BORDET-FERNANDEZ BORDET FRIGERIO: DOS REUNIONES, DOS CANASTAS

Facebook
Follow by Email
Twitter

Al viajar a fotografiarse con Alberto Fernández, Bordet visitó Casa Rosada para hablar con Frigerio. El gobernador de Entre Ríos continua su política ambivalente a pesar de los posicionamientos electorales.

El encuentro trascendió horas después de que el gobernador estuviera en Buenos Aires junto a diez mandatarios provinciales que adhieren al Frente de Todos. Ocurrió en el marco de una serie de entrevistas que mantuvo el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación en las últimas 72 horas. Frigerio también se reunió con el gobernador reelecto de San Juan, Sergio Uñac; y con el de Chaco, Domingo Peppo.

El contenido completo de las conversaciones se mantuvo en reserva. Se habló de gestión, pero existió obvia alusión al escenario político nacional. El objetivo, de todos modos, fue que las fotos hablaran por sí solas. Es que los encuentros oficiales quedaron muy pegados en el tiempo a la reunión de campaña de Alberto Fernández con los doce mandatarios provinciales.

Bordet estuvo el martes en la Casa Rosada. Uñac recibió luego a Frigerio en su terruño para firmar el contrato por una represa y destacó «la visión política estratégica» de Mauricio Macri para iniciar el proyecto. Y Peppo pasó por Balcarce 50, minutos después de verse con Fernández.

En Cambiemos creen que esos gobernadores podrían tener un perfil más moderado durante la campaña, o que, al menos, podrían omitir las críticas más virulentas hacia el presidente. En la misma línea, el oficialismo no descarta acercarse en los próximos días al gobernador electo en Santa Fe, Omar Perotti, y al candidato en Catamarca, Raúl Jalil.

Alineamientos

Los tres gobernadores que se mostraron con el gobierno tienen un acuerdo político con la fórmula Fernández – Fernández.

Bordet colocó a funcionarios de su confianza en la lista de legisladores nacionales del Frente de Todos en Entre Ríos. Uñac incidió en la nómina de diputados nacionales de la boleta de los Fernández en San Juan. En cambio, Peppo, que intentará su reelección, quedó desenganchado de la boleta presidencial, ya que Cristina Kirchner se inclinó por llevar a Jorge Capitanich como candidato a gobernador.

Más allá de los cinco distritos en los que gobierna Cambiemos (la Capital Federal, Buenos Aires, Corrientes, Jujuy y Mendoza), hay seis gobernadores peronistas que presentaron una boleta corta con sus candidatos al Congreso. Es un esquema que en el cuarto oscuro favorece a Macri, porque dispersa el voto opositor. Se dará en Neuquén, Río Negro, Misiones, Santiago del Estero, Chubut y Córdoba.

Otros doce gobernadores peronistas acordaron con el Frente de Todos, con variantes. A los más moderados es que el gobierno apuesta a fotografiar.

La Nación – Maia Jastreblansky

Facebook
Follow by Email
Twitter