PROVINCIAL no image

Published on octubre 11th, 2018 | by concordia7

0

El affaire que involucra a la Legislatura entrerriana y preocupa al poder político. -Daniel Enz-

La Legislatura entrerriana quedó en la mira judicial, tras la detención de varias personas vinculadas a diputados y senadores. Hay más de 350 contratos en observación, que equivalen a 10 millones de pesos mensuales, del período actual. Pero la justicia quiere ir más atrás; por lo menos a partir del 2007, para determinar manejos irregulares de dineros públicos. La causa provoca preocupación y zozobra en el poder político, como así también en determinados ámbitos judiciales.

Nadie pensó que la bomba iba a explotar de esa manera. Un humilde agente policial, haciendo adicionales en una sucursal del Banco de Entre Ríos, que un mediodía advierte que tres personas disponían de varias tarjetas de débito, con las cuales retiraban sumas de dinero importantes, en pleno mediodía, en la casilla de avenida Ramírez y Dupuy.

“Quizás debe ser un secuestro virtual, por el manejo de tarjetas que tienen”, fue la advertencia que hizo a sus superiores, en ese viernes 20 de septiembre, exactamente a las 13, tras lo cual se generó un operativo de uniformados, de personal de la División Delitos Económicos -dependiente de la Dirección de Investigaciones- que finalizó con la detención de los individuos, tras el pedido de localización de una camioneta Ford Ranger. Flavia Marcela Beckman, Esteban Ángel Alberto Scialocomo y María Victoria Álvarez fueron interceptados por agentes de la Policía, en la intersección de O’ Higgins y División Los Andes y se les encontraron varias tarjetas de débito, como así también importantes montos de dinero que habían retirado, de personas vinculadas a la Legislatura de Entre Ríos.

–¿A qué se debe todo este dinero que disponen? -preguntó uno de los oficiales.

Ninguno le supo responder. Fue allí donde se comunicaron de inmediato con el fiscal Ignacio Arramberri y éste dispuso el secuestro del dinero, las tarjetas de débito y el automóvil en que se trasladaban, además de la detención de los involucrados. Los tres tienen domicilio en Paraná y disponen de contratos en Diputados y el Senado de la provincia, como así también en el Senado de la Nación, en el despacho del senador nacional Pedro Guillermo Guastavino (PJ-Entre Ríos). Los tiene registrados desde principios de 2013.

Cuando se allanaron las viviendas de los tres, se encontraron con más sorpresas. Incluso, apareció una cuarta persona en escena, como Hugo Rubén Mena, pareja de Beckman, productor agropecuario y oriundo de Villaguay, aunque con varios años de residencia en la capital entrerriana. La joven Álvarez es hija de esta última y Scialocomo es yerno de la pareja. Mena, Beckman y Scialocomo quedaron detenidos en prisión; Álvarez, solamente se encuentra con domiciliaria.


About the Author



Comments are closed.

Back to Top ↑