proyecto de ordenanza fue refrendado por siete votos favorables contra tres. Votaron a favor los ediles del oficialismo junto a Cedro. Se opusieron Reta de Urquiza, Moulins y Benítez.

Facebook
Follow by Email
Twitter