ALEJANDRINA MUCHA MADRE, ELIGIÓ ENCONTRARSE CON “TITO”

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/alejandrina-mucha-madre-eligio-encontrarse-con-tito/
Twitter

Alejandrina Laffitte de Maschio, a los 92 años, una vez más fue en busca de su hijo Tito, ya tranquila con la vuelta a “casa” de uno de sus hijos y hermano del querido Eduardo “Chiche” Maschio, ahora se tomó el viaje del reencuentro para tanta charla pendiente aún. (J.M.H.)

Alejandrina, esa madre de la Plaza que todos vamos a extrañar, esa luchadora con mas de 40 años de búsqueda, esa misma madre que predicó desde el ejemplo de la dignidad ante tanto fascista con charreteras, la misma madre para que su hijo aparezca, para que su hermano siga la posta, para que sus nietos tomen el ejemplo, esa misma madre dijo hasta acá, ya es suficiente, es tiempo del descanso, ese que se gana por la satisfacción del deber cumplido ante tanto atropello de un estado asesino.

Nadie como Alejandrina para simplemente comunicar desde la austeridad de los gestos, de pocas palabras, solo le bastaba un quiebre con la comisura de los labios para saber en su entorno lo que pensaba con optimismo o analizaba con pesimismo

Su cuerpo fue, como tantas veces que lo expuso ante la fuerza bruta, el mismo que se encargaba de administrar el movimiento perfecto hacia la comunicación mas poderosa que mil palabras.

Alejandrina fue fiel con sus compañeras de ruta, las mismas madres, con los mismos dramas, en la misma ciudad y ante tanta indiferencia inicial, fue quien mantuvo siempre esa luz de esperanza de que cada vez que tocaban la puerta, ella atendía en persona, esperando que “Tito” aparezca sonriente para darle un abrazo.

Alejandrina estuvo siempre presente, aún en los peores momentos de salud, personales y también políticos, en esa plaza que ella llenaba mas allá del número circunstancial de los presentes, en ese reloj de sol, bajo esa glorieta que la cobijaba cuando las madres querían hacer sentir la necesidad de justicia.

Fue su lucha, junto con el acompañamiento incondicional de “Chiche” su otro hijo, la que talló a fuego en muchos que veníamos detrás, la necesidad de pararnos en nuestros principios, en nuestra dignidad, para decir basta, para decir NUNCA MÁS.

Como dice la canción…”porque no es lo mismo vivir…que honrar la vida”, y vaya que Alejandrina lo hizo.

Una madre de la plaza, una madre con su lucha, una madre de todas las madres, vaya tranquila Alejandrina, acá queda la memoria, queda “Chiche”, queda dignidad y queda parte de una sociedad que sabe, merced a usted, que no pasarán, que ante tanto fascismo desembozado del pasado, con mucha réplica en disfraces democráticos, alcanza y sobra con su ejemplo para pararse y decirles, RECUERDEN QUE SOMOS HIJOS DE ALEJANDRINA, ELLA NO NOS DEJA RETROCEDER, ELLA ES NUESTRA BANDERA.

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/alejandrina-mucha-madre-eligio-encontrarse-con-tito/
Twitter