SOCIEDAD no image

Published on junio 14th, 2018 | by concordia7

0

ABORTO LEGAL: MEDIA SANCIÓN PARA LA “OLA VERDE”

Con un radicalismo haciendo honor de su historia reformista, más el sorpresivo apoyo de los peronistas pampeanos se aprobó la ley del aborto. En un final cerrado, los tres diputados de Verna inclinaron la balanza. La despenalización sumó 129 votos a favor contra 125 en contra y una abstención.

El anuncio de los tres diputados del peronismo pampeano de que votarán a favor de la despenalización del aborto generó un vuelco inesperado sobre el final del debate y los pro aborto se ilusionaban con darle media sanción al proyecto.

“Junto a Melina Delú y Ariel Rauschenberger, los 3 diputados nacionales peronistas por La Pampa votaremos a FAVOR de la despenalización del aborto”, escribió a las 8 de la mañana el legislador Sergio Ziliotto.

A esa hora, todos los cálculos daban que la posición contraria a la ley se imponía por apenas dos votos, ya sin indecisos que dieran margen para dar vuelta la votación. Delú y Rauschenberger no habían dado señales en la previa pero eran contados entre los que rechazarían el proyecto.

Sergio Ziliotto
@ZiliottoSergio
Junto a Melina Delú y Ariel Rauschenberger, los 3 diputados nacionales peronistas por La Pampa votaremos a FAVOR de la despenalización del aborto.

El tuit de Ziliotto revolucionó un clima que en ese momento era de pesimismo entre los que apoyan la ley, que a esa hora estaban dos votos abajo y habían apelado a la estrategia de pedirle “un gesto” a la Casa Rosada para que intervenga ante el interbloque de Cambiemos y logre alguna ausencia o abstención de último momento.

Ya en el cierre del debate, mientras transcurrían los discursos de cierre y el resultado parecía definido, el macrista Gastón Roma (Tierra del Fuego) también avisó que votaría a favor, con lo que el conteo pasó a tener una diferencia de tres votos.

Cerca de las 7 de la mañana, varias de las impulsoras del proyecto improvisaron una conferencia de prensa en la que Victoria Donda le pidió a Mauricio Macri que “se despierte” y “ayude” a que la ley salga. Incluso la radical Brenda Austin opinó que “el Gobierno tiene que actuar”.

Durante la madrugada, varios de los considerados indecisos se terminaron volcando por el “no”, lo que parecía inclinar la balanza por el rechazo al proyecto. Ellos fueron el macrista Facundo Garretón, los peronistas formoseños Gustavo Fernández Patri e Inés Lotto, y el salteño Javier David (PJ).

En cambio, el fueguino Héctor “Tito” Stefani (PRO) pasó de indeciso a votar positivo, sumándose así a algunos radicales que se definieron a favor como el puntano José Riccardo. Lo mismo hizo Mirta Pastoriza, del Frente Cívico de Santiago del Estero, que se separó de sus compañeros y anunció que votaría a favor.

Referentes de peso en el radicalismo presionaron para aprobar la ley del aborto, consiguieron 6 votos en un par de días y pueden jactarse de haber torcido una historia que no venía fácil para los que portan pañuelo verde.

El principal operador fue Ricardo Gil Lavedra, que participó de las audiencias para defender la interrupción del embarazo al igual que su esposa, la escritora Claudia Piñeiro.

Pero no conforme con sentar postura, se sumó a un video junto a Ernesto Sanz y ambos se ocuparon de llamar a los diputados que estaban en contra para hacerlos recapacitar. La tarea en el bloque está a cargo de la cordobesa Brenda Austin, por lejos la más aplaudida en la sesión.

El ímpetu radical para conseguir la ley enfureció a los lobbys eclesiásticos que emparentaron tanto interés institucional en un interés del Gobierno para aprobar la ley o hasta en una vieja disputa de logias contra la Iglesia, que tuvo su primer capítulo con la ley de educación pública laica en el siglo 19.

Lo cierto es que los últimos logros radicales pueden ser decisivos en una pelea tan pareja, que hasta esta noche seguía con pronósticos inciertos y con punteos que arrojan un empate en 125 o 126 votos.

Nadie suma más que eso para su bando y la decisión final la tendrán los pocos indecisos que restan. Pasada la medianoche quedó uno menos: Mirta Pastoriza, del bloque de Santiago del Estero, se separó de sus cinco pares y votará a favor. Explicó, en un posteo, que el debate es la continuidad de la pelea por el divorcio y la patria potestad compartida que libró en su etapa alfonsinista.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑