ABORTO NO PUNIBLE Y LAS NOTICIAS FALSAS

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/aborto-no-punible-y-las-noticias-falsas/
Twitter

Dicen que no fue un aborto sino un parto prematuro a las 22 semanas. Eso también es otra mentira que vienen tratando de instaurar. El parto es parto desde las 24 semanas. (Stella Maris Manzano) (*)

Sabemos que esa sobrevida fue falsa. El feto nació muerto, por un lado, porque si no habría figurado que se lo internó. Nadie deja un feto 10 horas, tirado, o a un recién nacido. Se hace una internación en Neonatología, se lo pone en el respirador, intentando que viva. Quienes hacemos abortos no somos asesinos de bebés.

Si hubiera nacido vivo se le habría hecho un certificado de nacimiento, un número de documento, y se lo habría internado en Neonatología como corresponde.

En 10 años que llevo haciendo abortos legales, nunca vi nacer un feto vivo. Este feto tenía 22 semanas y sabemos que, por lo tanto, el peso debía rondar entre 300 y 400 gramos. Nunca nadie ha visto un recién nacido vivo que haya pesado 300 o 350 gramos al nacer.

Por otra parte, sabemos que la viabilidad, o sea la posibilidad de vivir fuera del útero de la madre, recién se adquiere a las 24 semanas, y eso lo hablamos incluso en Europa: el aborto es legal en Inglaterra hasta las 24 semanas; en Francia y Bélgica hay orden de no reanimar recién nacidos menores a 24 semanas porque se sabe que no sobreviven. A las 23 dicen que alguno que otro sobrevivió con graves, gravísimas secuelas: sin capacidad de valerse por sus propios medios ni de tragar, caminar, de hablar, entonces en Bélgica por ejemplo hay órdenes de no reanimar fetos por debajo de 24 semanas.

Nosotros reanimamos e internamos, lo que nunca hemos visto es uno solo que viva.

Creo que son maniobras muy feas porque ponen el foco en el feto para que no pensemos en la pobre niñita que fue abusada, que podía morir en un parto. Una niña que ayer recuperó su vida, ayer recuperó su libertad, ayer tuvo un poco de justicia. Porque si uno piensa lo que debe ser haber sido violada, ser forzada a parir, con el riesgo de morir en un parto… Porque los partos son cien veces más peligrosos que los abortos. Es mentira que se pueden salvar las dos vidas: la medicina hasta el día de hoy no ha logrado en ninguna parte del mundo impedir que las mujeres –a finales del embarazo– tengan hipertensión, hipertensión por daño renal o desprendimientos de placenta.

Me resulta siempre triste y doloroso escuchar que cada vez que respetamos los derechos de una niña se intentan estas cosas.

Cuando hice el aborto de la niñita del Fallo F.A.L –que era un embarazo de dieciocho semanas– también en el diario de la AICA (Agencia Informativa Católica Argentina) dijeron que había nacido vivo y que vivió varias horas. Pesó 180 gramos, que me cuenten cómo puede ser. Es imposible: los pulmones no están desarrollados. A las 26 semanas, que son los sobrevivientes, los bebés pesan 600 gramos. Ahí van a la incubadora y tienen muchísimas dificultades para sobrevivir. Un 20%, 30% de ellos muere. ¿Entonces, qué estamos hablando de que pueden vivir? Las 22 semanas son los cinco meses justos. ¿Dónde vemos hoy un parto de cinco meses?

Eso no existe.

Dicen que no fue un aborto sino un parto prematuro a las 22 semanas. Eso también es otra mentira que vienen tratando de instaurar. El parto es parto desde las 24 semanas. Y en nuestro país hay una ley que lo señala: la Ley de Anencefalia de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). Esta ley nace a partir de una mujer que pide abortar un feto anencefálico y la Corte Suprema de Justicia de la Nación le otorga el derecho entonces los legisladores sacan una ley diciendo que, como nuestro Código Penal no permite el aborto por malformaciones, iban a permitir en los casos de inviabilidad fetal que las mujeres terminaran el embarazo a las 24 semanas que es el parto más temprano posible. La Corte Suprema de Justicia no había dicho esto. Sí había dicho que en los casos de inviabilidad fetal nunca es un delito, se termine a la edad que se termine. Los antiderechos han dicho que parto es parto desde las 24 semanas. Aquí es donde quedan en evidencia cómo engañan porque siempre buscan que la mujer sufra. Si es inviable, tratan que llegue hasta las 24. Uno pregunta para qué hacerlas sufrir hasta las 24. Si es que pidió un aborto, ahí están viendo que a partir de las 22 era parto. Que se pongan de acuerdo ellos primero.

Respecto a la difusión de imágenes en los medios de comunicación, habría que denunciarlos si violaron un secreto médico, si dan datos que permitan identificar a una menor. Soy médica. Los fetos no son personas pero siempre muestran fotos, en realidad, de bebés recién nacidos muertos, nunca son de abortos.

Los antiderechos durante el debate se la pasaban diciendo que la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF por sus siglas en inglés), vende partes fetales. Es todo falso. En Estados Unidos hicieron circular un video falso, el autor fue condenado y tuvo que pagar una multa muy alta.

No vivió 10 horas, fue un aborto. Difundir información falsa es un delito que perjudica a todas las mujeres y niñas que precisan abortar.

(*) Stella Maris Manzano es médica especialista en Tocoginecología y Medicina Legal. Trabaja en el Hospital Zonal de Trelew (Chubut). Fue jefa de la división Ginecología y del Departamento de Área Externa y representante de la citada provincia, del Programa de Mejoramiento en la Calidad de Atención del Posaborto, del Ministerio de Salud de la Nación. Además es la profesional que concretó la práctica del aborto a la niña del Fallo F.A.L, violada por su padrastro.

Facebook
Follow by Email
Google+
http://concordia7.com/aborto-no-punible-y-las-noticias-falsas/
Twitter