Martes 23°
14°
Miércoles 25°
10°
Jueves 30°
16°

EDITORIAL

Published on octubre 26th, 2017 | by concordia7

0

BORDET: CRONICA DE RENUNCIAS ESPERADAS

La “ola amarilla”, esa gran excusa para renuncias que todos esperaban, pero mas que nadie, el propio Bordet. (J.M.H.)

Quienes conocemos al gobernador mas allá de su devenir como político, de su ciudad, de sus amistades, de su forma de manejarse en la vida, sabíamos de antemano que muy grande tenía que ser el terremoto para encarar semejante “limpieza”.

Nunca Bordet “volteó” funcionario alguno, simplemente deja madurar el momento y corre el obstaculo una vez caído, siempre privilegió la teoría de los hechos consumados, antes que adelantarse al momento en la toma de decisiones de estas características.

Muchos podrán decir “debería haber actuado antes”, el prefiere a los que dicen “hasta Bordet se cansó”, marcando claramente su andar cansino pero sobre seguro en la toma de decisiones.

Eso en el PJ es una gran cualidad, te lleva mas lento en el camino a los objetivos, pero deja menos enemigos heridos, y con menor poder de fuego porque casi que se autoexcluyeron antes a la vista de la ciudadanía.

La señal política que envía, no es para el PJ provincial, ni para el electorado en general, mas bien es hacia la liga de gobernadores, mesa donde goza de buen espacio, y en donde se decidirá gran parte del futuro del peronismo nacional, un lugar donde guarda esperanzas de abrirse caminos a pesar de la gran derrota.

Gustavo, como le dicen en su círculo mas cercano, “nunca te deja a pata ni expuesto, pero minimamente cumplí”, suelen repetir quienes lo rodean, y las pruebas de quienes cayeron en desgracia así lo confirman, después queda por analizar que es “cumplir” para el y sus amigos, ya que algunos de los que parecen quedar, en sus áreas, no gozan de apoyatura real en los que sienten las políticas sectoriales.

Bordet ahora, con el efecto elecciones y corriendo lo que debía correr antes, ganó algo importante: nadie puede criticar su decisión, ya que se esperaba, pero también ganó el silencio aprobador ante los nombres que proponga, de aquellos que pueden salir solo cuando el apuro marca el ritmo.

El círculo de su confianza está garantizado en sus sillones, seguramente quienes ocupen los vacíos, provengan de ese mismo lugar en que el vivía sus tiempos felices, su ciudad, sus amigos, conocidos y buena imagen, por encima de compromisos militantes o sectores internos, en definitiva, buscará en sus compañeros de ruta de la vida, aquellos que cuando capea el temporal, no se fijan en carreras políticas, sino en darle una mano al “amigo”.

Para el gobernador es imprescindible que su gestión, esté donde esté ejerciendola, sea indiscutible a la hora de hablar de números claros, equilibrios permanentes y poca exposición que denote cambio de vida, costumbres y billeteras gordas.

Si no obstante, algún acompañante de turno no cumple con las premisas, no pasará de algún “efecto aislado no deseado”, pero de ninguna manera que llegue a ser una mancha que lo tape.

Ese mismo andar cansino lo llevó a tener funcionarios “heredados” de una gestión desvastada por corrupción e ineptitud, pero el sabe que en el fondo, la mayoría termina diciendo “pobre Gustavo, es buen tipo, no podía hacer todo, ahora está mas libre”, algo que a no muchos políticos les gusta como perfil, pero el nada en esas aguas que van entre la compasión y el perdón por tanto andar cansino programado.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑