ECONOMIA

Published on febrero 26th, 2018 | by concordia7

0

AEROLÍNEAS PLANEA UNA OPERACIÓN DE US$ 1.000 MILLONES PARA RENOVAR SU FLOTA

LPO-Buscan cambiar los 26 Embraer por aeronaves con mayor cantidad de plazas para atender la mayor demanda.

Aerolíneas Argentinas-Austral recibió la autorización para renovar los 26 aviones de la flota de Austral. Se trata de una operación por 1.000 millones de dólares con los que la aerolínea de bandera buscar reducir los costos por pasajero y ampliar la capacidad de transporte de pasajeros para atender el crecimiento del mercado aéreo.

El objetivo de Mario Dell’Acqua, presidente de la compañía, es cambiar cada uno de los Embraer E-190, de 94 asientos, por aviones más grandes, pero con menores costos por pasajero para poder mejorar el resultado operativo. Es exactamente lo mismo que hizo, en una primera etapa, con la adquisición de los cinco Boeing 737 Max para Aerolíneas Argentinas aviones cuyos motores consumen 20% más que los Embraer, pero con 80 plazas más por aeronave, permite reducir en un tercio el costo de combustible por pasajero.

Es que los motores de los Embraer tienen tecnología de la década del ’80 y, aunque son relativamente nuevos, no son los más eficientes en términos de consumo energético.

En este segundo paso, la operación consiste en llamar a licitación a las cuatro grandes fabricantes mundiales de aviones -Embraer, Bombardier, Airbus y Boeing- para que postulen sus mejores ofertas por la renovación de la totalidad de la flota de Austral. De esta manera, Dell’Acqua evitaría tener que afrontar gastos de capacitación en múltiplos tipos de aeronaves para su personal, algo que los pilotos habían criticado con la compra de los Boeing 737 Max.

El proceso licitatorio debería estar terminado a mitad de año, según confiaron a LPO desde la compañía. Y para fin de año, el objetivo es contar con al menos 12 aviones nuevos.

La dificultad para la renovación total de la flota es que Aerolíneas-Austral necesita colocar los 26 Embraer E-190 en parte de pago. Esto, aunque es factible, podría deprimir fuertemente el precio de este modelo de aeronaves en el mercado internacional. Para evitarlo, en la empresa evalúan que tendrán una mejor rentabilidad si ponen a la venta los aviones en etapas que si lo ponen a los 26 en venta a la misma vez.

En efecto, en el mercado cada uno de estos aviones rondan los 12 millones de dólares cuando por ellos se pagaron 34,9 millones de dólares.

Tres críticas se anticipan por esta decisión de la aerolínea de bandera. En primer lugar, que se deberán ampliar todas las pistas de aterrizaje del país en las que actualmente el largo es insuficiente para el arribo y despegue de aviones del porte de los Boeing Max. Y que, si bien el mercado de transporte aéreo de pasajeros viene creciendo, no todos los destinos de momento permiten sacar los aviones llenos. Aviones con mayores costos, pero sin todos los asientos vendidos no resultarían ventajosos.

De todos modos, para Dell’Acqua hay rutas en las que la ampliación de la capacidad de transporte de pasajeros se verá rápidamente cubierta, como ser Buenos Aires-Córdoba, y en las demás también se logrará porque el mercado está creciendo y la reducción de los costos operativo “es crítica”, confiaron a LPO.

El tercer cuestionamiento llegará de parte del bloque kirchnerista -quienes adquirieron las 26 aeronaves- porque la operación consiste en cambiar aviones que son propios de la empresa para adquirir nuevos mediante un proceso de leasing y asumir nuevos costos de capital sin antes terminar de cancelar los 360 millones de dólares adeudados al Banco Nacional de Desarrollo de Brasil.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑