EDITORIAL

Published on abril 13th, 2018 | by concordia7

0

AUMENTO DE LA TARIFA DE LUZ: DE LISTAS, RECLAMOS Y POLÍTICA DEL TERO

Desde que se inició el proceso de ajuste de tarifas eléctricas, distintos sectores oxilaron entre desconocer la responsabilidad propia, cargarla en otras espaldas o sacar redito político de una medida pesimamente implementada(J.M.H.)

Una reunión de la “Asamblea en Defensa de los Derechos Ciudadanos”, forma parte, consciente o inconscientemente, de esta lógica.
Si se sigue la cronología de los hechos en este tema, se verán cuestiones que confirman esta visión.
Todo comenzó con un gobierno nacional anunciando aumentos que golpeaban fuertemente el bolsillo de muchos sectores asalariados, podrán decir que era imprescindible ajustar porque se iba al colapso, puede ser, pero las formas de evitar ese colapso, causó un terremoto.
La provincia ya tenía un precio de venta de energía que triplicaba al precio que compraba y en vez de achicar márgenes de ganancias, seguía trasladando aumentos en forma automática a los consumidores.
El resultado de esta política de tarifas, tanto nacional como provincial, decantó en protestas de distintos sectores sociales, protestas que, vía trabajo en las sombras de sectores políticos diversos, terminan responsabilizando de dichos aumentos a la cooperativa eléctrica local, en el caso de Concordia, a municipios de CAMBIEMOS, cuando el que suministra es EPRE-ENERSA, u otras cooperativas locales. lo que popularmente se conoce como “política del tero”, en aquello de pegar el grito en un lado y poner los huevos en otro lado para distraer el fondo de las cosas. También se podría decir que optaron por “matar al cartero” porque era el que golpeaba a sus puertas trayendo malas noticias.
En el caso Concordia, la cooperativa local soportó presentaciones judiciales varias que, por rápida reacción cooperativista, se desactivaron rápidamente al actuar en todos los frentes simultáneamente. La justicia le dio razones y logró clarificar como y donde se generaban los aumentos de luz.
La “Asamblea en Defensa de los Derechos Ciudadanos”, una vez que quedó en evidencia el error del como y a quien protestaba, trata de reencauzar el debate hacia como atemperar o lograr bajar tarifas, en ese escenario se comienza a convocar a distintos sectores a reuniones para debatir la problemática. Mientras, y en forma paralela, se comienza a plantear la construcción de grupos a fin de ir por la conducción de la cooperativa.
El hecho quedó evidenciado con la presentación de una nota pidiendo modificaciones del estatuto cooperativo, en donde no llama la atención reclamos por pautas de votación que muchos de los firmantes apoyaron e impulsaron en su momento, sino lo variopinto de las firmas que se presentan, firmas que representan sectores enfrentados, que se descalifican entre ellos mismos.
Cuesta mucho encontrar puntos de unión entre firmas que representan a sectores como un PJ-kirchnerista, un espacio de “centro-izquierda” reconvertido vía cargos y mimetizaciones varias, a lo mas conservador del PJ, o alguno que otro representante del PRO local, unido a los anteriores. La frutilla del postre es la firma de algún radical funcionario en dependencia provincial en representación de CAMBIEMOS, al cual se lo escuchó muchas veces despotricar y descalificando a los hoy compañeros de firma en una nota sin aparente trascendencia pero que deja un mensaje: “NO NOS UNE EL AMOR, SINO EL ESPANTO”, el espanto de quedar definitivamente afuera de todo por propia impericia y vaivenes políticos partidarios.
De otra forma no se entiende semejante mezcla de ideas, principios, etc, etc, patentizados en firmas de puño y letra.
El “NANO” SERRAT, siempre dice en su canción: “no es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”.
Anoche, cuando había que discutir por aumento de tarifas, la cooperativa eléctrica, siendo que no es responsable de esas medidas, teniendo una instancia judicial aún pendiente con alguno de los presentes, dijo acá estamos, dispuesta a realizar su aporte.
Aquellos que son los protagonistas centrales, diputados, senadores, concejales, ENERSA, EPRE, representantes del gobierno nacional, brillaron por su ausencia, parece que el interés por la tarifa para ellos no es tanto. O por lo menos es mucho menor que, acaso, armar listas entre sectores que ni se miran, pero que les permite soñar con volver, aunque sea con la frente marchita.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑