Sábado 32°
19°
Domingo 32°
20°
Lunes 30°
20°

LOCAL

Published on febrero 8th, 2018 | by concordia7

0

CASO ALFONZO: DENUNCIARON A YOLANDA ZÁRATE POR PRESUNTO ATENTADO CONTRA UNA PERSONA

En el marco de la causa por irregularidades en el Hospital Masvernat.(ANÁLISIS)

Yolanda Zarate, la enfermera que es pareja de Gustavo Alfonzo, fue denunciada por presunto atentado contra una testigo en la causa que investiga irregularidades dentro del Hospital Delicia Concepción Masvernat de Concordia, según se informó.

Sucedió en el marco de la nueva investigación judicial que dio a conocer este medio los primeros días de enero. “El martes estaba esperando un colectivo urbano y un Corsa blanco se abalanzó sobre mi persona.

Alguien que me acompañaba en el lugar, cuando vio como venía el auto, me agarró y me tiró para atrás, si no, no sé qué hubiese pasado. Tengo miedo por mí y por mi familia”, contó angustiada la mujer a este medio. “Quiero que la ministra (de Salud, Sonia Velázquez) se entere que todo sigue igual que siempre, que desapareció la llave del office donde se guarda información, que Yolanda Zárate sigue caminando por los pasillos del hospital. Me prometieron protección pero no la tengo”, dijo.

La mujer que denunció a Yolanda Zárate y Gustavo Alfonzo por intromisión en el departamento de Enfermería del Hospital Masvernat, vive horas de nervios y temor. Este miércoles hizo una ampliación de su denuncia ante el fiscal Martín Núñez, que lleva la causa original.

En el texto al que tuvo acceso este medio, la mujer sostiene que mientras esperaba en la parada de colectivo con otra personal, un Corsa blanco conducido por Yolanda Zárate se abalanzó sobre su persona. “Menos mal que la persona que estaba conmigo, cuando vio el auto, me tiró para atrás. Cuando levanté la cabeza ví a Zárate manejando y de acompañante iba Elsa Harris”, manifestó.

Harris es la jefa de Enfermería y también fue incluida en la denuncia que abrió la causa original. “Ella decía que si no accedía a lo que Alfonzo pedía iba a tener consecuencias, porque él estaba consiguiendo un ascenso como supervisora de la costa del Uruguay o jefa de Enfermería de la provincia, en Paraná, por contactos políticos.

Asimismo, empecé a notar que durante el turno de Zárate me cambiaban ampollas de Morfina por Ketorolac, lo que puse en conocimiento de mi jefa Harris, que rompió las constancias en mi cara diciendo que había contado mal. Luego empecé a recibir amenazas de Alfonzo, que decía que iba a violar a mis hijos, que los iba a matar, y que tenía datos precisos de cómo se llaman y qué actividades realizan.

Mandé a Zárate a realizar una tarea y se resistió. Después nos llamaron al departamento de Enfermería donde estaba Harris y otras personas y me pidieron explicaciones. Yo pedí mi renuncia y Harris golpeando la mesa dijo que ella me ponía y me sacaba cuando quería. Por todo esto tuve mucho miedo y comencé a acceder a los pedidos de Zárate. En diciembre último, Zárate se negó a cubrirme y además comencé a tener faltante de estudios médicos”, sostuvo la mujer en la denuncia original.

Por esos días de enero, cuando se abrió la causa, una comisión del Ministerio de Salud se presentó en el nosocomio para tomar conocimiento de los hechos e iniciar los sumarios correspondientes. Asimismo, por disposición judicial se dictó una medida de restricción contra Yolanda Zárate, para que no pueda acercarse a la denunciante.

Sin embargo, la mujer aseguró que además de tirarle el auto encima, se robaron la llave del office donde se guarda prueba valiosa para la causa. “Quiero que cuiden a los testigos, gente que conoce muy de cerca los manejos de Zárate, Harris y Alfonzo. Y tengo miedo por mí. Me llaman de números desconocidos a cualquier hora. Sólo estoy pidiendo que no me dejen sola, porque son capaces de hacer cualquier cosa”, remarcó la denunciante en diálogo con este medio.

ANÁLISIS intentó en reiteradas oportunidades comunicarse con el fiscal Martín Núñez, pero en todos los casos los intentos fueron infructuosos.

Qué se investiga

Las irregularidades en el área de Enfermería del hospital comenzaron en marzo de 2017, cuenta la denunciante del caso. Las particularidades y detalles de los acontecimientos se dieron a conocer con la primera nota publicada por este medio sobre el caso.
*El denunciante formó parte del servicio de Ginecología desde marzo de 2017.

*8 de mayo de 2017. Alfonzo -mientras estaba con prisión domiciliaria- comenzó a hostigar al denunciante.

*Los contactos fueron a través de Facebook. Alfonzo se victimizó. Dijo que “Mauro (Urribarri) y (Enrique) Cresto le pagan a él por estar en la cárcel, para que no vayan ellos, que me deben muchos favores”.

*Alfonzo investigó el facebook de la víctima y su vida. Tanto es así que el denunciante tiene un contacto en un reconocido buffet de abogados de Capital Federal, por lo cual Alfonzo presionaba al denunciante para que esos abogados tomen su caso y le lleven adelante una apelación.

*Alfonzo llamó por teléfono al denunciante a cualquier hora del día, incluso de madrigada. Le preguntaba si estaba en la casa, casualmente ubicada a dos cuadras de donde el cumplía la prisión domiciliaria. Es decir, Alfonzo estaba a 200 metros de Cristina Escobar -la mamá de la adolescente que denunció a Alfonzo- y a 200 metros del trabajador del Servicio de Ginecología.

*En uno de los tantos mensajes que Alfonzo envió al denunciante dijo: “La droga es la que mueve todo y puede mover que mate a tu familia entera si no consentís que Yolanda esté bien, que es la única que me acompañó. Sé leal. Hacé todo lo que tu jefa de Departamento te dice y todo va a andar bien”. En los mensajes, las interpelaciones a ser “leal” son permanentes.
*Yolanda Zárate tenía cuatro celulares Nokia en el Servicio de Ginecología del Hospital Masvernat. Los aparatos estaban prendidos constantemente. A dos les recargaba batería y los otros dos estaban abiertos para escuchar todo lo que ocurría. Desde el otro lado de la línea estaba Gustavo Alfonzo.

*Los aparatos siempre eran dispuestos del mismo modo: uno quedaba en la mesa, uno en la mano de Zárate, uno en su bolsillo -Zárate siempre tenía auriculares puestos-.

*Si Zárate le cortaba el teléfono a Alfonzo, él comenzaba a llamar al fijo del Servicio de Ginecología. A veces Zárate lo amenazaba con dejarlo y él se volvía loco hasta el punto de llegar a disfrazarse para entrar al hospital, se encerraban en una cocina y se arreglaban entre ellos.

*Zárate siempre decía que su gran amor había sido su marido que falleció, que lo que tenía con Alfonzo era una cuestión comercial y de negocios.

*Alfonzo programaba todo lo del Servicio de Ginecología desde la prisión domiciliaria y luego desde la cárcel de Gualeguaychú., todo lo vinculado a personal, turnos, tareas.

*Harris apañaba todo y decía que había que hacer lo que Alfonzo pedía. Rompió planillas armadas y las suplantó por las que Alfonzo diagramó. Cuando se la cuestionaba por eso, ella contestaba “¿querés que venga a matarme?”.

*Era imposible hacer trabajar a Zárate en esas condiciones y eso generó problemas con otros trabajadores del sector. Había irregularidades en el servicio, entre otras, faltante de morfina y siempre ocurría en el turno de Zárate.

*Cuando en octubre pasado Alfonzo se fue a la cárcel de Gualegauychú, ella mandó un mensaje a trabajadores del servicio de Ginecología diciendo que estaba destruida porque lo habían llevado. Luego de eso, Zárate cambió de domicilio. Dejó de vivir en la casa de la madre de Alfonzo y se fue a ocupar una vivienda en el barrio Carretera La Cruz.

*20 de diciembre de 2017. El denunciante se comunicó con una persona del Servicio Penitenciario y pidió ayuda para que Alfonzo deje de molestarlo con el teléfono y redes sociales. Esa persona ayudó y recomendó hacer la denuncia.

*21 de diciembre de 2017. Denunciante recibió un llamado de Alfonzo que no fue contestado. El mandí un mensaje y no se comunicó más.

*22 de diciembre de 2017. Alfonzo llamó al celular del denunciante por el teléfono fijo del servicio y dijo: “Dejá de molestar a Yolanda porque te voy a volar la cabeza. Protegé a Yolanda y sé leal. Vos sabés de qué lado tenés que estar. Hacé bien las cosas”. Ese día, el denunciante se presentó ante supervisores y mostró todas las pruebas de todo lo que padeció. Las autoridades lo elevaron a Paraná.

*4 de enero de 2018. Se presentó una comisión del Ministerio de Salud de la provincia en el Hospital Masvernat. Los funcionarios provinciales acompañaron a la víctima a realizar la denuncia en Fiscalía. La declaración se produjo en un lapso de cuatro horas, desde las 11 a las 15.

*5 de enero de 2018. El juez dictó una restricción perimetral que prohibió acercamiento entre los trabajadores involucrados en la denuncia a menos de 100 metros.

*8 de enero de 2018. Hubo una nueva denuncia ante el juez porque Yolanda Zárate violó la restricción de acercamiento.

La condena y la causa dormida

Cabe mencionar que el publicista Gustavo Alfonzo fue condenado el 2 de marzo de 2017 por el Tribunal Oral Federal (TOF) de Paraná a 10 años de prisión. La pena es por Trata de una persona menor de edad con fines de explotación sexual. El debate oral ventiló detalles del caso particular y un modus operandi a través del cual, Alfonzo supo comandar grupos de chicas menores y mayores de edad, a quienes ofrecía en fiestas privadas y boliches. Las adolescentes eran captadas a través de ofertas de trabajo como productoras radiales o promotoras de eventos, pero terminaban siendo mercancía sexual.

La pata en los medios de prensa también le permitió al locutor gozar de las mieles del poder político durante años. Recibió pauta publicitaria de entes estatales, se sacó fotos con dirigentes de Concordia, con quienes siempre aseguró haber compartido largas veladas, hasta caer en desgracia.

En los medios, Alfonzo fue presentado como organizador de una red de prostitución vip, de la cual formaba parte Yolanda Zárate -su pareja-. El juicio oral también develó algún grado de connivencia con funcionarios del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf) Concordia, por lo cual el ex titular Fernando Ruger, también fue acusado.

Además de la condena, el juicio oral derivó en una nueva causa judicial, justamente para investigar la participación y responsabilidad de Yolanda Zárate y Fernando Rouger en esa red de prostitución, la primera como posible organizadora y el segundo como presunto consumidor y conocedor de los movimientos de Alfonzo. Sin embargo, desde que la Justicia Federal de Concepción del Uruguay recibió las actuaciones de Paraná no se conocen avances en el expediente.

Mientras, Alfonzo estuvo largos meses gozando de una prisión domiciliaria que finalmente fue revocada en octubre pasado, cuando fue enviado a la cárcel de Gualeguaychú.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑