PROVINCIAL no image

Published on octubre 16th, 2018 | by concordia7

0

ALLANARON LA CASA DE CANOSA EN LA CAUSA POR ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO

Efectivos de Policía provincial realizaron hoy un allanamiento en la vivienda del ex presidente de Sidecreer, J. J. Canosa, y su esposa, P. Montefiori, en el marco de una investigación en la que se encuentran imputados por supuesto enriquecimiento ilícito.

Los efectivos se presentaron en la imponente vivienda ubicada en calle Julián Obaid 1583, en la zona de la Toma Vieja, donde vive la pareja, acompañados por una tasadora del Poder Judicial y provistos de una orden para constatar el estado general del inmueble, como así también determinar los bienes muebles que ambientan la casa, a fin de establecer el valor general y, entonces, avanzar en el descubrimiento de lo que pudiere formar parte del incremento patrimonial injustificado atribuido al matrimonio.
El procedimiento había sido autorizado por la jueza de Garantías Marina Barbagelata, a pedido de los fiscales Juan Francisco Malvasio y Santiago Brugo, que tienen a su cargo la investigación por presunto enriquecimiento ilícito.

La investigación se inició a partir de una denuncia promovida en diciembre de 2016 por el senador radical Raymundo Kisser, a la que luego se sumaron diputados de Cambiemos con otra presentación en la que aseguraron que Canosa “disfruta viajar mucho a lugares caros y lujosos. Veraneó en Buzios, en el Conrad de Punta del Este, en los centros de esquí de Las Leñas y Ushuaia, en compañía de su esposa, sus dos hijas y una niñera, todo en avión, en hoteles cómodos y lujosos o con todo incluido”.

Los legisladores también expusieron sus sospechas sobre ciertos acuerdos que habría realizado Canosa con mutuales y financieras mientras fue presidente de Sidecreer, entre 2007 y 2015. Decían que “la entrada de las mutuales, las contrataciones de servicios a cualquier precio y el despilfarro convirtieron un imperio en una catástrofe económica, esta situación fue advertida en informes llegados a distintos despachos e informes periodísticos”.

De las primeras indagaciones que hicieron los fiscales surgieron algunas inconsistencias en el patrimonio del ex presidente de Sidecreer. Para empezar, se detectaron inversiones por 920 mil pesos y 100 mil dólares que el ex funcionario habría realizado en la Mutual 10 de Abril, una inversión similar por una suma de entre 300 mil y 400 mil pesos en la Asociación Mutual del Personal del Club Atlético Pilar (Amcap) y la adquisición de cuatro lotes de 1.424 metros cuadrados en el complejo turístico Interlagos, en María Grande. Lo llamativo es que ninguna de estas operaciones estaba consignada en su declaración jurada.

Ante esa situación, los fiscales decidieron ampliar la investigación e imputar también a su esposa, la ex defensora pública Paula Montefiori, que hace unos meses designó a Guillermo Vartorelli como su abogado defensor.

Antes habían solicitado al contador general del Poder Judicial que les remitiera las declaraciones juradas que hubiera presentado Paula Montefiori mientras se desempeñó como defensora pública, entre septiembre de 2014 y abril de 2017, cuando fue eyectada del cargo. La medida fue primero rechazada por el alto cuerpo, que indicó a los fiscales que debían solicitarla a través de un juez, y luego por la jueza Paola Firpo, que consideró en ese momento que no había elementos suficientes para hacer lugar al pedido.

Como se dijo, Canosa y Montefiori están imputados por enriquecimiento ilícito, un delito que castiga al funcionario público que “al ser debidamente requerido no justificare la procedencia de un enriquecimiento patrimonial apreciable suyo o de persona interpuesta para disimularlo”, por lo tanto, la investigación se extiende usualmente al grupo familiar en su conjunto. Ahora bien, la novedad producida este martes hace presumir que en breve ambos podrían ser citados a declarar como imputados.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑